¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
GDL
doPlay

RaiteGDL

La lucha por el transporte público

Luis Herrera y Jonathan Avila

La exigencia de un grupo de transportistas por incrementar el costo del pasaje sin modernizar el transporte público afectó a 20 mil usuarios ayer. Sin embargo, el Gobierno Estatal no cederá en sus demandas y alista sanciones


Mar 2, 2018

La demanda del incremento del pasaje en el transporte público provocó una confrontación entre autoridades del estado de Jalisco y transportistas que dejó un saldo de 20 mil usuarios afectados por falta de movilidad.

Ayer, alrededor de 200 unidades de 9 rutas pararon ayer labores en el centro de la capital para exigir al Gobierno estatal el alza de la tarifa del transporte público la cual es de 7 pesos. Los inconformes piden que sea de 9 o de 10 pesos.

Esta medida no ha podido llevarse a cabo debido a que los transportistas sólo han renovado las unidades y en algunos casos sólo se ha instalado el servicio de cámaras de vigilancia, sin que esto represente mejoras en el trato y las condiciones laborales de los choferes.

La apuesta del gobierno estatal es que los transportistas se sumen a la plataforma del Sitran, conocida como ruta empresa. Esta requiere de sistema de vigilancia, instalaciones incluyentes para personas discapacitadas y el cobro automático a través de tarjetas prepago que conecten con todos los que brinden este servicio.

“El adversario es un grupo de transportistas que se niega a cambiar. Nuestro adversario común, como sociedad, es un modelo de transporte obsoleto, anacrónico, rezagado e insostenible que algunos, por conveniencia personal, económica o política, pretenden que siga imperando y eso no lo voy a tolerar”, dijo ayer el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval.

El gobierno estatal busca que los transportistas se sumen a la plataforma del Sitran, conocida como ruta empresa, para ofrecer más seguridad y un mejor servicio al usuario

“Si no cambian, no habrá aumento. (Sólo) si mejoran y entran en el nuevo modelo, como los demás que ya lo hicieron. No es sencillo, pero estamos trabajando”, señaló.

Sin embargo la percepción que se tiene del actuar de los empresarios del transporte es su reacia oposición a que se regule la forma en la que se lleva a cabo el cobro y los beneficios económicos del servicio. Aunque Enrique Galván, líder transportista en paro, negó que exista oposición a la regulación del Sitran.

“Lo que estamos diciendo es que no queremos que nadie nos maneje el dinero”, respondió Enrique Galván, en entrevista con Canal 44.

Aunque el gobernador ya advirtió que “se les revocará de manera inmediata los permisos” y en los casos que así sea, las concesiones para no seguir siendo presionados por los empresarios.

No obstante, en su mensaje el Ejecutivo estatal también dijo que existe la posibilidad de que haya intenciones de llevar este proceso a la arena electoral, argumentando que podría existir interés por parte de “movimientos”.

“Sé muy bien que esta agenda no es susceptible de politizarse. Algunos actores hoy salen, de nueva cuenta, y estoy seguro que por intereses de movimientos y coyunturas políticas. Sé muy bien que muchos de ellos buscarán sacar ventaja de esta situación”, señaló Sandoval Díaz.

Esto lo señaló en el marco de la aspiración de Arnoldo Licea González por el distrito 20, con sede en Tonalá, bajo las siglas de Movimiento Ciudadano. Se trata de uno de los líderes transportistas que en los últimos meses ha hablado del “fracaso” en la ruta-empresa y que también se sumó al paro del transporte.

No obstante, ante la amenaza de los transportistas que hablaron de la posibilidad de sostener esta protesta hasta el lunes, el gobierno estatal advirtió el posible uso de la fuerza.

“Están en su derechos de manifestarse. Pero si alteran el orden, no hay paciencia. Voy a utilizar todo el peso del estado, de la ley, que como atribución tengo para mantener la armonía en contra de los irresponsables que siguen queriéndose beneficiar sin atender el servicio que nos exigen”, expresó Sandoval Díaz.

El modelo de la discordia

El modelo nuevo de transporte público que el Gobierno de Jalisco proyecta para el Área Metropolitana de Guadalajara es una de las líneas de acción de la actual administración con mayor rezago en su puesta en marcha. Sin embargo, su implementación está generando resistencias de los transportistas, como el reciente paro masivo.

El gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval Díaz, expuso el 8 de mayo de 2017 que el Sistema Integrado de Transporte (Sitran), su nombre oficial, estará compuesto por 18 rutas troncales, 45 rutas alimentadoras y 86 rutas complementarias que deberán cubrir toda la metrópoli.

Sin embargo el avance es mínimo. De las 149 rutas totales que compondrán al nuevo sistema “actualmente se encuentran en operación tres rutas bajo el nuevo esquema”, reconoció el secretario General de Gobierno, Roberto López Lara, ante legisladores locales el pasado 8 de febrero. De esas rutas sólo una es troncal.

Ese día, el Gobierno estatal informó que su meta era que la segunda etapa del Sitran, de mayo a octubre 2017, concretara en su operación nueve rutas troncales: Belisario DomínguezCalzada del Ejército; Américas; 18 de marzo–Tchaikovsky; Circunvalación; Mariano Otero-Pablo Valdez; López Mateos; Río Nilo– Guadalupe; Lázaro Cárdenas. Pero nada de eso se logró.

El objetivo es ambicioso al pretender reordenar dentro del Sitran las 224 rutas del transporte público existentes en la metrópoli, las cuales siguen basadas prácticamente en su totalidad en el modelo hombre-camión, con concesiones individualizadas y una cobertura deficiente de la ciudad, a la par de una alta concentración de sus derroteros sobre el Centro Histórico de Guadalajara.

En el Sitran, en cambio, lo que se busca es que la totalidad de las 149 rutas proyectadas operen como ruta-empresa, siendo cada una de estas una concesión que se oferta en licitación pública y que obliga a los actuales transportistas a asociarse entre sí para poder continuar con la prestación del servicio público bajo criterios homologados de operación.

Proyecto atrasado

En su quinto informe de Gobierno presentado el 1 de febrero de 2018, el gobernador Aristóteles Sandoval Díaz se comprometió a que “el modelo ruta-empresa se terminará este año en un 80 por ciento”. Y aunó que “la Secretaría de Movilidad deberá poner en operación al menos 10 rutas troncales y 20 complementarias bajo el formato ruta-empresa”.

Parte de la resistencia de los transportistas a migrar a la ruta-empresa, según lo ha expuesto la autoridad, es que ello implica la adopción de un sistema de prepago electrónico, lo que representa un mayor control sobre los ingresos económicos y ganancias reales de los concesionarios de este servicio público.

Los manifestantes rechazan que alguien más maneje sus ingresos

El titular de la Secretaría de Movilidad, Servando Sepúlveda Enríquez, dijo desde el miércoles pasado: “Existe la posibilidad de un paro de servicio de transporte por algunos grupos de subrogados que se oponen a la Ruta Empresa en forma sistemática (…) Durante meses hemos tratado de una u otra forma atenderlos y convencerlos de que el camino único de avanzar es #SITRAN”.

Comentarios