Expertos financieros confirmaron a Reporte Indigo que la preocupación de una salida de HSBC se mantiene latente, sobre todo entre los cuentahabientes.

Las pruebas del lavado de dinero que HSBC ha venido haciendo desde hace años estaban sobre la mesa desde 2008, pero la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), como autoridad regulatoria antilavado, nunca dio vista del caso a la PGR.

Desde ese año, la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) tiene abiertas investigaciones por operaciones de blanqueo que se hicieron a través de las redes financieras de la filial del banco británico en México.

Las transacciones incluyen operaciones hechas con recursos de procedencia ilícita, tanto del Cártel de Sinaloa como de políticos, entre ellos los ex gobernadores de Tamaulipas que actualmente son investigados en Estados Unidos (EU), confirmó una fuente a Reporte Indigo.

Aunque el informe del Senado estadounidense asegura que México se ha convertido en uno de los principales centros de lavado de los cárteles de la droga, la Procuraduría General de la República no ha iniciado una averiguación previa ni un acta circunstanciada.

Y es que la dependencia está esperando que la CNBV, como autoridad regulatoria antilavado, le dé el informe respectivo derivado de las auditorías que se han realizado a HSBC.

Entre los casos que implican a esta institución bancaria –“aunque no es la única que ha sido utilizada”, aclara la fuente–, hay una investigación relacionada con Antonio Peña Argüelles, el hombre que presuntamente actuó como enlace entre los líderes del Cártel del Golfo y políticos de Tamaulipas, como el exgobernador Tomás Yarrington.

Preso en Texas desde febrero pasado, Yarrington es acusado de lavado de dinero desde el año 2000, y utilizó HSBC para sus transacciones.

El expediente PGR/SIEDO/UEIDCS/012/2009, en el que aparecen como indiciados los ex gobernadores tamaulipecos Tomás Yarrington y Eugenio Hernández Flores, contiene pruebas de que los recursos que recibieron del Cártel del Golfo desde 1998 fueron depositados, en algunos casos, en esa institución bancaria.

La SIEDO cuenta con evidencias de que presuntos operadores de esta red –como Fernando Alejandro Cano-Martínez– abrieron al menos 10 cuentas bancarias en México, desde donde realizaron transacciones hacia Estados Unidos para la compra de propiedades en Texas.

Además, existe al menos una indagatoria en curso sobre las redes financieras del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán que hicieron transacciones a través de HSBC.

Por lo pronto, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda registró, en el primer semestre de 2012, 19 denuncias por presuntos actos de lavado de dinero y financiamiento del terrorismo.

De 2004 a la fecha, reporta la dependencia, se han contabilizado 191 denuncias por esos mismos delitos.

En esa contabilización se incluyen operaciones, actividades, conductas o comportamientos de directivos, funcionarios, empleados y apoderados de instituciones financieras.
Hasta junio de este año, se reportaron 23 mil 923 operaciones inusuales, casi la mitad de las 49 mil 501 registradas en 2011.

En esta categoría se ubican operaciones, actividades, conductas o comportamientos de clientes de instituciones financieras que no concuerdan con su patrón habitual de comportamiento transaccional.

Asimismo, la UIF da seguimiento a reportes de operaciones hechas con billetes y monedas en México o en otro país, así como cheques de viajero, monedas de oro, plata o platino, por un monto igual o superior a 10 mil dólares.

Bye bye HSBC

Los rumores no paran. HSBC estaría pensando en una salida fast track del país.
Y es que ante el desprestigio internacional y los vínculos de la institución con redes del narcotráfico y políticos mexicanos para hacer operaciones de lavado de dinero, la flema inglesa y el orgullo británico saldrán a flote.

Sobre todo porque ya se denunció que los cárteles de la droga mandaban cada año 39 mil millones de dólares a las filiales de HSBC en México y Estados Unidos.

Funcionarios de HSBC México entrevistados por Reporte Indigo rehusaron hacer comentario alguno sobre el tema.

Pero expertos financieros confirmaron que la preocupación de una salida de HSBC se mantiene, sobre todo entre los cuentahabientes.

Ante la posibilidad de un éxodo de clientes, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) se apresuró a calmar los ánimos.
“Los clientes pueden estar tranquilos y seguros de sus ahorros, ya que los problemas por los que atraviesa la institución nada tienen que ver con su fortaleza financiera y capacidad para responder a sus usuarios”, dijo la Condusef.

El director de Estudios de Mercado de esa dependencia, Marco Carrera Santacruz, aclaró que el sistema bancario cuenta con una regulación en materia de protección de sus ahorradores, como su nivel de capitalización.

El secretario ejecutivo del Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB), José Luis Ochoa Bautista, también salió al quite.

“Ante cualquier contingencia en el sistema bancario, los ahorros de los mexicanos están protegidos por un Seguro de Depósitos por hasta 400 mil Unidades de Inversión (Udis), y que al día de hoy sumaría un millón 902 mil 357.20 pesos”.

Pero los mercados financieros están en alerta roja ante una posible salida fast track del banco para ubicarse en otra plaza latinoamericana.

José de la Cruz Gallegos y Raymundo Tenorio Aguilar, catedráticos del TEC de Monterrey, Campus Estado de México, consideran que este escándalo financiero tendrá un impacto definitivo en el prestigio de la firma británica.