La influencer y fisicoculturista mexicana, Odalis Santos, perdió la vida tras someterse a un tratamiento estético en Guadalajara, Jalisco, para supuestamente evitar la sudoración excesiva. Presuntamente, la muerte de la joven ocurrió por la anestesia que le fue suministrada.

A través de sus historias de Instagram, la mujer de 23 años había anunciado que la empresa SkinPiel en Guadalajara le realizaría un tratamiento de belleza llamado “Mira DY”.

Como parte del acuerdo comercial con esa compañía, la influencer publicó videos donde una empleada del lugar le explica cómo será el procedimiento, diciéndole que se realizaría de una forma “segura y fácil”. Sin embargo, Odalis perdió la vida momentos después.

Según versiones, familiares de la víctima culpan a la clínica por la muerte de la joven y acusan que fue un trabajador de la empresa quien le colocó anestesia, no un anestesiólogo. Sin embargo, trasciende que al lugar la mujer no asistió con ningún familiar, sino únicamente con su entrenador particular.


“Familiares detallaron que Odalis fue recibida por trabajadores de la clínica y la llevaron a un cuarto para desarrollar el tratamiento. Ahí, una persona que no es médico anestesiólogo le colocó anestesia y entró en paro. A Odalis no la trataron médicos, sino trabajadores”.

Así respondió la clínica

En un comunicado, la clínica Skin Piel detalló que Odalis acudió a la clínica alrededor de las 11:13 horas, junto con su entrenador Víctor Gómez Carreño. Antes de realizarle el tratamiento, a la mujer le aplicaron un cuestionario para determinar si había consumido medicamentos, sustancias o suplementos y ella respondió que “no”. “Al entregarle el formulario firmado al doctor, éste le volvió a preguntar sobre el uso de sustancias y verbalmente refirió que no”, apunta el comunicado.


“Es importante notar que a Odalis no se le hizo el tratamiento pues al aplicarle la anestesia tuvo un paro respiratorio inmediato. El médico inmediatamente procedió a hacer todo lo médicamente posible. Al mismo tiempo ordenó a su equipo llamara a una ambulancia”.

Según la información, la mujer sí fue atendida por los paramédicos que llegaron a la clínica e intentaron resucitarla. Además, los médicos preguntaron a su entrenador, Gómez Carreño, qué sustancias había consumido y él respondió “clembuterol, creatina y oxandrolona”.

“Más tarde llegaron dos elementos de la Policía municipal, Ministerio Público y posteriormente SEMEFO… en la clínica no estuvieron presentes ninguno de los familiares de Odalis”.

Según el dictamen de la clínica, “todo parece indicar que la anestesia tuvo una reacción por las sustancias presentes en el organismo de Odalis, ya que los esteroides, anabólicos y el clembuterol alteran el metabolismo y afectan el crecimiento del corazón”.

Te puede interesar: La nueva tendencia de los influencers: ¡Crimen!