En el operativo participaron alrededor de 40 empleados municipales de San Pedro, entre Tránsito, Policía, Jueces calificadores y médicos, además de observadores ciudadanos

Parado, en un estado de pasmo frente a la unidad móvil del municipio de San Pedro, el hombre de 40 años hasta ese momento desconocía que él inauguraría el Centro de Sanciones Administrativas por manejar en estado de ebriedad.

El retén antialcohol de las autoridades municipales fue colocado el pasado viernes, poco antes de las cero horas del sábado, en el cruce de la Avenida Lázaro Cárdenas y Frida Kahlo, en Valle Oriente.

El hombre, de quien se omitió su nombre, fue detectado por uno de los oficiales y pasado a la prueba del alcoholímetro, que arrojó “ebriedad incompleta”.

Una vez hecho el trámite y habiéndole leído sus derechos, ingresaría a la sala oral para participar en una audiencia con el Juez Calificador, ubicada en la unidad móvil.

Vestido con pantalón de mezclilla y camisa celeste, esperaba sereno, pero nervioso, aseguró, lo que el Juez dictaría.

Serían cuando menos ocho horas detenido en el centro, también conocido como “El Torito”.

“No me espanté”, respondió cuando se le solicitó comentar respecto a lo sucedido.

“No sabía (que habría operativo antialcohol), ‘nombre, ni de chiste, y eso que vivo aquí a la vuelta”.

Escuchó al Juez darle 8 horas de arresto y una multa de 3 mil 500 pesos, que podría conmutar por 8 horas de trabajo comunitario. Prefirió pagar la sanción.

“Me siento orgulloso”, dijo, afirmando que el proceso del operativo y su detención se hicieron apegados a la Ley

“Esto me parece muy bien, estoy orgulloso de este municipio”.

Cuando aún no terminaba ese primer juicio, una joven de 23 años fue pasada a la prueba de detección de niveles de alcohol. La primera mujer.

Su estado también fue de ebriedad incompleta.

Ni ella, ni su amiga, daban crédito a lo que estaban viviendo. Se notaban nerviosas y hacían llamadas por el teléfono celular, mientras que una mujer oficial de Tránsito de San Pedro llenaba su expediente y le explicaba cuál sería el proceso a seguir.

La joven detenida dijo estar en desacuerdo con su arresto, aunque admitió que hasta el momento se estaban respetando sus derechos.

“No me parece justo, porque mientras que a mí me tocó que me detuvieran, y estoy en condiciones de conducir, hay otros que andan súper borrachos y no les tocó que los pararan”.

Piden que se apunten más municipios

El despliegue de las unidades de Tránsito era en cada carril de Lázaro Cárdenas de poniente a oriente, poco antes de los límites con Monterrey.

Se hicieron presentes alrededor de 40 empleados municipales, entre elementos de Tránsito, de Policía y del C4, personal de Contraloría, de Jueces calificadores, médicos, Prevención del Delito, de la Comisión de Honor y Justicia y observadores ciudadanos.

Las largas filas formadas por conductores sorprendidos, pero también abrumados por la tardanza de las revisiones, duraron poco más de una hora, hasta que el operativo cambió de lugar.

Entre los observadores ciudadanos estuvo el presidente de la Asociación Civil No a Conducir Ebrio (NACE), Ricardo Cantú Jauckens.

Cantú Jauckens dijo que el operativo se realizó de forma legal, ante observadores ciudadanos para evitar actos de corrupción.

Es un ejemplo, señaló, que el Municipio de San Pedro por fin se atrevió a aplicar la Ley.

“No como en otros Municipios, que aún no han entendido de qué se trata”, dijo el activista.

Desde hace años, el líder de NACE ha solicitado a los Municipios del área metropolitana la aplicación del operativo antialcohol.

Al no obtener respuesta del resto de los actuales alcaldes, hará de nuevo la solicitud a los próximos gobernantes.

“Creo que será ya con los próximos alcaldes, porque éstos ya no entendieron”, lamentó Cantú Jauckens.

Durante la noche del viernes fueron detenidos cinco hombres y dos mujeres, tres con ebriedad completa y cuatro incompleta. Sus nombres no fueron revelados.

En el operativo del sábado cayeron otros siete, cuatro en completo estado de ebriedad.

Los conductores que inauguraron “El Torito” pasaron ocho horas recluidos, pagaron multa de 3 mil 500 pesos cada uno, además del costo de la grúa que remolcó el vehículo y pago en el corralón.

Las multas en San Pedro por conducir en estado de ebriedad:

Primera vez.- Multa de 3,505 a 14,020 pesos

Segunda vez o/y falta administrativa.- Multa de 7,000 a 21,030 pesos

Tercera vez en un plazo no mayor de 2 años.- Multa de 14,000 a 42,000 pesos

Primera vez: Multa + arresto administrativo + platica con NACE

Segunda vez: Multa + arresto administrativo + platica con NACE + servicio comunitario

Reincidencia: en un plazo no mayor de 2 años: Multa + arresto administrativo + platica con NACE + servicio comunitario + tratamiento en Alcohólicos Anónimos

*En todos los casos se puede conmutar la multa por el servicio comunitario