En la terraza del complejo Grand Miramar, donde Edelmiro Sánchez Hernández suele hospedarse en Puerto Vallarta, el munícipe  Ramón Guerrero Martínez festejó su cumpleaños

https://www.youtube.com/watch?v=VAj4_YnZT8A&list=UUCCjc1piE1mIrhcE3ejENeA

Existen indicios y testigos de que el oscuro operador panista de Nuevo León y uno de los organizadores de la fiesta de los dipu-tables encontró posicionarse hasta la cúpula de una administración municipal, gracias a su trato directo con el presidente municipal de Puerto Vallarta.

Hay fuentes que lo han visto como un empleado, otras como operador directo, del alcalde Ramón Guerrero Martínez. 

Desde hace tiempo se habla de su presencia en el hotel Gran Miramar, en la parte alta de la zona de Conchas Chinas, a la que por cierto, se llega por la misma carretera que también te lleva Villa Balboa, la casa de la polémica fiesta de los dipu-tables. 

En la terraza del complejo donde Edelmiro Sánchez Hernández suele hospedarse, el munícipe Guerrero Martínez festejó su cumpleaños, el primero de enero de este año.  

Edelmiro Sánchez forma parte de la larga lista de “asesores panistas” que en palabras del alcalde “hacen lo que otros no se animan a hacer”, pues en dicha nómina figuran personajes del panismo jalisciense, pero también del nacional. 

Y es que el edil compitió por la Alcaldía por Movimiento Ciudadano, pero sus raíces son albiazules y varios miembros del PAN han visto en Puerto Vallarta una agencia de colocaciones y un centro de negocios. 

Personajes como Abraham González Uyeda, padrino político del presidente municipal, piden les sean devueltos los favores de campaña, a manera de cambios de uso de suelo u otro tipo de negociaciones. 

Además de que Edelmiro Sánchez y Walter Frank fueron parte de la organización de la fiesta de los dipu-tables, hoy se sabe que quien llamó personalmente para pedir los servicios privados de los clubes nocturnos Aqua, Candy’s y Taboo, fue el exsecretario particular del alcalde y actual director del área de “Proyectos Estratégicos” del puerto, Óscar Ernesto Pérez Flores. 

Pérez Flores llamó personalmente para solicitar la presencia de las bailarinas, con el apoyo –y asesoría- del empleado de reglamentos vallartense ligado al PAN, Moisés Magaña. 

Lo anterior da cuenta de que el propio alcalde y sus empleados, fueron los de la idea de festejar por tres días seguidos a los legisladores panistas que estuvieron en el destino turístico. 

Ahora las sospechas de los panistas sobre la filtración de los videos apuntan también a este grupo de funcionarios vallartenses y a las propias bailarinas.  

5 mil pesos por noche a bailarinas 

Parte del pago de los servicios, de lo que fueron tres días de fiesta en Villa Balboa y el malecón, corrieron a cargo de Edelmiro Sánchez y Walter Frank.

Además de la renta de 3 mil 800 diarios de la mansión Villa Balboa, hubo traslados, alimentos, bebidas y unos 5 mil pesos por noche a cada una de las bailarinas, que fueron unas 15 chicas durante al menos tres veladas. 

Al tratarse de los encargados del apapacho a los panistas, se cree que también corrió de su bolsa el pago de la cuenta de 250 mil pesos en la Bodeguita del Medio, como parte de los favores que hicieron al alcalde de Vallarta.

Pero además, el encargado de los dineros de la bancada, Luis Óscar Briones Alonso, director general de Administración del Grupo parlamentario del PAN, estuvo presente en todas las fiestas y es personal que controla totalmente el ahora excoordinador de la bancada, Luis Alberto Villarreal, y el vicecoordinador, Jorge Iván Villalobos.

Por ello es importante que tanto el alcalde de Puerto Vallarta, Ramón Guerrero Martínez, así como los diputados y funcionarios parlamentarios que estuvieron en la fiesta, aclaren cómo se llevaron a cabo los pagos de la mansión, los traslados, la alimentación, las bebidas y las bailarinas. 

Lo cierto es que ahora Edelmiro Sánchez se encuentra intranquilo en el destino turístico, pues fuentes del propio Ayuntamiento aseguran que incluso ya modificó sus números telefónicos. 

Y es que hay quien dice que sus negocios en Vallarta están vinculados a los casinos y giros restringidos, área que el alcalde Ramón Guerrero mantiene en descontrol, pues desde que inició su administración -hace ya casi dos años- no ha sesionado con el Cabildo para reglamentar las horas extras de los antros y los nuevos permisos, que por el momento se manejan al margen de la ley en el puerto.

Los coordina-tables que no han tocado

Entre los dipu-tables también hay funcionarios del Grupo Parlamentario del PAN que continúan presentándose en sus oficinas como si nada hubiera pasado.

Además del excoordinador de la bancada, Luis Alberto Villarreal, y del vicecoordinador, Jorge Iván Villalobos, que perdieron sus puestos parlamentarios por la pachanga en Puerto Vallarta con bailarinas de table dance, la dirigencia no ha sancionado a ningún otro legislador o funcionario parlamentario.

Los dipu-tables Martín López Cisneros, de Nuevo León; Raúl Paz Alonzo, de Yucatán, y Máximo Othón Zayas, de Sonora, no han recibido ninguna sanción del CEN panista.

Y los funcionarios parlamentarios Alejandro Zapata Perogordo, José Alfredo Labastida Cuadra, Luis Rodolfo Oropeza y Luis Óscar Briones Alonso, que se encontraban en la fiesta, tampoco han sido sancionados.  

> Luis Rodolfo Oropeza

Coordinador de Asesores del Grupo Parlamentario de Acción Nacional.

Este hombre se encontraba en la fiesta abrazando a una de las bailarinas en un sillón del lobby, de camisa celeste y pantalón oscuro, sonreía mientras el ahora excoordinador de la bancada, Luis Alberto Villarreal, bailaba en la terraza.

Su labor siempre fue proteger “al jefe”, Villarreal, haciendo mancuerna con José Alfredo Labastida Cuadra, secretario Técnico del Grupo parlamentario y que aparece con la camisa desabotonada en los videos.

Pese a estar presente en la fiesta, con una bailarina, Oropeza continúa asistiendo como si nada a la oficina del Grupo Parlamentario e incluso ya fue presentado con José Isabel Trejo, nuevo coordinador de la fracción.

Esto, mientras el que lo contrató, Villarreal, ya perdió el puesto en la bancada.

Por ello es importante que el dirigente nacional, Gustavo Madero, no piense que con la salida de sus cabezas en la bancada, ya todo acabó.

> Luis Óscar Briones Alonso

Director general de Administración del Grupo Parlamentario del PAN en San Lázaro, quien se encuentra en la sala de la mansión Villa Balboa bebiendo con una bailarina, continúa como si nada hubiera ocurrido.

Este hombre es personal que recibe órdenes directas del excoordinador y del exvicecoordinador, y es quien debe aclarar si se utilizaron recursos públicos de los viáticos y presupuesto de la bancada, para la fiesta.

Porque él es quien maneja el dinero que se presupuestó en la propia Cámara de Diputados para la reunión plenaria de la bancada del PAN en Puerto Vallarta, entre el 23 y 27 de enero de este año.

De hecho, Briones Alonso estuvo involucrado en la polémica por la compra y entrega de Ipads a los legisladores federales del PAN, a principios de la legislatura, en noviembre de 2012.

Él sabe perfectamente si hubo uso de recursos públicos, o no, en la fiesta de los dipu-tables.

Sigue leyendo…

> Edelmiro y Walter
Reporte Indigo publicó el viernes que dos de los organizadores de la fiesta fueron Walter Frank, amigo del alcalde, y Edelmiro Sánchez, de Monterrey. 

Montana no bailó con Villarreal por Ángel Plascencia