Jesús Valencia aseguró que es falso que esté impulsando la formación de un nuevo partido político, como señaló Santana


La opinión de la ALDF se tomó al pie de la letra, y el pasado fin de semana 500 uniformados tomaron el predio en Santa Catarina.

https://www.youtube.com/watch?v=SNJgqbAOwx8

Acusaciones de presuntos actos de corrupción, de despilfarro, de violación a los derechos humanos, de daño al erario y hasta de venganza, tienen en el ojo del huracán a la delegación Iztapalapa.

Los protagonistas del pleito son el jefe delegacional, Jesús Valencia, y el diputado local, Arturo Santana, quienes subieron el tono de sus respectivas acusaciones en un distanciamiento que inició hace casi un año. 

El escenario fue la sede de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), donde  se realizó la comparecencia del delegado ante la Comisión de Administración Pública Local.

Ahí, el legislador abrió fuego contra Valencia al cuestionarle abuso de autoridad y represión en contra de grupos vecinales que se oponen a las obras que se desarrollan.

Luego, reiteró las declaraciones que hizo a Reporte Indgo en la edición del 28 de febrero, en las que acusó al delegado de impulsar la creación de un partido político con la infraestructura delegacional.

La respuesta no se hizo esperar. Primero, el titular de la demarcación negó los hechos y después imputó directamente a Santana la toma de la Dirección Territorial de Santa Catarina.

En la comparecencia los ánimos se calentaron al grado que otros diputados exigieron al presidente de la Comisión de Administración Pública Local, Alejandro Piña, restablecer el orden.

Aquí parte de los cuestionamientos durante la comparecencia:

Arturo Santana: Hoy en la mañana aparece en Reporte Indigo un señalamiento en el sentido de que funcionarios de su delegación están afiliando a cambio de programas sociales a un nuevo partido político, que es el Partido Encuentro Social, y lo digo, lo relaciono no con el tema político, lo relaciono con el asunto de la utilización de recursos públicos. 

Jesús Valencia: Lo que ahí se dice no es que lo diga Reporte Índigo, es que usted, señor diputado, lo declaró de manera falsa, de manera dolosa, porque eso no existe, (…) no usamos recursos públicos, y es mucho más grave tener tomada una dirección territorial por casi un año.

Arturo Santana: Vemos que ya se enojó el jefe delegacional, y yo le tomo la palabra para que en algún momento muestre altura de miras para resolver este problema (la toma de la dirección territorial), no reconociendo ni aceptando esas denuncias falsas que usted ha hecho en mi contra a través de su directora jurídica, que por cierto vive en un penthouse en Santa Fe y que le cuesta luego trabajo ir a resolver los problemas a Iztapalapa.

Tras ese cierre de intervenciones el diputado Jorge Gavió mostró apoyo a las declaraciones de Arturo Santana y arremetió contra el jefe delegacional, mientras que la legisladora Ariadna Montiel y Alejandro Ojeda lo defendieron.

En el desorden que imperó salieron declaraciones como estas:

Jesús Valencia:  Nosotros por supuesto que no nos enojamos, pero también ha habido una serie de mentiras y en la pasada comparecencia el diputado (Santana) hacía referencia a que yo había pagado con recursos públicos un tema de Harvard, y le dije un reto aquí, que pida licencia o yo renuncio si eso se me prueba. Lo mismo le digo al diputado, yo le puedo probar que el 28 de abril a las 20:00 horas, del año 2013, llegó a tomar la territorial Santa Catarina.

Arturo Santana: Solo una moción de orden. Decirle nada más al jefe delegacional que yo no pongo en juego algo tan serio ni la representación política que me ha dado la ciudadanía. 

Eso no puede ser, me parece que es usted un cobarde, corrupto y afronte sus consecuencias.

Al final de la comparecencia hubo un cierre de filas para exigirle al delegado que recuperara con el uso de la fuerza pública, la Dirección Territorial de Santa Catarina, tras 10 meses de conflicto.

La opinión de la ALDF se tomó al pie de la letra, y el pasado fin de semana 500 uniformados tomaron el predio.

Intensificaron la disputa territorial que comenzaron hace casi un año. 

Las posturas

De acuerdo con el jefe delegacional, las acusaciones de que está formando un nuevo partido político son falsas, que él es orgullosamente perredista y que se mantendrá dentro de las filas del sol azteca.

En entrevista con esta casa editorial, dijo que en cambio la toma de la territorial fue orquestada por Santana y que esto generó perdidas por más de 35 millones de pesos en casi un año.

Sostuvo que no permitirá más chantajes por parte del asambleísta, que solo busca espacios de poder en vez de mejorar las condiciones en que viven miles de personas en Iztapalapa.

“No me explico cómo Arturo Santana puede seguir inventando cosas, no tiene la menor probabilidad de  probar nada. En cambio ha golpeado las arcas del erario, más cuando su gente hasta se robó botes de pintura”.

Por su parte, el asambleísta aludido negó estos hechos y reiteró que todo es consecuencia de sus propios actos ya que no cumplió los acuerdos que se tomaron para que llegara a la jefatura delegacional.

“Lo peor de todo es que su gente está robando en diversas áreas y por más que se le informa de los hechos, Jesús Valencia se dedica a proteger a quienes cometen abusos en la demarcación”.

Incluso, reveló que quienes se oponen a sus políticas de gobierno los manda a la cárcel,  como pasó en al menos tres casos que prometió dar a conocer en los próximos días.

En lo que sí coincidieron es que esta pugna complica el escenario electoral del 2015, ya que advierten que el otro hará hasta lo imposible por descarrilarlo del proceso interno del PRD.

Sobre todo porque Valencia representaría los intereses de Marcelo Ebrard, quien ha sido excluido de las decisiones de gobierno en la ciudad capital.

Santa Catarina: origen del conflicto

En mayo del 2013 se registró una ruptura entre el equipo de Arturo Santana y Jesús Valencia después que terminó con la remoción del entonces titular de la dirección Territorial en Santa Catarina, Luis Felipe Alvarado.

El delegado aseguró que la salida del funcionario se debe a que lo encontró robando botes de pintura que se llevaban a un módulo de atención ciudadana del legislador local Arturo Santana.

La versión del legislador fue otra: el delegado fue abucheado en un acto público y en respuesta quiso “aventarles” la fuerza pública a través de Alvarado, quien se negó a cometer abusos contra los manifestantes.

Con la salida del director territorial llegó la toma de la Dirección Territorial de Santana Catarina, que a pesar de diversas denuncias penales no tuvo eco en el gobierno capitalino.  

Aún cuando los más afectados eran los vecinos de la zona, la decisión de permitir la toma de ese inmueble era de carácter político, pues representaba el último acuerdo entres las tribus perredistas.

La liberación del predio se dio con la anuencia de la ALDF, sobre todo de los cercanos a Manuel Granados y René Bejarano, pero no con el consentimiento del secretario de Gobierno, Héctor Serrano, de acuerdo con fuentes consultadas.

Por eso se prevé que a partir de esta fecha, el apoyo que tiene Valencia se irá complicando conforme se acerque el proceso electoral del 2015.