La Secretaría de Educación Jalisco reconoció ante el Congreso del Estado que el programa de Escuelas de Tiempo Completo sigue teniendo un futuro incierto en esta entidad, luego de que el Gobierno de México determinara su eliminación y, por ende, la cancelación del subsidio que les entregaba a las autoridades locales para su financiamiento.

Mediante un oficio emitido el 12 de mayo de 2022, el secretario de Educación del Gobierno de Jalisco, Juan Carlos Flores Miramón, les informó a los legisladores que el programa de Escuelas de Tiempo Completo perdió su financiamiento federal desde el año 2021.

“Con fecha 26 de enero de 2021, fueron publicados en el Diario Oficial de la Federación los Lineamientos de Operación del Programa ‘La Escuela es Nuestra’; que incorporaba dentro de sus componentes la ampliación de la jornada escolar y servicio de alimentación, la autoridad educativa federal manifestó que a través de dicho programa se cubriría la operación de las Escuelas de Tiempo Completo; sin embargo, nunca se dispersaron a Jalisco recursos para dichos componentes”, informó.

La historia del año 2021 se repitió en este 2022, pues nuevamente el Gobierno de México omitió contemplar el financiamiento del programa de Escuelas de Tiempo Completo, “Con fecha 28 de febrero de 2022, fueron publicadas en el Diario Oficial de la Federación las Reglas de Operación del Programa ‘La Escuela es Nuestra’; mismas que ya no contemplan los componentes ampliación de la jornada escolar y servicio de alimentación”. 

Defensa jurídica

Por el momento, la Secretaría de Educación Jalisco se mantiene a la expectativa de las acciones jurídicas que se han interpuesto contra la cancelación del programa de Escuelas de Tiempo Completo y de los efectos prácticos que estas podrían generar, según lo comunicó su titular al Congreso.

Por el momento, la Secretaría de Educación Jalisco se mantiene a la expectativa de las acciones jurídicas que se han interpuesto contra la cancelación del programa de Escuelas de Tiempo Completo

“El 31 de marzo, la jueza séptima de distrito en materia administrativa de la Ciudad de México emitió una suspensión definitiva que ordena a la Secretaría de Educación Pública no aplicar las reglas de operación de la Escuela es Nuestra para 2022 y, con ello, mantener el programa de Escuela de Tiempo Completo”.

Y complementa: “La autoridad judicial consideró que aplicar las reglas de operación como están publicadas en el Diario Oficial de la Federación va en perjuicio de los derechos a la educación y a la alimentación de la niñez, por lo que la SEP deberá emitir nuevamente los lineamientos incorporando los componentes necesarios para las Escuelas de Tiempo Completo, por lo que estamos en espera de ello. Por lo anterior, continuaremos realizando las gestiones necesarias ante la Federación para la reconsideración de su continuidad”.

Muerte lenta de Escuelas de Tiempo Completo

Los registros disponibles sobre el programa de Escuelas de Tiempo Completo muestran que, antes de que se determinara su cancelación total, se había presentado una disminución considerable de su financiamiento federal.

Por ejemplo, según los indicadores que generó la Secretaría de Educación Pública sobre el programa en Jalisco, en el ciclo escolar 2016-2017, la estrategia operaba en 897 Escuelas primarias, con 90 mil 150 Alumnos, 5 mil 608 docentes, y un presupuesto de 323.6 millones de pesos.

Sin embargo, para el año 2019, tuvo un presupuesto de 293 millones 930 mil 980.47 pesos, de acuerdo con el “Convenio Marco para la Operación de los Programas Federales: Programa Escuelas de Tiempo Completo…”, celebrado entre la SEP y el Gobierno de Jalisco, el 15 de marzo de 2019. 

Los registros disponibles sobre el programa de Escuelas de Tiempo Completo muestran que, antes de que se cancelara, se había presentado una disminución considerable de su financiamiento federal

Para el 2020, el último año en el que fue financiado, su presupuesto para Jalisco sufrió una disminución drástica, pues apenas superó los 148 millones de pesos, según la Auditoría Superior de la Federación.

Se estima que el programa estaba operando en Jalisco con 945 centros educativos integrados, donde se ofrecían alimentos, clases y otras actividades a sus alumnos en un horario extendido.

La alternativa 

El oficio que el secretario de Educación le remitió al Congreso es una respuesta al Acuerdo Legislativo que fue aprobado el 24 de marzo de 2O22, y en el cual los legisladores le solicitaron al Gobierno de Jalisco que asumiera las riendas y el financiamiento del programa.

Dicho acuerdo, promovido por Susana de la Rosa Hernández, del partido Futuro, se aprobó con estos puntos: Primero: “Se gira atento y respetuoso exhorto a la Secretaria de la Hacienda Pública, así como a la Coordinación General Estratégica de Desarrollo Social, para que (…) lleve a cabo mesas de trabajo, con la finalidad de analizar la viabilidad de las adecuaciones presupuestales necesarias al ejercicio fiscal 2022 y se asigne presupuesto al programa presupuestario 129 Programa de Escuelas de Tiempo Completo”.

Y Segundo: “Se solicita a la Secretaría de Educación del Estado de Jalisco, para que de ser posible contemple en el anteproyecto del presupuesto de egresos para el ejercicio fiscal 2023 asignar presupuesto suficiente al programa presupuestario 129 Programas de Escuelas de Tiempo Completo”.

Con el Acuerdo se buscaba que Jalisco siguiera el ejemplo de otras entidades que han anunciado que garantizarán la continuidad del programa con recursos propios: “En la CDMX se ha declarado que el programa permanecerá y será mediante apoyos directos a las madres y padres de familia para que ellos decidan si desean utilizar el dinero en horas extra para los profesores o en alimentos”.

También puedes leer: Quitar Escuelas de Tiempo Completo, afrenta a los más vulnerables