¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
doPlay

ClimateStrike

La emergencia climática, la nueva lucha

Mariana Recamier

Organizaciones sociales exigen al gobierno de México que desarrolle políticas para frenar la crisis ambiental y que detenga algunos de sus megaproyectos como la refinería de Dos Bocas. Las asociaciones también realizarán protestas y foros durante una semana en el contexto de la Cumbre sobre la Acción Climática de Naciones Unidas


Sep 20, 2019

Para organizaciones civiles y algunos líderes mundiales, el tema más importante en la actualidad es la emergencia climática.

Ciudadanos y jefes de Estado consideran que se deben desarrollar políticas públicas para frenar la destrucción del planeta, no obstante, el gobierno mexicano camina hacia atrás en la lucha por preservar el espacio que comparten los humanos con el resto de los seres vivos.

Ante esta situación, Extinction Rebellion, Fridays For Future, The Interamerican Association for Environmental Defense (AIDA) y otras asociaciones que llevaron la lucha medioambiental a las portadas de los medios de comunicación, exigen al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) que detenga sus megaproyectos como la refinería de Dos Bocas, ya que representan grandes fuentes de contaminación para el país.

“En la llamada Cuarta Transformación (4T) tenemos un gravísimo retroceso en temas ambientales. La política energética es un contrasentido de lo que deberíamos estar haciendo y los megaproyectos son iniciativas extractivistas al servicio de las grandes corporaciones”, asegura Paco Ayala, coordinador nacional de Extinction Rebellion México.

Las representaciones mexicanas de la organización fundada por la activista sueca Greta Thunberg y del movimiento que paralizó Londres con su desobediencia civil solicitan que los funcionarios declaren emergencia climática en el país.

Pedimos declarar emergencia climática y todo lo que ello conlleva: decir la verdad, cuáles son los efectos del cambio climático, qué se puede hacer para cambiarlo y alinear las políticas públicas y los proyectos a esta situación

- Jorge Martínez Pérez Tejada

Integrante de la coordinación nacional de Fridays For Future México

Algunas de estas organizaciones también participan en la Cumbre sobre la Acción Climática de Naciones Unidas que se realizará el lunes 23 de septiembre en Nueva York y otros eventos afines que se desarrollarán la próxima semana en la Gran Manzana, Ciudad de México y el resto del Mundo.

La cumbre y las otras actividades tienen como objetivo pedir a los gobiernos que cumplan los compromisos que hicieron para reducir el calentamiento global como parte del Acuerdo de París firmado en 2015.

En este sentido, el secretario general de la ONU, António Guterres dijo a los líderes mundiales que acudan a la cumbre con planes concretos en lugar de grandes discursos.

Extinction Rebellion, Fridays For Future, AIDA y Amnistía Internacional también se suman a las protestas con actividades que realizarán del 20 al 27 de septiembre.

Las protestas, reforestaciones, rodadas y foros comienzan hoy viernes con una marcha que partirá del Ángel de la Independencia al Zócalo a las 13 horas para exigir al gobierno mexicano que declare una emergencia climática nacional.

Organizaciones sociales dedicadas al cuidado del medio ambiente en todo el mundo están pidiendo al gobierno mexicano declarar una emergencia climática en el país

Otra de las actividades importantes es un plantón este 20 de septiembre afuera de la conferencia matutina que realiza de lunes a viernes López Obrador en Palacio Nacional para mantener el alza de la temperatura promedio global por debajo de 1.5 grados centígrados.

También puedes leer: El mundo se derrite frente al cambio climático

Problema urgente

Extinction Rebellion, Fridays For Future Y AIDA tienen en común que perciben que el gobierno mexicano no toma con la debida importancia la crisis climática, al contrario, está implementando políticas que pueden dañar el planeta.

“Los dirigentes políticos de todos los partidos y los grandes empresarios internacionales siguen atendiendo la rentabilidad antes de preocuparse por el tema socioambiental”, opina Paco Ayala, coordinador nacional de Extinction Rebellion México.

A pesar de la urgencia a nivel mundial por atender el cambio climático, la actual administración encabezada por López Obrador está haciendo menos que en el pasado por tratar de solucionar esta crisis

En ese sentido, el también fundador de Huerto Roma Verde, señala la devastación en la península de Yucatán con el uso de monocultivos, el daño que provocan los menonitas con el uso de pesticidas, la contaminación en los manglares y la deforestación para plantar árboles frutales como ejemplos de los problemas medioambientales más graves en el país.

El coordinador nacional de Extinction Rebellion México, señala que el retroceso en las políticas públicas relacionadas con el medio ambiente son evidentes por la reducción en el presupuesto destinado a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

El Paquete Económico para el Ejercicio Fiscal 2020 prevé una disminución de 4.3 por ciento en el presupuesto de Semarnat. Para el próximo año se asignaron 29 mil 664 millones de pesos, en comparación con los 31 millones 20 mil pesos que se destinaron para 2019.

Jorge Martínez agrega que otro problema medioambiental que enfrenta México es que su gobierno no regula las principales fuentes de emisiones de gases de efecto invernadero: transporte, generación de energía, industria y ganado.

El país encabezado por López Obrador emitió 683 millones de toneladas de bióxido de carbono equivalente a gases efecto invernadero en 2015.

Este dato es resultado de la última actualización del Inventario Nacional de Emisiones de Gases y Compuestos de Efecto Invernadero (INEGYCEI).

Otro de los problemas que percibe el representante de Fridays For Future México es el estrés hídrico en el país.

Este fenómeno se da cuando la demanda de agua es más grande que la cantidad disponible durante un periodo determinado, o cuando su uso es restringido por su baja calidad.

El Instituto de Recursos Mundiales (WRI, por sus siglas en inglés) coloca a México en el lugar número 24 en el rango de alto estrés hídrico en un estudio donde fueron analizadas 164 naciones.

Astrid Puentes Riaño, codirectora ejecutiva de Interamerican Association for Environmental Defense (AIDA), también considera que México es uno de los países más vulnerables a la emergencia climática, pero el gobierno no atiende la problemática.

Nos preocupa que vemos varios pasos hacia atrás en la distribución de presupuesto para la atención de la crisis climática y un énfasis en la construcción de megaproyectos. Es como si la crisis climática no existiera

- Astrid Puentes Riaño

Codirectora de AIDA

Uno de los megaproyectos del Gobierno federal es la refinería de Dos Bocas, la iniciativa energética más importante del presente sexenio, sin embargo, el proyecto fue sancionado por la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) porque carece de Manifestación de Impacto Ambiental y el desmonte del terreno se dio sin los permisos de cambio de uso de suelo.

También puedes leer: OCDE advierte por megaproyectos de AMLO: deben ser congruentes en materia ambiental

¡Acción contra la emergencia climática ya!

Ante los diferentes problemas que presenta México relacionados con la crisis climática, las organizaciones de activistas exigen que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador tome acciones inmediatas.

Paco Ayala, coordinador nacional de Extinction Rebellion México, dice que el tiempo de negociación con los gobiernos se terminó y es momento de exigir que las autoridades digan la verdad sobre la situación climática y tomen acciones al respecto.

La crisis medioambiental no puede esperar más para que sea tomada en serio, por lo tanto, diversas organizaciones como Extinction Rebellion México están pidiendo a la administración actual implementar medias urgentes

“Nuestra primera exigencia es que digan la verdad. Queremos que el gobierno reconozca que hay una crisis climática de gran envergadura y que se tienen que hacer políticas públicas y tomar acciones drásticas para frenar a las empresas que contaminan”, explica el integrante de organización que comenzó sus protestas en Londres.

Jorge Martínez Pérez Tejada, miembro de la coordinación nacional de Fridays For Future México, añade que el movimiento internacional del que forma parte pide que el gobierno mexicano declare emergencia climática en el país.

Agrega que la organización también solicita que las autoridades mexicanas no inviertan más en infraestructura para la extracción, producción, tratamiento y distribución de combustibles fósiles, en específico que no se construya la refinería de Dos Bocas ni tampoco la termoeléctrica de la Huexca.

“Pedimos que no se tengan más oleoductos y detener la técnica de extracción conocida como fracking, así como quitar los subsidios a los combustibles fósiles”, añade el integrante del movimiento fundado por la activista de 16 años Greta Thunberg.

Fridays For Future México también pide que los funcionarios mexicanos generen un impuesto al carbono que sea justo y transparente para todos los mexicanos.

Astrid Puentes Riaño, codirectora ejecutiva de AIDA, añade que es importante escuchar tanto a los pueblos afectados por la crisis climática como a las comunidades indígenas y tener una visión a largo plazo sobre cómo atender la problemática medioambiental

“El gobierno de México necesita tener un plan de acción efectivo, comprometerse con el futuro y por ende con una transición energética que nos permita la cero emisión de carbono en 2050 y reducir al menos al 50 por ciento las emisiones en 2030”, detalla la maestra en derecho ambiental.

Además, los tres activistas comparten las mismas peticiones a los líderes que participarán el 23 de septiembre en la Cumbre sobre la Acción Climática de la ONU.

“Queremos que toda la retórica que han manejado muchos países se convierta en acciones y rutas concretas para mantener el alza de la temperatura debajo de 1.5 grados centígrados. Esa es la clave. Queremos metas mucho más ambiciosas que las actuales”, dice Martínez Pérez Tejada.

También puedes leer: Greta Thunberg: La sueca que alzó la voz

Una semana de protesta

El próximo 27 de septiembre las diversas organizaciones civiles marcharán para exigir acciones gubernamentales que frenen el cambio climático.

Algunos representantes de Fridays For Future México participan en las cumbres de Naciones Unidas relacionadas con la crisis internacional.

Diversas asociaciones civiles desarrollarán marchas, plantones, reforestaciones, limpiezas, foros, mesas de dialogo y rodadas en 60 ciudades mexicanas del 20 al 27 de septiembre para pedir al gobierno mexicano que declare una emergencia climática nacional

Los jóvenes activistas también asisitrán a las manifestaciones convocadas en Nueva York para protestar al lado de Greta Thunberg.

“Es para formar alianzas. Queremos traer el discurso internacional e incluirlo en la retórica, las acciones y políticas públicas que se hacen en México”, detalla Jorge Martínez Pérez Tejada, integrante de la coordinación nacional de Fridays For Future México.

Por otra parte, The Interamerican Association for Environmental Defense (AIDA), participó en la Cumbre de los Pueblos sobre el Clima, los Derechos y la Supervivencia Humana el 18 y 19 de septiembre en Nueva York.

Queremos que el gobierno reconozca que hay una crisis climática de gran envergadura y que se tienen que hacer políticas públicas y tomar acciones drásticas

- Paco Ayala

Coordinador nacional de Extinction Rebellion México

Este evento es el primero en su tipo y fue organizado por organizaciones líderes de la sociedad civil y la oficina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos con el objetivo de crear el movimiento más diverso jamás reunido para atender la crisis climática.

Astrid Puentes Riaño, codirectora ejecutiva de AIDA, comparte que más de 200 personas de diferentes países y comunidades indígenas se reunieron en este encuentro para solicitar políticas ambientales más ambiciosas a los líderes de los países y tener mejores resultados en la lucha contra la crisis climática.

Lejos de Nueva York, los integrantes de Fridays For Future México y otras asociaciones civiles desarrollarán marchas, plantones, reforestaciones, limpiezas, foros, mesas de dialogo y rodadas en 60 ciudades mexicanas del 20 al 27 de septiembre para pedir al gobierno mexicano que declare una emergencia climática nacional.

Las principales manifestaciones y marchas son el 20 y 27 de septiembre en la Ciudad de México.

Otra de las actividades importantes es el plantón que las organizaciones hacen hoy viernes en el Palacio Nacional para solicitar que el presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometa a mantener el alza de temperatura promedio por debajo de 1.5 grados centígrados

Amnistía Internacional México se sumará a la marcha que se realizará de manera simultánea en diferentes estados de la república y en varios países, hoy 20 de septiembre.

“Ante la crisis climática en el mundo y, en México en particular, es necesario replantear nuestra forma de ser y de estar en el planeta, de tal forma que podamos revertir los graves daños causados a la ecología”, dijo en un comunicado Tania Reneaum, directora ejecutiva de Amnistía Internacional México.

La llamada Global Strike for Climate Change también se efectuará hoy de manera simultánea en ciudades como Londres, Berlín, Río de Janeiro y Melbourne, entre otras.

También puedes leer: Defensores ambientales condenados a muerte

Comentarios