La delincuencia organizada asentada en Jalisco, cada vez más fuerte, continúa generando situaciones inéditas para el estado: ahora, por primera vez, en Jilotlán de los Dolores, impedirá que los habitantes de un municipio puedan elegir libremente a la fuerza política de su predilección, ante la pasividad de las autoridades de los tres niveles de gobierno.

Este 1 de junio el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Jalisco (IEPC) confirmó que la elección del próximo 6 de junio tendrá que celebrarse en Jilotlán de los Dolores con un solo partido en competencia (Morena), luego de que las otras alternativas se vieran obligadas a renunciar bajo amenazas del crimen organizado.


El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, asegura que grupos criminales pretenden influir en estos comicios en Jilotlán de los Dolores

Y aunque seis partidos políticos solicitaron al IEPC que suspendiera la elección en Jilotlán de los Dolores, debido a que la criminalidad había vuelto imposible la organización de los comicios bajo condiciones de normalidad y seguridad, el organismo resolvió que simplemente no contaba con facultades para proceder de esa manera.

Dice el dictamen del IEPC: “Consideramos lamentable la situación de inseguridad que se vive actualmente a nivel estatal y nacional, sin embargo, como órgano electoral estamos obligados constreñir nuestro actuar dentro de los principios rectores de la función electoral, lo que implica no exceder nuestras atribuciones legales y observar en todo momento el principio de legalidad”.

Y agrega: “En ese orden de ideas, el marco normativo que rige las atribuciones y competencia de este instituto electoral no prevé el supuesto de suspender una elección dentro de las facultades conferidas a este Consejo General, ya sea por una situación de violencia generalizada o por la existencia de una planilla única”.

Nunca antes el crimen organizado había trastocado tan a fondo unas elecciones en Jalisco, es por ello que la legislación vigente en la entidad ni siquiera prevé un supuesto como el que se ha generado en Jilotlán de los Dolores:

“Es así que, al no existir en la normatividad electoral el presupuesto jurídico que permita la suspensión de una elección, este instituto electoral se encuentra imposibilitado para atender la solicitud presentada por los partidos políticos, siendo procedente continuar con el Proceso Electoral Concurrente 2020-2021, (…), pese a las renuncias presentadas por los integrantes de las planillas de PAN y Partido Político MC”.

Aguardan por la Federación

A pesar del duro golpe que representa para la democracia jalisciense la situación que se está presentando en Jilotlán de los Dolores, donde la delincuencia organizada ha impuesto sus condiciones al Estado y la sociedad, el Gobierno de Jalisco continúa atribuyendo a la Federación la responsabilidad primaria de actuar en el caso.

Por ejemplo, en un comunicado oficial emitido el 27 de mayo de 2021 titulado: “Pide Gabinete Estatal de Seguridad a la Federación investigar las intimidaciones del crimen organizado a candidatos en Jilotlán de los Dolores”, el Gobierno estatal señala:


“Ante la posibilidad de que el proceso electoral sea suspendido en Jilotlán de los Dolores atribuido a problemas de inseguridad, el Gabinete Estatal de Seguridad pide al Gobierno Federal agotar una investigación conjunta de lo que ocurre en el municipio. (…)

Comunicado de gobierno de Jalisco del 27 de mayo de 2021

“Lo que se busca es clarificar los actos de intimidación que la delincuencia organizada ha emprendido en contra de los aspirantes a la Presidencia Municipal y a regidores de la mayoría de los partidos”.

El Gobierno de Jalisco reconoce ahí que: “Desde el inicio de la campaña se ha documentado cómo poco a poco fueron desistiendo los candidatos de los distintos partidos a sus aspiraciones, al grado de sólo existir actualmente un solo candidato y una planilla registrada para la Presidencia Municipal”.

Fue el 21 de mayo cuando los partidos PAN, PRI, PRD, MC, RSP y PES presentaron el oficio 05840, donde, según el IEPC: “Exponen la situación de inseguridad que atraviesa el municipio de Jilotlán de los Dolores, situación que generó que los candidatos de las planillas registradas renunciaran y la imposibilidad de registro por los otros partidos, por tal motivo solicitan la suspensión de las elecciones del Ayuntamiento de Jilotlán”.

Injerencia criminal en Jilotlán de los Dolores

El propio gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, ha confirmado que grupos criminales pretenden influir en estos comicios, según lo declaró este 18 de mayo, cuando se refirió a la seguridad de la jornada electoral.

“Nosotros tenemos una ruta y una estrategia, hoy volvimos a revisar algunos temas muy temprano en la mañana con la Guardia (Nacional), el Ejército, la Marina, con todos, estamos concentrados en ello; no hay algún foco rojo en específico en términos territoriales, yo diría, salvo Jilotlán, en específico, que es un tema que se está viendo de manera especial”, expresó.

Y agregó: “Sí vemos que hay evidentemente un intento por algunos grupos criminales por incidir directamente en el proceso a través de actos de violencia, sí es una conclusión y estamos trabajando en ese sentido para tratar de evitar que esto suceda, y poder garantizar que este proceso pueda darse con libertad y que sea un ejercicio democrático”.

También en este año, por primera ocasión en el estado, se presentó un desplazamiento forzado masivo de jaliscienses causado por la violencia del crimen organizado; fueron cientos de habitantes de Teocaltiche los que tuvieron que dejar sus hogares en el mes de mayo para alejarse de la violencia.

Durante la sesión del Consejo General del IEPC, se dejó abierta la posibilidad de consultar al Instituto Nacional Electoral (INE) tras la elección, pues con un solo partido compitiendo no podrá integrarse el Ayuntamiento como está estipulado constitucionalmente, pues no se podrán designar regidurías de representación proporcional.

Antecedentes violentos

El 28 de octubre de 2010, ocurrió en Jilotlán la segunda mayor masacre de policías que ha sufrido Jalisco en su historia reciente: 10 policías estatales murieron en una emboscada atribuida a La Familia Michoacana. También se destaca el asesinato del alcalde, Juan Carlos Andrade Magaña, el 15 de abril de 2018, quien buscaba reelegirse por el MC.

También puedes leer: Lo que sabemos del secuestro de estudiantes de la Universidad Chapingo en Jalisco