Alberto Lamas ahora tiene a su cargo la Dirección General de Comunicación Social; con el decreto se oficializa el puesto ‘meramente administrativo’


Llaman la atención las atribuciones de un cargo que fue adaptado al currículum del funcionario con más influencia sobre el gobernador 

https://www.youtube.com/watch?v=ONRqOnVVvgk&list=UUCCjc1piE1mIrhcE3ejENeA

La polémica figura de jefe de Gabinete del Gobierno de Jalisco se oficializó la semana pasada con un decreto del gobernador. La creación de esa encomienda fue uno de los principales motivos para que el exsecretario general de gobierno de Jalisco, Arturo Zamora Jiménez, dejara su cargo. 

En el Periódico Oficial del Estado publicado el 15 de junio, Alberto Lamas Flores, excoordinador de la Unidad de Dependencias Auxiliares, finalmente obtuvo un puesto a la medida de sus aptitudes e influencia con el mandatario jalisciense, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz.

“En virtud de que para coordinador y controlar las actividades entre las dependencias y lograr el óptimo cumplimiento de las políticas públicas y objetivos trazados por esta Administración Pública Estatal, resulta necesaria la creación de la Jefatura de Gabinete, como una Unidad Administrativa de Apoyo al Gobernador, la cual contará con las atribuciones y estructura señaladas en este Decreto”, se lee en el Periódico Oficial del Estado.

Llama la atención las atribuciones de un cargo que pareciera adaptado al currículum del funcionario con más influencia ante el gobernador, el autor de la máxima “comunicar es gobernar, y gobernar es comunicar”. 

Porque además de que en este nuevo puesto Lamas Flores tiene a su cargo la Dirección de Comunicación Social, parte de sus atribuciones debieron motivar una reforma de la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo de Jalisco (LOPEJ). 

En su artículo 13, esa legislación enlista las atribuciones de la Secretaría General de Gobierno. Muchas de ellas se empalman con las de la recién creada figura; por ejemplo, en la primera de las atribuciones del secretario general: “conducir las relaciones institucionales del Poder Ejecutivo del Estado con autoridades federales, estatales o municipales, partidos y agrupaciones políticos y organizaciones de la sociedad civil”. 

Lo anterior, al menos en cuestión de la alineación con la Federación, suena similar a la quinta atribución del jefe de gabinete: “coordinar que los proyectos de la Administración Pública Estatal se alineen, en lo que corresponda, con los proyectos y políticas públicas del Gobierno Federal”. 

En todo caso, la nueva atribución de Lamas Flores suena más a una consigna partidista o presidencial, pues la especificación hace que parezca un mandato del Gobierno Federal, del mismo partido político que el Gobierno del Estado. 

Puesto administrativo

Por otro lado, el resto de las atribuciones del Secretario General de Gobierno hacen evidente que dicho cargo fue integrado en el organigrama del gobierno por motivos auxiliares, ya que el funcionario que ocupa el puesto queda como el segundo a bordo del Gobierno de Jalisco. 

Así como ya se ha comprobado la creación de plazas atípicas en la administración pública estatal, como Reporte Indigo lo  publicó en El jefe de compras del gobernador, que tienen funciones otorgadas por decreto del Ejecutivo, sin que se pase por una reforma en el Congreso local, la Jefatura de Gabinete se instala como un cargo por encima de varias dependencias.

Por ejemplo, ahora tiene a su cargo la Dirección General de Comunicación Social, que aunque siempre fue una dependencia que dirigió Lamas Flores, con el decreto se oficializa lo que era “meramente administrativo”. 

A la fecha, en la nómina aparece como “Coordinador General de Unidades Administrativas de Apoyo”. 

Y es que al ser cuestionado sobre su nuevo nombramiento apenas el mes pasado, por el reportero de este medio, el entonces titular de Dependencias Auxiliares indicó que no habría cambios en el organigrama, ni se harían adecuaciones, puesto que su designación obedecía a una formalidad administrativa. 

Pero luego del cambio de titular de la Secretaría General de Gobierno -con el que, a diferencia del pasado secretario general, Lamas Flores tiene una excelente relación- pareciera que existía la necesidad de oficializar a quien preside las reuniones de comunicación con los secretarios de Estado, mide su desempeño y da órdenes para su ejecución en caso de que existan deficiencias en su forma de comunicar (gobernar). 

“Mi rol fue el comportamiento de manejarme con absoluta lealtad al gobernador (…) fue mantenerme en la discreción que permita hacer las cosas, que no se noten, pero que sí se sientan (…) Por eso los medios de comunicación, que en algunos momentos durante estos 15 meses, yo no les daba la nota, o no me anticipaba o les decía que me disculparan, era precisamente por la sencilla razón de que la lealtad no se da a partir de lo que se dice, sino fundamentalmente a partir de lo que se hace cotidianamente”, señaló Arturo Zamora a su partida a finales de mayo. 

Con ello, quien fuera el titular y segundo más importante del estado, deja entrever las modificaciones que ha sufrido la Secretaría General de Gobierno, ahora presidida por Roberto López Lara, un aliado de Lamas Flores. 

¿Cuáles serán ahora las funciones del secretario general de Gobierno?, quien hasta hace unos días era el segundo de a bordo y fungía como mano derecha del gobernador? 

No queda muy claro, pues en realidad el jefe de Gabinete del estado es el gobernador, por definición en la Constitución Política del Estado de Jalisco y la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo del Estado (LOPEJ); según el artículo cuarto de esta última legislación: “El gobernador del estado es la cabeza de la Administración Pública Estatal, tiene las siguientes facultades y atribuciones: (…) XI. Convocar y presidir reuniones totales o parciales de gabinete para atender asuntos públicos del Estado”. 

Y en caso de faltar el principal mandatario, la lógica de las 34 atribuciones auxiliares al gobernador -estipuladas en la LOPEJ respecto al secretario general de Gobierno- indicaría que el segundo de a bordo del gobernador es quien debe sustituirlo; aunque tal parece que en el organigrama del Gobierno de Jalisco, lo lógica no dicta los nombramientos, ni las titularidades, ni quién es jefe de quién. 

Atribuciones del jefe

La Jefatura de Gabinete tendrá a su cargo las atribuciones siguientes:

1. Coadyuvar en el control y evaluación de los proyectos de las secretarías. 

2. Proponer al titular del Ejecutivo la priorización estratégica de los proyectos de la Administración Pública Estatal.

3. Procurar la optimización de la agenda pública del Poder Ejecutivo del Estado. 

4. Coordinar los proyectos transversales de la Administración Pública Estatal.

5. Coordinar que los proyectos de la Administración Pública Estatal se alineen, en lo que corresponda, con los proyecto y políticas públicas del Gobierno Federal.

6. Establecer las directrices para la comunicación y difusión de las acciones y políticas públicas del Gobierno del Estado. 

7. Coordinar las dependencias auxiliares.