Un juez de control libró una nueva orden de aprehensión el pasado 4 de abril contra Gilda Susana Lozoya Austin, hermana del exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya.

Por ello, el pasado 12 de mayo, promovió un nuevo juicio de amparo contra actos privativos de la libertad y su ejecución, la cual fue librada por el juez de distrito especializado en el sistema penal acusatorio del Centro de Justicia Penal Federal con sede en el Reclusorio Norte, José Artemio Zúñiga Mendoza.

El amparo fue turnado a la juez María Catalina de la Rosa Ortega, titular del Juzgado Noveno de Distrito de Amparo en materia Penal, quien se declaró incompetente para conocer el caso y lo turnó a su homóloga del Juzgado Octavo de Distrito, Luz María Ortega Tlapa, quien dijo, resolvió los amparos que promovieron con anterioridad Emilio Lozoya y sus familiares.

En marzo pasado, un tribunal colegiado federal en Ciudad de México le concedió un amparo a Gilda Susana Lozoya, que dejó sin efecto la orden de captura que se libró en su contra por dichos delitos.

Lee: Lourdes Mendoza gana batalla legal contra Emilio Lozoya; obtiene sentencia a favor

El fallo ordenó al juez de control Zúñiga Mendoza emitir una nueva resolución donde determinara si la Fiscalía General de la República (FGR) justificó la necesidad de privarla de la libertad.

Se determinó que lo procedente era concederle a la parte quejosa la protección constitucional para que la autoridad responsable, José Artemio Zúñiga Mendoza, fundara y motivara debidamente el acto reclamado y determinara, a partir de lo expresamente planteado por la fiscalía.

“Fue más allá de lo que argumentó el agente del Ministerio Público; de hecho, terminó por sustituirse al órgano investigador en la justificación del requisito relativo a la necesidad de cautela”, sostuvieron los magistrados del tercer tribunal colegiado en materia penal.

¿De qué se le acusa?

De acuerdo con las indagatorias de la Fiscalía, de junio a noviembre de 2012, se transfirieron más de 3 millones de dólares de la empresa Altos Hornos de México (AHMSA) a una cuenta de la que es beneficiaria Gilda Susana.

Presuntamente, el dinero se utilizó para la supuesta compra de una residencia en la colonia Lomas de Bezares.