Hay una nueva guerra que Monterrey no puede soslayar.

Y ningún regio puede negarse a presenciarla porque en lugar de balas, significa intereses económicos y ataques mediáticos en televisión.

Como las evidentes críticas televisivas a los espectáculos que organizan en Valle Oriente y por otro lado el cabildeo constante en el Ayuntamiento de San Pedro.

Acciones que son recurrentes en las últimas semanas y que incluso pasaron por encima de la transición de la administración municipal de Mauricio Fernández a la del alcalde Ugo Ruiz.

Y es que empresas del espectáculo que mandan en Nuevo León han abierto una campaña contra el surgimiento de un “jugador” de reciente aparición en la organización de eventos.

Los conciertos de Kinky, Molotov y Caifanes fueron celebrados en terrenos de Valle Oriente que pertenecen al Grupo Inmobiliario Monterrey, que además acapara público con Mainentrance en la plaza comercial San Agustín y con el show de Cavalia.

Y fueron esos espectáculos los que despertaron a los monstruos de la promoción y propietarios de los locales para organizar eventos de esa envergadura.

Grandes jugadores del espectáculo como TvAzteca y su Arena Monterrey, OCESA y su Auditorio Banamex, y quizás hasta Multimedios, que también incursiona en el showbusiness, pueden ver a este nuevo “jugador” en el medio del espectáculo como un competidor. 

Y es que es Valle Oriente está convertido en el último resquicio de tierra en San Pedro donde el desarrollo inmobiliario y el comercio son boyantes.

Pero ahora se suma un centro de entretenimiento.

De hecho, los conciertos fueron el ensayo para lo que viene.

Porque el mismo Grupo Inmobiliario Monterrey (GIM) es el nuevo “jugador” del espectáculo en esa zona y planea entrar al medio del showbusiness con una gran apuesta.

Los espectáculos ahí solamente sirvieron para establecer el punto de venta donde ahora GIM-Entertainment entrará a construir un pabellón para organizar shows y exposiciones de todo tipo.

Y es que hasta ahora los conciertos realmente no fueron organizados por este grupo, solamente rentó el terreno frente al Parque Diego Rivera.

En realidad Molotov, Kinky, Caifanes y el festival musical que viene, Pal Norte, fueron organizados por promotores como David Muñoz.

Pero a partir de 2013 los nuevos shows en el pabellón serán organizados por GIM-Entertainment, proyecto que está generando nerviosismo entre los demás competidores.

Por ello el ambiente de los promotores y de los propietarios de recintos para espectáculos ha creado una guerra de tensión y algunos ataques mediáticos contra el nuevo punto de venta para el show en Valle Oriente.

Como los constantes reportajes de crítica a esos conciertos por parte de Tv Azteca Noreste, que protege sus intereses porque tiene la Arena Monterrey en el Parque Fundidora, como su principal carta para competir en el espectáculo local.

Es también una disputa de plaza del show business para OCESA, que dentro de las mismas instalaciones del Parque Fundidora tiene el Auditorio Banamex.

Incluso, también es una competencia para la venta de boletos de OCESA a través de Ticketmaster, debido a que ya han surgido nuevos jugadores en la maquila y venta de boletos como Hot Ticket o Superboletos.

Y puede significar una competencia para Multimedios, que ya en algunos eventos buscó la zona de Marne, en Humberto Lobo, para organizar espectáculos.

Se trata de una competencia abierta por la incursión de Grupo Inmobiliario Monterrey en el espectáculo.

El nuevo “jugador”

El proyecto de GIM-Entertainment, de Eudelio Garza, es la construcción del pabellón en el mismo terreno donde se celebró el concierto de Caifanes el pasado 9 de noviembre en Valle Oriente.

Y para los competidores, sobre todo para la Arena Monterrey y el Auditorio Banamex, este nuevo punto de espectáculos significa una potencial pérdida de público.

Porque es San Pedro, donde según los estándares de inseguridad que son graves en toda en la ciudad, hay menos índice de delitos.

Entonces significa una fuerte competencia que podría iniciar operaciones en abril de 2013 con un espectáculo internacional.

Ahí, en el terreno ubicado en la calle Batallón de San Patricio, junto a la Torre Comercial América, GIM-Entertainment construirá una estructura metálica que sostendrá toldos.

El Pabellón estará sobre una planicie de concreto con una inclinación para que todos los asistentes puedan ver al frente el escenario.

Éste será una concha acústica para mejorar la ganancia de audio del espectáculo.

Pero también será un lugar que contará con unos 5 mil cajones de estacionamiento, solamente para un máximo de 7 mil asistentes.

Esto, porque GIM planea habilitar estacionamiento en todo el terreno de enfrente, que es donde actualmente está Cavalia, e incluso también los terrenos que están junto al Hospital Santa Engracia y que también son de esa empresa.

Este nuevo “jugador” en el mundo del espectáculo en Monterrey funcionará además como un promotor, no solamente como un recinto, o venue, para la organización de los eventos.

Así, todos los ojos de los competidores del espectáculo están sobre GIM-Entertainment, principalmente TvAzteca, que a través de sus noticieros ha montado una campaña para proteger sus intereses.