Muhammad Abdul Jabbar, un grafitero marroquí de 21 años de edad, se enfrenta a la justicia mexicana tras de ser detenido por elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) después de rayar la fachada del Palacio de Bellas Artes.

Fue el pasado domingo cuando, cerca del mediodía, Jabbar decidió grabar la inscripción “IM MUHA” con pintura de aerosol roja.

Sin embargo, sus acciones fueron observadas por un guardia de seguridad de Bellas Artes, quien avisó a los elementos de la Policía Auxiliar que detuvieron al sujeto, quien todavía portaba la lata en las manos.

A través de sus redes sociales, la SSC informó acerca de la detención de un hombre de origen extranjero, quien realizó pintas en uno de los monumentos históricos más importantes del Centro de la Ciudad de México.

TE SUGERIMOS: Grafiti: el arte polémico

“Se detiene a quien dijo llamarse Muhammad Abdul Jabbar de 21 años, de nacionalidad marroquí, mismo que sostenía en la mano derecha una lata de aerosol color rojo, la cual utilizó para realizar rayones con la leyenda im muha”, informaron.

Muhammad Abdul Jabbar fue remitido a la Fiscalía General de la República por tratarse de un delito federal previsto en el artículo 52 de la Ley de Monumentos Históricos y Artísticos.

Debido a que el Palacio de Bellas Artes es un inmueble catalogado como Monumento Artístico, la dirección jurídica del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) interpuso la denuncia ante la FGR contra el grafitero.

El Centro Nacional de Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble (Cencropam) realizará el dictamen técnico de los daños al monumento y la FGR hará un peritaje adicional como parte del proceso de investigación.