El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) anunció este jueves un replanteamiento al modelo de evaluación del desempeño docente para el 2017.

Sylvia Schmelkes, consejera presidenta del INEE, explico que los únicos que presentarán la evaluación durante el 2016 serán los 24 mil maestros que en 2015 obtuvieron resultados “insuficientes” por lo que deberán volver a ser evaluados para poder determinar su permanencia en las aulas, como lo establece la Ley General de Servicio Profesional Docente.

El proceso de evolución del 2016 será voluntario para los maestros que participen por primera vez.

La consejera presidenta del INEE aseguró que la reforma no significa que la ley se haya cambiado, sino que “después de un análisis el Instituto determinó que la evaluación debe mejorarse por lo que se harán cambios en los exámenes y se reducirán las etapas del proceso; además se brindará un acompañamiento en cursos para que los maestros puedan prepararse”, comentó durante una conferencia de prensa.

El INEE detalló mediante un comunicado que el replanteamiento comenzará a aplicarse en el ciclo escolar 2017-2018, que no necesita modificaciones legales y con el cual se reforzará la contextualización y se logrará articular mejor la práctica cotidiana de los docentes.