¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
CDMX
imagen principal

MultihomicidioNarvarte

La lucha por la disculpa pública por caso Narvarte

Montserrat Sánchez

A cuatro años del multihomicidio en la colonia Narvarte éste no ha sido esclarecido, pero las familias de las víctimas no pierden la esperanza de limpiar su memoria y que las autoridades capitalinas reconozcan sus errores en la investigación


Jul 31, 2019
Lectura 6 min
portada post

Cuatro años han pasado desde que privaron de la vida a cinco personas en la colonia Narvarte. Desde entonces, sus familias han luchado por obtener una disculpa pública para limpiar la memoria de las víctimas y, sobre todo, para que la autoridad capitalina reconozcan sus errores en la investigación.

El 31 de julio de 2015 fueron asesinados en la calle Luis Saviñón, número 1909, la modelo colombiana Mile Virginia Martín, la estudiante de belleza Yesenia Quiroz Alfaro, la defensora de derechos humanos Nadia Vera Pérez, la trabajadora doméstica Alejandra Negrete y el fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril.

Patricia Espinosa, hermana de Rubén, se ha mantenido en pie de lucha a lo largo de estos años. Ahora, lo único que busca es que no haya impunidad en el multihomicidio.

Nos ofrecieron la disculpa pública para marzo de este año pero no nos hacía ningún sentido, no entendíamos la prisa. La queríamos para este aniversario pero como no vimos avance en la investigación ni en la reparación dijimos que no la íbamos a aceptar

- Patricia Espinosa

Hermana del fotoperiodista Rubén Espinosa

Indira Alfaro exige la disculpa para poder retractar las declaraciones de las autoridades que en un primer momento dijeron que su hija Yesenia de 18 años era sexoservidora.

“Dijeron cosas de mi hija que nos lastimaron, incluso todavía hay repercusiones, hasta hubo problemas con la familia”, relata Indira.

Ahora, ante la nueva administración del gobierno capitalino, los familiares siguen denunciando las irregularidades que hubo en el caso del multihomicidio en la Narvarte.

Piezas faltantes del caso Narvarte

“Todavía no sabemos por qué los mataron, me han negado mi derecho a la verdad y a la justicia”, dice Mirtha Luz, madre de la activista Nadia Vera.

Para los familiares de Nadia y Rubén representa una injusticia que no se haya abierto una línea de investigación del caso Narvarte que tomara en cuenta la defensa de derechos humanos y el fotoperiodismo que ejercían respectivamente. Aseguran que la versión oficial de las autoridades de robo a casa habitación no es la verdadera razón.

De acuerdo con Luis Knapp, coordinador legal del programa de protección y defensa de la organización Artículo 19, las autoridades entorpecieron la investigación desde el primer día.

Carta para Rubèn Espinosa y Nadia Vera 

“No se preservó el lugar de los hechos, hicieron dos inspecciones pero solo en la segunda se levantó una constancia de varios objetos que no estaban en la primera y casualmente tenían que ver con cuestiones de droga. Es decir, estos objetos contribuyeron a robustecer la hipótesis oficial de la Procuraduría para decir que era un robo y que las víctimas tenían droga” sostiene Knapp.

Hasta el momento hay tres procesados por el multihomicidio: el expolicía capitalino Abraham Torres, quien tiene una sentencia de 315 años; y César Omar Martínez y Daniel Pacheco, quienes esperan la resolución de sus juicios de amparo.

Otra de las fallas que se presentó en las investigaciones y la cual afectó en primer momento a los familiares fue la filtración de información.

Patricia recuerda bien ese 31 de julio. La hermana mayor del fotoperiodista estaba en la playa, pero siempre estaba preocupada por Rubén, ya que él le había confesado que debido a la situación de Veracruz y a las agresiones de las que había sido víctima estaba autoexiliado en la Ciudad de México.

“Ha sido la peor noche de mi vida. Cuando mi hermana me dice que no puede localizarlo y que va a buscarlo con un amigo me empecé a preocupar. Decidí regresarme, ya estaba en la estación esperando cuando mi hermana me vuelve a llamar y me dice que nuestra hermano ya estaba muerto, me dijo ‘ya no corras, ya lo asesinaron’, se me vino el mundo encima” relata Patricia.

Para la hermana del fotoperiodista el trayecto de regreso a casa fue eterno, le urgía llegar con sus padres para darles la noticia pero se le habían adelantado algunos medios de comunicación que habían publicado videos y fotos del homicidio en la colonia Narvarte.

Dos años después, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) emitió la Recomendación 4/2017 donde denunció la omisión de investigar con la debida diligencia y perspectiva de género los feminicidios de las cuatro víctimas, además de la violación a los derechos humanos de debido proceso, a la verdad y acceso a la justicia, a la integridad personal en relación con la memoria, la honra y la dignidad, y el de acceso a las mujeres a una vida libre de violencia.

Carta para Andrés Manuel López Obrador

Los familiares no han sido indemnizados y la Procuraduría de la Ciudad de México no ha cumplido con la recomendación 4/2017 que emitió la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal

Con base en declaraciones de Knapp, los familiares no han recibido indemnización tal y como lo indica la recomendación, ya que la Procuraduría ha hecho propuestas que no ayudan con la reparación y agregó que ésta se aceptará hasta que los representantes y las familias estén de acuerdo con lo que se ofrece.

Mientras llega la justicia, los familiares se aferran a los recuerdos. Como una joven valiente que siempre denunciaba las injusticias y como una fan de la música de Joaquín Sabina recuerda Mirtha Luz a Nadia. “Mi hija aspiraba a tener un mundo más solidario como ella. Nadia estaba en Veracruz porque se fue a estudiar antropología, estando allá comenzó a denunciar lo que pasaba con los desaparecidos, los asesinatos de periodistas”.

Patricia recuerda a su hermano Rubén como un joven rebelde pero muy amado por todos los que lo conocían. Afirma que la reparación integral va muy lenta y lamenta que a cuatro años las familias no hayan recibido apoyo psicológico.

“Con la actual administración han ofrecido darlo, pero quieren forzosamente que sea con dependencias de gobierno y no queremos, porque fue el gobierno quien nos dio malos tratos, nos hizo pasar por la revictimización. Queremos que sea externo pero no lo aceptan”.

Los familiares esperan dialogar con la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, ya que aseguran no la han visto en las reuniones sostenidas con las autoridades.

Para Knapp, la situación es clara: mientras no hay voluntad de la Procuraduría de hacer su trabajo no se llegará a nada, aún cuando se reúnan con el propio presidente. “Lo que aquí exigimos es que hagan lo que no han hecho en cuatro años”.

Te puede interesar: Caso Narvarte aún sin esclarecer: CDHDF

Comentarios