Esta delegación también está en la mira del nuevo partido Movimiento Regeneración Nacional


Desde el 2009 Iztapalapa es la causante de los más intensos jaloneos entre los grupos al interior del PRD

http://youtu.be/bBvOPMev8Pk

La contienda electoral del 2015 se centrará en Iztapalapa. Esta demarcación es la joya de la corona para todos los partidos políticos, en especial para el Partido de la Revolución Democrática y para Movimiento Regeneración Nacional.

 Y es que por sí sola, esta delegación concentra más de 2 millones y medio de votos, lo cual garantizará  para el partido ganador de las próximas elecciones, fuertes expectativas para el 2018.

Desde el 2009 Iztapalapa es la causante de los pleitos internos del sol azteca. En ese año se registró una batalla entre Marcelo Ebrard y René Bejarano contra René Arce y Víctor Hugo Círigo.

Los dos primeros, con ayuda de Andrés Manuel López Obrador, lograron sacar a los hermanos Arce de ese bastión a través de Rafael Acosta “Juanito”, quien después tuvo que ceder su lugar a Clara Brugada.  

En la jornada electoral del 2012 el acuerdo fue darle ese espacio al entonces jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, vía Jesús Valencia, quien actualmente gobierna el principal bastión perredista.

Pero de nuevo los grupos están divididos. En el Gobierno del Distrito Federal apoyan a la diputada local Dione Anguiano, y otro sector al diputado federal Carlos Augusto Morales.

A pesar de estar acotada, la corriente Izquierda Democrática Nacional, de René Bejarano, tiene presencia con otra legisladora federal, Aleida Alavez, quien en estos dos últimos años ha mantenido una cercanía con Valencia.

Mientras en el PRD se disputan quién será el encargado o encargada de retener la delegación, aparece un nuevo jugador: Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

El partido de nueva creación es del excandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, quien requiere de Iztapalapa para garantizar su registro para la elección del 2018.

Desde hace más de tres meses, este instituto político nombró una serie de delegados especiales en cada una de las 16 demarcaciones para promover la defensa del petróleo.

Sin embargo, para especialistas y políticos del PRD, esta es sólo una estrategia para posicionar a sus candidatos a jefes delegacionales sin incurrir en actos anticipados de precampaña.

Por Iztapalapa está Clara Brugada, quien de antemano ya había anunciado sus aspiraciones por volver a gobernar esa delegación; ella es una de las personas cercanas a López Obrador.

Incluso, las encuestas la colocan como una seria aspirante a ganar las elecciones del próximo 7 de junio, debido a la simpatía de las huestes del sol azteca con el también ex jefe de Gobierno.

Pero en el PRI, PAN y demás partidos habrá una atención especial a este bastión, ya que la disputa puede beneficiarlos con alguna de las 8 diputaciones locales y federales que tiene la delegación.

Principalmente en el tricolor, que contará con apoyo del PVEM y el Panal para apoyar el trabajo de Víctor Hugo Círigo y René Arce en los próximos meses; tema que Reporte Indigo ya publicó en ediciones anteriores.

Levantan la mano
Estas podrían ser las cartas fuertes de las diferentes tribus del PRD para contender por la jefatura delegacional en Iztapalapa:

Clara Brugada 
La también exprocuradora social fue la encargada de sacar a los hermanos René Arce y Víctor Hugo Círigo de Iztapalapa en el 2009. Fue elegida como la candidata del PRD a gobernar esa demarcación, pero de último momento le quitaron su registro.

Con el apoyo de  AMLO y de Rafael Acosta “Juanito” consiguió que la ALDF la nombrara delegada y confrontó a las tribus que avalaron su llegada.

Dione Anguiano 
Es diputada local por el PRD. En el pasado proceso interno de ese partido obtuvo la votación más alta de Consejeros Estatales en esa demarcación, consolidando su fuerza.

Su cercanía con el secretario de Gobierno, Héctor Serrano, la coloca como la principal carta de la administración mancerista para este proceso electoral, pero por esa misma razón su candidatura podría estar polarizada.

Carlos Augusto Morales
El diputado federal creció sustantivamente en los últimos dos años. Su grupo político está conformado por su hermano, Efraín Morales, y los legisladores locales Daniel Ordóñez y Esthela Damián.

También es cercano al secretario de Gobierno, y al tener una buena relación con las demás tribus, es un factor que podría destrabar las negociaciones internas del PRD.

Jesús Valencia 
El actual jefe delegacional jugará un papel transcendental en los comicios del año próximo debido a que puede inclinar la balanza a favor de cualquiera de los aspirantes a sucederlo.

Por su cercanía con Marcelo Ebrard podría apoyar a Clara Brugada a cambio de algunas diputaciones locales, pero también tiene ofertas para sumarse al Gobierno del Distrito Federal si acompaña a su candidato.

Víctor Hugo Círigo
Por más de 9 años tuvo, junto con René Arce, el control de Iztapalapa. Luego de que Marcelo Ebrard y AMLO los sacaron decidieron reagruparse con el PRI.

En los últimos meses generaron una alianza con el Partido Nueva Alianza, donde trabajarán para que el bloque de este partido, el PRI, PVEM y posiblemente el PAN, se apoderen de Iztapalapa.

Rafael Acosta ‘Juanito’
Fue el jefe delegacional en Iztapalapa durante dos meses gracias a que Andrés Manuel López Obrador hizo campaña a su favor para que posteriormente le pidiera dejar el cargo a Clara Brugada.

Este caso puso en evidencia la forma en que los políticos pueden acceder al poder, a pesar de que les pongan restricciones, y marcó una nueva división entre los grupos del PRD.

Aleida Álavez
La diputada federal es una de las cercanas a René Bejarano, quien tiene cerca del 30 por ciento de los votos del Consejo Estatal del PRD,  suficiente para negociar con los demás grupos.

En la elección del 2012 intentó obtener la candidatura a la jefatura en Iztapalapa, pero una negociación entre IDN y Marcelo Ebrad la llevó a la Cámara de Diputados y a conseguir otra curul para su marido en la ALDF.