El cuidado de las bacterias que viven en el intestino, llamadas microbiota intestinal, es muy importante para tener un sistema inmune resistente, con alimentos saludables.

“Tener una microbiota equilibrada es fundamental, y se puede fortalecer con el consumo de prebióticos y probióticos que se encuentran en verduras, frutas, fibras naturales o en alimentos como el yoghurt”, afirma la maestra Arianna Omaña.

Considera que hay que evitar el consumo de proteína en exceso, sobre todo la proveniente de productos cárnicos.

“No basar nuestra dieta en alimentos de origen animal, consumir alimentos que vengan de fermentados como son el requesón y el yogurt. Todos esos van a favorecer a que nuestra microbiota tenga un equilibrio”, explica.


Asegura que esta población bacteriana de nuestro organismo lo que va a hacer es darnos una protección justamente a esos medios externos que pueden ser patógenos, ya sean virus o bacterias

“Todos esos componentes lo que hacen es mantener un equilibrio y poder lograr un proceso no inflamatorio crónico, que es justamente lo que ocasiona la enfermedad COVID-19”, apunta Arianna Omaña.

En tanto, la doctora Ana Luisa González, expone que ante un posible contagio por COVID-19 es muy importante que el tema de la nutrición no se vea como un lujo.

“Una consulta con un nutriólogo era vista como un lujo para bajar, subir de peso o ganar masa muscular. Sin embargo, ahora estamos viendo que es una parte muy importante como prevención del coronavirus”, explica Ana Luisa González.

Un tip para mejorar la alimentación es seguir las reglas del llamado plato del bien comer.

“El plato del bien comer está establecido como guía alimentaria en México y sigue aplicando. Es preferible el consumo de verduras y frutas, hay que buscar lo que en algún momento se manejó como ‘5 al día’, tres porciones de verduras y dos porciones de fruta fresca. Las frutas frescas y las verduras tienen una serie de componentes: vitaminas, minerales, fitoquímicos que son necesarios y que nos pueden ayudar a combatir la infección”, explica el doctor Guillermo Arteaga Mac Kinney.

Alimentos: Grasas, no, omega 3, sí

Es muy importante la disminución del consumo de grasas y el incremento de alimentos que contengan Omega 3 para mejorar la resistencia de nuestro cuerpo ante el COVID-19, afirman expertos consultados por Reporte Índigo.

“Los alimentos de origen animal pueden incluirse, sin embargo, es importante no exagerar en el consumo de ellos y descartar todo lo que son productos industrializados y embutidos, comida rápida, que solamente aporta grasa”, afirma Ana Luisa González.

La experta de la Universidad Autónoma de Tamaulipas afirma que mantener una alimentación saludable va más allá de solamente comer frutas y verduras. Hay que cubrir las necesidades de vitaminas para que nuestro cuerpo funcione bien.


La alimentación tiene que ser lo más natural posible, actualmente hay muchas mezclas de productos y comida industrializada, pero es momento de optar por comidas más saludables

Ana Luisa González

Profesora de la Universidad Autónoma de Tamaulipas

Sobre el consumo de Omega 3, estos ácidos grasos se encuentran en los pescados, sobre todo de origen marino, aunque también está presente en algunos productos vegetales.

“Para el consumo de grasas, buscar los llamados ácidos grasos Omega 3, ya que se asocian con efectos antiinflamatorios y la COVID sabemos que produce esa respuesta en el cuerpo. Algunos de ellos se llaman interleucina, como la interleucina 6. Estos compuestos producen la inflamación, que es una de las causas de la problemática de la COVID”, explica el doctor Guillermo Arteaga Mac Kinney.

Se sabe que el consumo de ácidos grasos Omega 3 pueden ayudar ya que son anticoagulantes.

El experto comenta que los Omega 3 se pueden adquirir de pescados como atún, salmón y marlin; también en productos como la linaza, la chía y en menor medida en el aceite de canola.

También puedes leer: Nutrición, la mejor vacuna contra el COVID-19