Los diputados suplentes del Congreso de Nuevo León son doble cara. Ahora que el propietario de la curul solicitó licencia rumbo a las elecciones del próximo 6 de junio, “brincaron” a otro partido político.

El órgano legislativo local cuenta con 42 diputados: 26 por el principio de mayoría relativa, es decir, que ganaron su cargo gracias a los votos de la ciudadanía; mientras que los 16 restantes son repartidos mediante el principio de representación proporcional.

En este periodo legislativo, el PRI se reforzó como la segunda fuerza política en el Congreso de Nuevo León, pues ya suma en total 11 legisladores. De ese total, tres son suplentes que pudieron integrarse a Movimiento Ciudadano (MC), el Partido del Trabajo (PT) y Morena.

Marco Antonio Decanini, suplente del aspirante a gobernar la alcaldía de Monterrey, Luis Donaldo Colosio, tomó protesta como diputado de MC el 1 de febrero. Pero el día 22 se integró al grupo parlamentario del PRI.

Colosio Riojas había ganado el Distrito Cuatro por mayoría relativa. De manera que Decanini no sólo traicionó al partido y a sus compañeros de bancada, sino a los 24 mil votos de la ciudadanía que apoyaron al proyecto legislativo emecista y no les dio explicaciones.

“Lamentamos que el diputado Decanini no haya tenido el valor civil y la responsabilidad institucional de expresar sus motivos, de responder a las preguntas de los medios de comunicación y de dar la cara a la ciudadanía que representa”, dice un comunicado de MC.

En pleno proceso electoral, Decanini recibió el respaldo del dirigente estatal priista, Heriberto Treviño; del coordinador Álvaro Ibarra; y de los integrantes del PRI en el Congreso local.

El ahora diputado Gerardo Govea Moctezuma tomó protesta en el Pleno y se integró de inmediato a la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) aunque la curul era de la bancada del Partido del Trabajo (PT). El legislador propietario era Zeferino Juárez Mata, petista que ganó su cargo por mayoría relativa en el Distrito 1 con cabecera en Monterrey pero en 2019 se unió al PRI. Sin embargo, falleció el 14 de febrero por complicaciones de COVID-19.

“Los últimos meses de su vida, decidió sumarse al proyecto legislativo del Partido Revolucionario Institucional, nuestro partido”, dijo el coordinador tricolor, Álvaro Ibarra, en el homenaje luctoso.

Francisco Javier Jara Cura, suplente de Marco González, se incorporó apenas este 1 de marzo al PRI. El diputado titular, Marco González, formaba parte del partido tricolor, pero en septiembre de 2018 se fue a la bancada de Morena.

En rueda de prensa, el coordinador del PRI, Álvaro Ibarra, le dio la bienvenida a su suplente, Jara Cura, quien entró como priista y no como morenista.

“Es digno de reconocer que, en estos tiempos de agitación política, el diputado Jara Cura hace valer su militancia priista y su lealtad al partido para sumarse a esta bancada y representar a los habitantes del Sur del estado que pertenecen al Distrito 26, el cual cabe recordar que ganó el PRI en los comicios del 2018”, pronunció el líder tricolor en el Congreso local.

Congelan iniciativa anti ‘chapulines’

Ante el “brinco” de diputados de bancada en bancada en esta Septuagésima Quinta Legislatura, la diputada Independiente Progresista, Claudia Tapia Castelo, propuso en 2019 una iniciativa para evitar el “chapulineo”.

El documento establece modificar el artículo 40 Bis de la Ley Orgánica del Poder Legislativo, pero hoy está congelada en la Comisión de Legislación del Congreso local, a cargo del panista Félix Rocha.

“Las y los diputados no podrán pertenecer a un Grupo Legislativo compuesto por diputados de un partido distinto al que los haya postulado en el proceso electoral. Los diputados que pertenezcan a un Grupo Legislativo de un partido político podrán dejar de formar parte de ese para pasar a integrar el Grupo Legislativo de Diputados independientes, o bien, permanecer como diputados sin partido”, dice la iniciativa.

Tapia Castelo señaló que las bancadas aprovechan las lagunas legales para aumentar el número de diputados que originalmente les corresponden por los votos obtenidos en las elecciones.


Ciertos grupos de esta legislatura intentan ganar a través de otros medios lo que no pudieron ganar en las urnas, convirtiendo las curules en auténtica mercancía disponible para el mejor postor y con esto obtener más presidencias de las Comisiones de Dictamen Legislativo, mayores posiciones en la Comisión de Coordinación y Régimen Interno e inclusive para tener la administración del Congreso

Claudia Tapia

Diputada Independiente

El PAN se mantuvo sin suplentes ‘chapulines’

La bancada del Partido Acción Nacional (PAN), a cargo de Carlos de la Fuente, logró evitar que sus 15 diputadas y diputados no “brincaran” a otro grupo legislativo.

Hasta el momento un total de cuatro diputados de la actual bancada han solicitado licencia. Los suplentes de los ahora exdiputados, Félix Rocha, Luis Susarrey, Marlene Bevenuti y Jesús Nava, se han quedado en el PAN.

Además, Acción Nacional no ha incluido a diputados de otros partidos en toda la legislatura. Los panistas han mantenido su proyecto legislativo, incluso ahora volvieron a tomar la Mesa Directiva del Congreso, pues Nancy Olguín se convirtió en la presidenta.

No obstante, el cambio de bancada fue una constante en esta Septuagésima Quinta Legislatura. El propio Zeferino Juárez Mata llegó por el PT y se cambió a la bancada del PRI; Esperanza Rodríguez, quien ganó el Distrito 20 por la coalición “Juntos Haremos Historia”, se fue al tricolor.

Asimismo, Arturo Bonifacio de la Garza pasó de pertenecer a Morena para unirse a MC. También la legisladora Tabita Ortiz, quien estaba en la bancada del Partido Encuentro Social (PES), pasó al partido naranja y ahora es la coordinadora.

Recientemente, la legisladora Mariela Zaldívar, quien estuvo dos legislaturas en MC, se cambió a Morena.

También puedes leer:Comisiones del Congreso de NL improductivas