Con la llegada de la temporada invernal aumentan los casos de enfermedades respiratorias, entre ellas la influenza; por ello en Nuevo León se mantienen activos los puntos de vacunación para la población y así prevenir y proteger la salud. Esta vacuna protege de las variantes AH1N1,H3N2 y la tipo B.

El estado espera aplicar un total de un millón 434 mil 149 vacunas. Cabe resaltar que esta enfermedad invernal se transmite de persona a persona al toser, estornudar o entrar en contacto con alguna superficie en donde esté el virus. A continuación te decimos a dónde acudir para la aplicación de la vacuna.

¿Dónde vacunarse contra la influenza?

La Secretaría de Salud estatal mantiene activos los módulos en el IMSS e ISSSTE, además de los centros de salud en los municipios. PEMEX, a través de los servicios de salud, también aplica la vacuna contra la influenza.

¿Quién debe vacunarse?

La influenza es una enfermedad viral aguda y se considera una de las causas más importantes de infecciones de las vías respiratorias. Por ello la población de mayor riesgo y quien debe vacunarse es: menores de 6 a 59 meses, adultos mayores de 60 años y más, mujeres embarazadas en cualquier trimestre y personal de salud.

Además de personas de 5 a 59 años con comorbilidades como enfermedades cardiacas, diabetes mellitus descontrolada, obesidad mórbida, enfermedad pulmonar crónica, incluyendo EPOC y asma, enfermedad cardiovascular (excluyendo hipertensión arterial esencial), insuficiencia renal, inmunosupresión adquirida por enfermedad o tratamiento, cáncer, asma y personas que viven con VIH/SIDA.

Cabe resaltar que la vacuna de la influenza puede aplicarse simultáneamente con la vacuna contra el COVID-19.

¿Cómo saber si tengo influenza?

Los síntomas de la influenza son fiebre, tos, dolor de cabeza, dolor en diversas partes del cuerpo, secreción o congestión nasal y dolor de garganta. Ante cualquier síntoma se debe acudir al médico.

Recomendaciones para evitar la influenza

Algunas de las recomendaciones para evitar el contagio de la influenza son: principalmente vacunarse, evitar los cambios bruscos de temperatura, lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón, usa tu cubrebocas; al estornudar, cubrirse con el ángulo interno del brazo o usar un pañuelo desechable; evitar lugares concurridos y sin ventilación. En caso de estar enfermo, no automedicarse.

Algunas otras recomendaciones que emiten las autoridades de salud son:

  • Mantener distancia con personas que tengan infección respiratoria.
  • No saludar de beso, ni de mano.
  • No compartir alimentos, vasos o cubiertos.
  • Ventilar y permitir la entrada de sol en la casa, las oficinas y en todos los lugares cerrados.
  • Mantener limpias las cubiertas de cocina y baño, manijas y barandales, así como juguetes, teléfonos u objetos de uso común.
  • Comer frutas y verduras ricas en vitaminas A y C.
  • Evitar exposición a contaminantes ambientales.
  • No fumar en lugares cerrados ni cerca de niños, ancianos o enfermos.

Los municipios metropolitanos realizan campañas de vacunación en diferentes fechas, por ello te recomendamos estar atentos a sus redes sociales oficiales.