¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

CLIMAMTY

La ciudad de las trombas

Adrián Ruiz Díaz

Una mañana soleada de domingo, un ligero viento fresco al atardecer, una tromba al anochecer. Todo normal, es Monterrey y su zona conurbana. 

La fuerte lluvia que cayó la noche del domingo causó daños materiales e inquietud entre la población.

El secretario técnico de la Cuenca del Río Bravo de la Conagua, Doroteo Treviño Puente, especialista en hidrometeorología y meteorología, explicó que en lo que resta de abril continuarán las fuertes lluvias con vientos intensos. 

Incluso, a medida de que pasen los días, esto podría convertirse en algo más común.


Abr 13, 2015
Lectura 3 min

Una mañana soleada de domingo, un ligero viento fresco al atardecer, una tromba al anochecer. Todo normal, es Monterrey y su zona conurbana. 

La fuerte lluvia que cayó la noche del domingo causó daños materiales e inquietud entre la población.

El secretario técnico de la Cuenca del Río Bravo de la Conagua, Doroteo Treviño Puente, especialista en hidrometeorología y meteorología, explicó que en lo que resta de abril continuarán las fuertes lluvias con vientos intensos. 

Incluso, a medida de que pasen los días, esto podría convertirse en algo más común.

Porque al considerar que en mayo se registran mayores precipitaciones que en abril, la intensidad de las lluvias y los fuertes vientos podría convertirse en el clima de todos los días para la zona metropolitana. 

“Sí (seguirán las lluvias intensas como las recientes). Lo más común de acuerdo a la historia es que se presente este tipo de lluvia en los meses de abril y mayo, principalmente”, dijo el experto.

Este fenómeno es provocado por la acumulación de humedad en el área conurbada de Monterrey en conjunto al calor provocado por la salida del sol.

“Si no tuviéramos la humedad que hemos tenido en los últimos meses, al momento de pasar un frente pudiera ser un frente frío seco, y no tuviéramos mas que el viento. Y si hay humedad, se generan las lluvias como las que hemos estado registrando”, explicó Treviño Puente.

Cuando de forma brusca entra un frente frío, aunque no se percibe por ya no ser tan intensos en este época del año, sí provocan que el calor y la humedad asciendan provocando un choque de aires en lo más alto.

“Este frente frío dejó una inestabilidad muy fuerte, junto con la radiación solar que hemos empezado a tener en la primera parte del año. 

“Entre el invierno y  el verano la zona de transición es la primavera. Y a medida que entra la primavera la cantidad de radiación solar que recibe el suelo se va incrementando. 

“Y entonces se generan las corrientes convectivas, que se llevan la humedad que está en contacto con el suelo a la parte media o alta de la atmosfera hasta que el vapor de agua se condensa”, explicó. 

El clima inestable

Treviño Puente agregó que en Nuevo León hay un constante flujo de humedad proveniente del Océano Atlántico y del Océano Pacífico.

Es por eso que en el estado el clima es tan inestable, al pasar de un momento de calor a fuertes lluvias como las recientes, que incluso han causado diferentes estragos, como los ya muy famosos baches. 

El domingo se registró la caída de bardas, árboles y postes en diferentes municipios de la zona metropolitana; algunos de ellos dañaron autos, e incluso hubo vehículos arrastrados por la corriente.

Otro de los problemas generados por la tromba fue la falta de energía eléctrica en diferentes colonias. 

La Comisión Federal de Electricidad reportó que la noche del domingo, alrededor de 200 mil usuarios se quedaron sin servicio. La mañana del lunes, aún persistían las fallas en 10 mil domicilios.


Notas relacionadas

Abr 14, 2015
Lectura 5 min

CLIMAMTY

Lo que el agua se llevará

Félix Córdova


Abr 14, 2015 Lectura 5 min

Comentarios