¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

82ConvenciónBancaria

La cumbre de los banqueros

Nayeli Meza y Viviana Bran

Hoy comienza la 82º edición de la Convención Bancaria, espacio donde se pondrán sobre la mesa los retos y oportunidades a los que se enfrenta el sector de cara a una nueva agenda económica financiera; además de que se discutirá cómo aumentar la inclusión financiera en México mediante el uso de tecnologías e inversiones millonarias


Mar 21, 2019
Lectura 12 min
portada post

Los banqueros llegan optimistas a su cita anual. La razón: el sector posee la suficiente solvencia para hacer frente a la nueva agenda económica financiera y encarar los embates a los que ha estado expuesto en los últimos meses.

El corazón de la 82º Convención Bancaria será el dialogo sobre cómo aumentar la inclusión financiera en México mediante el uso de tecnologías e inversiones millonarias.

Bajo el lema “Una visión de futuro”, los jugadores de la industria intercambiarán sus puntos de vista y debatirán sobre el camino que pueden trazar de la mano del Gobierno federal para impulsar al sector de banca múltiple, que en la actualidad está integrado por 50 instituciones en operación con activos que superan los nueve billones de pesos, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Los banqueros llegan a su encuentro más importante con buenos números. A pesar del moderado dinamismo experimentado en la actividad económica durante 2018, el crédito al sector privado creció, en tanto que la captación bancaria se desaceleró

El reporte ‘Situación Banca México’ correspondiente al primer trimestre de 2019, elaborado por BBVA Research, revela que durante 2018, el crédito vigente otorgado por la banca comercial al sector privado no financiero creció a una tasa anual real de 6.7 por ciento, cifra mayor a la tasa de 6.4 por ciento que se registró en 2017.

Por otro lado, la captación bancaria tradicional registró una tasa de crecimiento anual real de 4.8 por ciento, equivalente a 0.4 por ciento menor al promedio observado un año previo.

En la coyuntura de captación, los analistas de BBVA Research detallan en el análisis que los depósitos a plazo aceleraron su ritmo de expansión favorecidos por un entorno de mayores tasas de interés que hicieron más atractivo el ahorro en este tipo de instrumentos.

Fernando Sandoval, director ejecutivo de Instituciones Financieras en HR Ratings, considera que, aun cuando el estado de salud del sector es bueno, el reto que tiene de frente no es sencillo.

“La banca mexicana está a la altura del mercado internacional, cuenta con todos los estándares y tiene una sólida posición de solvencia, pero debe mejorar el tema de la inclusión y continuar con el desarrollo de un marco regulatorio de ciberseguridad más eficiente”, detalla el especialista

Los banqueros se enfrentan a importantes desafíos en temas de penetración del crédito entre los mexicanos, así como el desarrollo de infraestructura física y digital que limita su avance en territorio nacional.

HR Ratings de México estima que el sector nacional puede alcanzar un nivel similar al de América Latina (49 por ciento) en acceso al crédito apoyado de la inversión por 80 mil millones de pesos contemplada para los próximos años por la Asociación de Bancos de México (ABM), los cuales se pueden destinar a desarrollar tecnología y construcción de sucursales para incrementar la injerencia del crédito interno.

Otro de los desafíos es que se cumpla la meta del Programa de Impulso al Sector Financiero del Gobierno federal que es bancarizar al 68.4 por ciento del total de población adulta al cierre de este sexenio, favoreciendo así el ordenamiento de la economía.

La cifra es un poco ambiciosa al tomar en cuenta que aproximadamente 53 por ciento de los adultos en México no están bancarizados y sólo se cuenta con un sexenio para alcanzar la meta.

Frente a frente

A la convención, que se realizará el 21 y 22 de marzo en el puerto de Acapulco, Guerrero, se darán cita representantes del sector financiero nacional e internacional, y funcionarios del Gobierno federal encabezados por el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien dará un mensaje en la ceremonia de clausura.

Destaca que entre los invitados están los recientes llegados al gremio: Carlos Urzúa, secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP); Adalberto Palma, presidente de la CNBV, y Arturo Herrera, subsecretario de Hacienda.

La Convención Bancaria también se aprovechará para que el presidente de la ABM Marcos Martínez ceda el tradicional mazo de mando al nuevo líder: Luis Niño de Rivera, actual presidente del Consejo de Administración de Banco Azteca y empresario cercano a la Cuarta Transformación.

Fernando Sandoval manifiesta que este encuentro puede convertirse en el mejor escenario para que el presidente de México mande un mensaje a los banqueros sobre la ruta que se trazará y cómo ellos se pueden convertir en la pieza clave que moverá toda la maquinaria del crédito.

“Dentro de la convención sería ideal que se aterrizará cómo se van a delinear y vincular los programas de gobierno con la banca múltiple para crear un mismo frente a favor de todos los mexicanos. El plan de la nueva administración es favorable porque se está trabajando de una manera cercana y para que el sector se siga desarrollando se necesita de ambas partes”

La primera vez de AMLO

Uno de los temas que más atraerá la atención de la 82º Convención Bancaria es que recibirá por primera vez a un presidente de izquierda: Andrés Manuel López Obrador, quien es un fiel opositor del neoliberalismo, un modelo que se ha perpetuado durante décadas entre los banqueros.

Cuando el mandatario presentó el Programa de Impulso al Sector Financiero a inicios de este año, el panorama para la economía del país era aún incierto, pues como ejes principales de este plan promovió el crecimiento económico sin inflación y la utilización de la tecnología digital para hacer más accesible los servicios financieros.

Pero el futuro de esta iniciativa no tuvo una base sólida para los banqueros, pues consideraron que se necesitaba plantear una estrategia clara que garantizara una expansión del Producto Interno Bruto (PIB) y la inversión para desarrollar plataformas digitales que permitieran la evolución tecnológica del país.

A pesar de que el gobierno integró a la banca, los temores y la desconfianza de los inversionistas nacionales e internacionales aumentó por la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco y la iniciativa de eliminar varias comisiones bancarias que cobran las instituciones a sus tarjetahabientes.

Alejandro Vera, asesor independiente certificado por la CNBV, asegura que el principal reto al que se enfrenta el gobierno con la banca es que debe ganarse su confianza, ya que las medidas que tomó al presentar el programa financiero no fueron las más adecuadas y generaron incertidumbre entre los inversionistas.

“En los últimos 10 años la banca no ha crecido al ritmo que demanda el país, se necesita trabajar en conjunto para crear herramientas que permitan el despegue del desarrollo económico. Si la economía mexicana no crece, las instituciones bancarias tampoco”, comenta el asesor.

La promesa de la Cuarta Transformación de alcanzar el 4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) al finalizar el sexenio, implicaría que la economía deberá tener un incremento de 0.7 por ciento de manera anual

Alejandro Vera plantea que otro de los temas que se debe resolver durante la reunión bancaria es la inclusión financiera con el uso de la tecnología para bancarizar a más mexicanos.

“Es trabajo en conjunto, el presidente debe ajustarse a las condiciones del mercado y debe generar certidumbre para crear acciones que contribuyan a la estabilización y mejora del país”, agrega.

El fantasma de la corrupción

En la reunión de los banqueros de este año hay una gran expectación con el tema de las comisiones a los servicios bancarios y la plataforma Cobro Digital (CoDi), que se presentará en la convención y que permitirá utilizar la tecnología disponible para hacer aún más accesibles los productos y servicios financieros al grueso de la población.

Aunque estos asuntos son importantes, Raymundo Tenorio, director de proyectos del Centro de Estudios Interdisciplinarios y Prospectiva (CEIP), hace énfasis en que los banqueros tampoco deben olvidar las polémicas que el sector ha vivido en los últimos años, pues esto permite no volver a caer en los mismos errores, sobre todo, en momentos en que el estandarte del gobierno es la transparencia.

La reunión de banqueros que se realizará el 21 y 22 de marzo en el puerto de Acapulco, Guerrero, puede ayudar al tabasqueño a recuperar parte de la confianza perdida de los inversionistas ante decisiones como la cancelación del NAIM

En 2012, un escándalo por lavado de dinero involucró a varias unidades del Grupo Financiero HSBC, incluida su filial en México.

La investigación derivó en una de las mayores multas impuestas por la CNBV a una institución financiera en el país: 379 millones de pesos y una disculpa que estuvo acompañada del compromiso de reparar el daño.

En Estados Unidos, el Senado aseguró que la entidad lavó dinero de grupos delictivos en México y en el mundo.

El principal reto al que se enfrenta el gobierno con la banca es que debe ganarse su confianza, ya que las medidas que tomó al presentar el programa financiero generaron incertidumbre

Aunque es el más memorable de los últimos años, el caso del banco con sede en Londres no es el único. En febrero de 2014, Citigroup dio a conocer que su filial en México había sido defraudada a través de Oceanografía por 500 millones de dólares.

“La confianza en la banca es muy importante, no sólo la que depositan sus clientes, también la de los gobiernos en los países donde operan, pues esto les permite mantener intacta su reputación y una sólida relación con las autoridades”, agrega Tenorio, quien también es profesor emérito del Tec de Monterrey.

El rostro desigual

Las comunidades indígenas de alta marginación en México han sido ignoradas por los grandes bancos durante años.

Millones de mexicanos en el país están excluidos del sistema financiero y los esfuerzos que se han hecho para integrarlos son insuficientes, ya que las zonas rurales muy rara vez cuentan con los espacios para acceder a un servicio bancario.

Hablar de plataformas digitales, servicios de ahorro y créditos suena sencillo si se trata de las grandes ciudades, pero no cuando se mira hacia las comunidades más desfavorecidas.

Muchas veces se piensa que los bancos son los únicos lugares donde se pueden realizar operaciones financieras, pero al margen de los reflectores existen otras instituciones que proporcionan servicios y productos financieros integrales e innovadores para el desarrollo social y la inclusión de las poblaciones rurales indígenas de alta marginación en México

Isabel Cruz, directora de la Asociación Mexicana de Uniones de Crédito del Sector Social (AMUCSS), asegura que uno de los factores que ayudará a la estabilización de la banca y el crecimiento del país, es la incorporación al sistema financiero de las personas que no tienen acceso a este tipo de servicios

“El reto para la banca es la inclusión de las comunidades más alejadas del país, sin embargo, que se resuelva este problema no depende sólo de ellos, también del gobierno. La inversión que juntos podrían destinar los bancos comerciales y las sociedades de crédito no alcanzarían”, lamenta Cruz.

El salto a la evolución digital que tiene que dar el país no es un acto sencillo,el sistema financiero se resiste a mirar hacia la situación de las comunidades rurales debido a que prioriza los retos que demandan las grandes ciudades

La directora de AMUCSS refiere que la penetración del crédito, población y desarrollo de infraestructura física y digital ha limitado el avance de las instituciones de crédito social en el país.

“Los servicios financieros tienen tecnologías muy básicas, para poder llegar a más personas es necesario que en principio se adapten a la plataforma de pagos mediante dispositivos móviles, utilizando la infraestructura del Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI)”.

Analistas coinciden en que las iniciativas económicas que esta planteando el presidente ante la situación digital actual exige al sistema financiero invertir más en tecnología y si la estrategia se realiza de manera correcta se podría alcanzar una convergencia digital de 92 por ciento de la población mexicana para el 2020.

Asimismo consideran que la propuesta de inversión que podría hacer el gobierno de 50 mil kilómetros de fibra óptica en todo el país sería una gran alternativa para que las plataformas digitales lleguen a las comunidades en donde difícilmente tendrían acceso a ellas.

Otra de las tecnologías que se debe implementar de manera efectiva al sector financiero es el CoDi, plataforma diseñada por el Banco de México y los bancos comerciales con la intención de utilizar al máximo las capacidades de los teléfonos inteligentes para realizar transacciones.

Entre los principales desafíos para la banca en el país está llegar a aquellas personas en las comunidades más desfavorecidas, tarea muy complicada de realizar debido a que las zonas rurales rara vez cuentan con los espacios para acceder a un servicio bancario

Isabel Cruz precisa que entre el gobierno y banca debe haber suficiente inversión para entrar en la Era digital.

“De alguna manera se tiene que aprovechar que 80 de la población ya cuenta con un teléfono inteligente, hace falta educación financiera y tecnológica para que los mexicanos también aprendan y puedan accesar a estas nuevas tecnologías”.


Notas relacionadas
Comentarios