¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

JusticiaParaElvia

La exigencia de una educación inclusiva para Elvia

Montserrat Sánchez

Una estudiante de nueve años con discapacidad lucha porque su primaria le garantice el acceso a la educación, la falta de accesibilidad y la omisión de las autoridades no le permiten llegar a su salón de clases


Oct 14, 2020
Lectura 6 min
portada post

Por no poder subir las escaleras que la llevan a su salón de clases a causa de una discapacidad, Elvia, de nueve años, sufrió discriminación.

Este miércoles, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) decidirá si atrae el amparo del caso de la niña, quien demandó a su escuela, ubicada en Mérida, Yucatán

De aceptarlo, la defensa de la menor señala que podría dejar un importante precedente sobre la accesibilidad y ajustes razonables en torno a instalaciones educativas para niños o personas con discapacidad.

Mientras cursaba el quinto grado de primaria, Elvia, a quien se le modificó el nombre para proteger su identidad, una niña de talla baja con dificultades de movilidad, emprendió una batalla legal contra la escuela en la que estudia para hacer valer su derecho de acceso a la educación sin poner en peligro su salud.

Miguel Anguas, integrante del equipo de abogados del caso, menciona que las personas con discapacidad están en constante lucha por la garantía de sus derechos debido a que se les deja de lado desde hace años.

“En México muchas veces se invisibiliza la existencia de ciertas discapacidades. Elvia vive con hipocondroplasia y genu varu, es decir, los huesos de su cuerpo que deberían ser largos son cortos y gruesos, además sus piernas están arqueadas, por ello es que cuando pasa a quinto año y su grupo está en un salón de la planta alta, ella, junto con su madre, pide que se le cambie de salón pues subir y bajar escaleras se le complica”, comenta.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), estipula que la discapacidad es un término general que abarca las deficiencias que afectan una estructura o función corporal, las limitaciones de la actividad para ejecutar tareas y las restricciones de la participación en situaciones vitales.

La última Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica, elaborada por el INEGI, revela que la población con discapacidad en México es de 7 millones 878 mil personas, de ese universo, la mitad (49.9 por ciento) son adultos mayores.

Autoridades omisas en caso de Elvia

El abogado apunta que, a pesar de que el personal médico subraya la importancia que Elvia evite subir escaleras por el dolor que le provoca en las rodillas, el director de la escuela primaria “Rodolfo Menéndez de la Peña”, Jorge Gamboa, hizo caso omiso de las recomendaciones.

Se demostró que la niña tiene problemas de movilidad, que subir escaleras le exige demasiado movimiento y le genera cansancio excesivo, la madre llevó cada dictamen médico y lo único que consiguió de la escuela y de la Unidad de Servicio de Apoyo a la Educación Regular (USAER) fue que Elvia tomara las clases en la biblioteca

- Miguel Anguas

Abogado defensor de Elvia

Por ello, el 26 de septiembre de 2019 Elvia y su mamá presentaron una demanda de amparo en contra de la USAER y la Secretaría de Educación del Estado de Yucatán (Segey) por violar su derecho a la no discriminación por razón de discapacidad.

Anguas explica que la decisión de las autoridades no era suficiente, pues si bien se evitaba que la menor hiciera un esfuerzo para llegar hasta su salón, el área no contaba con los elementos necesarios para su instrucción educativa.

“La niña dejó de subir escaleras luego de que se interpuso el amparo para promover su bienestar pero nos dimos cuenta que pese a que había un salón disponible el director y los maestros no lo toman y deciden llevarla a la biblioteca con un espacio reducido y sin el equipo educativo para tomar clases”, dice.

El abogado comenta que en noviembre de 2019 la Jueza del Cuarto Distrito emitió una sentencia en la cual ordenaba a la Secretaría de Educación y a la primaria un plan de infraestructura en el que se priorizara la existencia de salones inclusivos para los menores con discapacidad, así como la adaptación de cursos de capacitación para todo el personal docente.

“Pareció que a las autoridades no les gustó el dictamen de la jueza porque la Secretaría interpone un recurso de revisión bajo el argumento que el plantel contaba con las medidas necesarias para atender a la población con discapacidad, para ellos esas medidas eran solamente los lugares de estacionamiento con señalamiento y las rampas para sillas de ruedas”, detalla Anguas.

El defensor de Elvia resalta que cuando la Secretaría impugnó la sentencia, el Tribunal Colegiado hizo un recurso de revisión acompañado a la sentencia y se solicitó que se enviara el expediente a la SCJN.

7.9 millones de personas con discapacidad viven en el país, según INEGI

“La ministra Margarita Ríos Farjat fue quien aceptó tomar el expediente, sería muy valioso que la Suprema Corte apele a favor pues podría hacer una clara diferencia entre un diseño universal de infraestructura para incluir a personas con discapacidad y uno específico y que dependa de las necesidades de cada persona, que se puedan hacer ajustes razonables a las instalaciones cuando se les solicita”, declara.

Para el defensor, otra de las razones por las que sería importante que participe la SCJN es demostrar a la sociedad que la madre de Elvia no es una persona problemática, como se le ha tachado, sino que es una mujer que solo quiere hacer valer el derecho de su hija a tener una educación de calidad.

“Es importante la inclusión, se debe parar el hábito de dejar de lado a las personas con discapacidad, urge empezar a hacer un discurso con ellos y sobre ellos, lograr que estén cada vez más en el interés público y social”, finaliza.

También puedes leer: Sin planes educativos para las personas con discapacidad

Comentarios