Personal de la Fiscalía General de Justicia de Zacatecas confirmaron el hallazgo del cadáver de una niña entre los 8 y los 11 años de edad, en avanzado estado de putrefacción, por lo que se realizan exámenes médicos para confirmar si corresponde a Sanjuana Romo Navarro, una niña de 9 años que fue reportada como desaparecida el pasado 20 de julio.

Jesús Manuel Valerio Pérez, subprocurador de Investigaciones y Procesos Penales, dio a conocer que el hallazgo del cuerpo tuvo lugar este lunes 23 de julio, en un terreno baldío.

El cadáver se encontraba entre la maleza, con el rostro contra el piso, y presentaba fauna cadavérica con un alto grado de descomposición en la cara, favorecido por el calor que se ha registrado en la zona.

Se calcula que tal grado de descomposición se alcanza tras 48 horas sin vida.

Como resulta imposible determinar a simple vista la identidad de la niña, el funcionario indicó que se realizan exámenes genéticos, a la par de la necropsia de ley.

Debido a las características del hallazgo, se inició el protocolo de investigación por el delito de feminicidio.

EL CASO SANJUANA

Sanjuana Romo Navarro, de nueve años de edad, fue reportada como desaparecida el viernes 20 de julio.

Las investigaciones señalan que la menor salió a la tienda alrededor de las 15:00 horas, pero debido a que no volvió a casa, la familia comenzó a buscarla a las 16:30 horas.

A las 19:00 horas, la Policía Ministerial recibió el reporte de la desaparición de la niña, y a las 23:00 horas se activó la Alerta Amber.

Al siguiente día se inició el Protocolo Alba, con el que se busca a niñas y mujeres desaparecidas.

La búsqueda de Sanjuana, realizado por personal a pie, llevó a la localización del cadáver en el lote baldío.

Se prevé que los resultados médicos confirmarán si el cuerpo pertenece o no a la menor desaparecida.

El fin de semana también se reportó la desaparición de otra niña de 13 años, sin embargo, autoridades aclararon que esta menor ya fue encontrada, tras ausentarse por voluntad propia de su casa.

Alejandro Tello se pronunció ante el hallazgo del cuerpo que no ha sido identificado: “En Zacatecas no permitiremos que nuestra niñez sea violentada”.

Tello solicitó a la Fiscalía estatal que “se haga todo lo que se necesite hacer para que este cobarde y monstruoso crimen no quede impune y sea castigado de manera ejemplar al o los responsables”.

El caso tiene lugar a una semana del feminicidio de Ana Lizbeth, una niña de 8 ochos años que fue secuestrada en Juárez, Nuevo León, y cuyo cadáver apareció horas después.

Las investigaciones apuntan como responsable de este crimen a Juan Fernando ’N’, un ex policía que tenía antecedentes por abuso sexual.