A partir del lunes 14 de diciembre, las parejas del mismo sexo que trabajan para el Gobierno local podrán iniciar el proceso de afiliación al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Nuevo León (ISSSTELEON).

Un plantón pacífico de 27 horas ocasionó que se respetaran los derechos humanos. Una servidora pública no podía afiliar a su esposa al ISSSTELEON sólo por ser parte de la diversidad sexual.

Ante esta forma de discriminación, integrantes de la organización Movimiento por la Igualdad en Nuevo León protestaron en las oficinas administrativas del instituto, ubicadas en el centro de Monterrey. Desde el 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos, hasta el 11 de diciembre, exigieron no discriminar a la comunidad lésbico, gay, bisexual, transgénero, transexual, travesti, intersexual, queer, asexual, pansexual, mejor conocida como LGBT+.

“Queremos conocer a trabajadoras y trabajadores del Gobierno del Estado de Nuevo León que han sido discriminadas por el ISSSTELEON. Especialmente a aquellas personas que les han negado la afiliación de su pareja y familia sólo por ser LGBT+. Comenta aquí tu experiencia o escríbenos un mensaje”, pidió Movimiento por la Igualdad en su cuenta de Facebook.

La organización también se encarga de brindar acompañamiento en el proceso en el cual, la o el derechohabiente acudirá a las oficinas del ISSSTELEON a tramitar la afiliación de su cónyuge.

“Con la suspensión provisional, la o el derechohabiente acudirá de nueva cuenta a las oficinas del ISSSTELEON, e inmediatamente entrará su cónyuge al proceso de afiliación a ese instituto de seguridad social”, menciona un comunicado de Movimiento por la Igualdad.

Afiliación diferenciada a ISSSTELEON

El 11 de diciembre la primera pareja de mujeres de la comunidad LGBT+ tuvo su negativa por parte del ISSSTE y el lunes 14 continuó su trámite de afiliación en el Instituto de Defensoría Pública de Nuevo León.

El proceso no dura más de 15 días y aunque es un logro para los derechos humanos de la diversidad sexual, Movimiento por la Igualdad en Nuevo León evidenció que se trata de una afiliación diferenciada, pues el procedimiento no es el mismo que sigue un matrimonio heterosexual.

“Lo que se logró en el ISSSTELEON es perfectible, malamente sigue siendo un trato diferenciado, pero es un paso para darle seguridad social a los y las trabajadoras LGBT+ del Gobierno del Estado de Nuevo León”, publicó en sus redes la organización.

El artículo 3 de la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Nuevo León únicamente reconoce como beneficiarios a la esposa del servidor público o al esposo de la servidora pública.

“Estamos aceptando un trámite especial aunque no es lo que nos encanta pero sí es mucho más de lo que tenemos hasta ahorita, ya que hay parejas que tienen un año o dos y no han podido afiliarse”, reclamó una de las activistas.

Las parejas del mismo sexo en Nuevo León pueden casarse desde el 9 de febrero de 2019, a raíz de la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) donde se invalidan artículos del Código Civil estatal donde se expresaba que el matrimonio sólo podría realizarse entre un hombre y una mujer. En consecuencia, la comunidad LGBT+ adquirió derechos y obligaciones como el pago de impuestos y la prestación de seguridad social.

“No tenemos en el Congreso del Estado diputados y diputadas que nos garanticen los derechos a todos los ciudadanos, a ellos les gustan las acciones de inconstitucionalidad”, señaló otra activista.

Ante esta omisión del órgano legislativo, vino una acción afirmativa por parte del Poder Ejecutivo que le da certeza jurídica en la seguridad social a las parejas del mismo sexo que trabajan en el gobierno. Ahora Movimiento por la Igualdad en Nuevo León busca que pronto llegue una sentencia para que el trámite sea normal.

También puedes leer: Rescate a pensiones del IsssteLeon