Investigadoras del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) alertaron sobre el posible aumento en los casos y anticiparon una nueva ola de COVID-19 en México.

Patricia Segura Medina, investigadora del NER, señala que con el cambio del semáforo epidemiológico y la llegada de la Semana Santa, muchas personas decidirán salir de sus casas, lo que podría generar una nueva ola de contagios de COVID-19 en marzo.

La investigadora dijo que en el periodo de vacaciones de Semana Santa podrían darse aglomeraciones, lo que causaría que incrementen los contagios de COVID-19.

Por su parte Gabriela del Carmen, directora de Vigilancia Epidemiológica de Enfermedades no Transmisibles de la Secretaría de Salud (Ssa), explicó que el calor incrementa la vulnerabilidad de la población a contraer COVID-19.

Lee: López-Gatell dice que casos COVID-19 van a la baja, pero hay que tomarlo con cautela

Durante la conferencia “Protección de la salud para la temporada seca-caliente”, ambas expertas coincidieron que relajar las medidas sanitarias propiciará un repunte en los casos.

Epidemiólogos de todo el mundo coinciden

Varios expertos en el mundo ya advirtieron sobre la llegada de una cuarta ola, y aunque se espera que sea más débil debido a que miles de personas ya están vacunadas, las predicciones no son tan esperanzadoras.

Es el caso del virólogo alemán Christian Drosten, principal asesor del gobierno de Alemania dijo sentirse muy preocupado “por lo que puede suceder en primavera y verano”.


No sabemos qué curvas se acercan y si la carretera de repente se puede volver más empinada. Tenemos que seguir adelante y pisar los frenos

Christian Drosten

Virólogo

La viróloga del Consejo Superior de Investigaciones Científicas en España, Margarita del Val ha señalado que esta nueva sucesión de rebrotes se produciría en marzo.

Del Val también pronostica que se seguirán produciendo nuevas olas de contagios si se relajan las restricciones y no hay suficientes personas vacunadas.

Mientras que Michael T. Osterholm, epidemiólogo estadounidense asegura que el planeta se encamina hacia una cuarta ola por la influencia de la variante británica.

Te recomendamos: A un año del primer caso, México suma 185 mil 715 muertes por COVID-19