Las cifras de delitos van en aumento en Nuevo León. Esta muestra de inseguridad exhibe la ineficiencia en la prevención e investigación que afecta a la ciudadanía del estado y se ha mantenido con el cambio de administración.

Información de la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León, a cargo de Gustavo Adolfo Guerrero, revela que en este 2022 los homicidios dolosos son constantes y suman 476, en su mayoría con características de la delincuencia organizada.

Enero arrancó el año con 95 muertes violentas, para febrero subió a 122 homicidios, en marzo se tuvo una ligera baja, donde se registraron 88, pero para el mes de abril aumentaron a 105 los crímenes y para la primera quincena de mayo suman 76.

Y, de continuar la tendencia de asesinatos en mayo, pudiera convertirse en el mes con más homicidios dolosos en la entidad.

En los primeros cinco meses del 2021 se registraron 417 homicidios dolosos, cifra que en cuatro meses de 2022 ya se rebasó, al reportarse 476 casos.

El secretario de Seguridad del estado de Nuevo León, Aldo Fasci Zuazua, ha tenido una gestión de prevención ineficiente, pues los delitos han sido una constante no solo en su actual gestión, sino desde que llegó en 2018 con la administración del entonces gobernador Jaime Rodríguez Calderón.

“Vamos a prevenir, pero al revés: la información que tiene la Policía y que tiene la Fiscalía, tenemos que explotarla hacia las áreas sociales, como el DIF, educación, salud, incluso, la cultura, los grafiteros, y empezarle a dar la vuelta a esto, los temas como lo es marginación, violencia de género y violencia intrafamiliar, que son los que producen problemas”
Aldo FasciSecretario de Seguridad Pública de NL (Noviembre de 2018)

Cuatro años después, con Fasci al frente de la estrategia de seguridad, en Nuevo León se continúan registrando un constante tráfico de migrantes. El pasado 8 de abril se descubrieron a 130 migrantes hacinados en un camión de carga.

Además, los episodios de violencia familiar y contra las mujeres que se han incrementado en el estado. Hoy suman cuatro marchas de mujeres en protesta contra la violencia de género y familiar.

Además, el caso de la muerte de Debahni Escobar pone en evidencia la ineficacia de la Fiscalía. La investigación de este caso solo ha dejado dudas, ya que todavía se carece de una hipótesis concreta sobre qué fue lo que acabó con la vida de la estudiante de Derecho.

Abril, mes de robos e inseguridad

La prevención del delito de robo no tuvo resultados positivos en el mes de abril, donde la Secretaría de Seguridad de Aldo Fasci no logró evitar que subiera la cifra de hurtos a casa habitación y a personas.

Cifras de la Fiscalía General de Justicia, a cargo de Gustavo Adolfo Gurrero, exhibió a la corporación policial, donde la delincuencia venció cualquier operativo de vigilancia en la Zona Metropolitana de Monterrey.

Las cifras de robos en casahabitación con y sin violencia llegó a los 304 hurtos, que supera por mucho a lo registrado en el mes de marzo donde se registraron 222, y febrero que contabiliza 145 y enero con 262.

La Fiscalía contabiliza que el mes de abril ocurrieron 294 robos en casa-habitación, mientras que, con violencia, 10. En la estadística de la Fiscalía no informa cuántos de estos casos existió algún proceso de imputación.

Riesgo al caminar

La Fiscalía General de Justicia, a cargo de Gustavo Adolfo Guerrero, mostró un incremento de robos a personas con violencia en este mes de abril en diferentes sectores de la Zona Metropolitana de Monterrey.

La estadística arroja que se han cometido un total de 216 hurtos a personas, de los cuales 134 fueron con violencia y 82 sin ella y, en comparación con marzo, el mes anterior, solo se registraron 72 robos de manera violenta.

En febrero se tiene registro de sólo 51 y en enero 71, es decir, la tendencia de robo con violencia es una constante en este 2022. Se desconoce en cuántos casos los delincuentes recibieron un castigo o se efectuó la reparación del daño.

El total de los casos de robo en este mes de abril representa la cantidad más alta desde noviembre de 2021, cuando sólo se registraron 275 denuncias y, para encontrar una cifra similar, habrá que regresar hasta junio de 2018.

También puedes leer: Crisis de inseguridad y violencia al norte del país