La Junta Local del Instituto Nacional Electoral (INE) de la Ciudad de México realizó un simulacro de votación para mostrar que cuando los capitalinos emitan su voto el próximo 6 de junio, lo podrán hacer de manera segura y libre de contagio.

Personal operativo de la junta informó el día 6 de mayo pasado que previo a la jornada electoral, se llevará a cabo la limpieza y desinfección de los domicilios donde se instalen las casillas.

Además, se pondrán carteles informativos para dar a conocer a los votantes de que se realizó la desinfección de la casilla.

Igualmente, el uso del cubrebocas será obligatorio para todos los que estén en las casillas y los funcionarios, además, deberán portar careta protectora de plástico.

Los trabajadores de la junta informaron que solo podrán estar dos votantes por casilla, las mamparas para emitir el voto no tendrán cortinilla y a diferencia de otros procesos electorales, solo una persona podrá ocuparlas.

Mientras que los responsables de vigilar el cumplimiento de las medidas serán los escrutadores: habrá uno en la entrada de la casilla que verificará que los votantes tengan cubreboca, les proporcionará gel antibacterial y una toalla desinfectante.

Otro escrutador vigilará el flujo de los ciudadanos dentro de la casilla y procurará que se respete la sana distancia.

La junta informó que el presidente de casilla será el encargado de indicar el momento en que el lugar será sanitizado y la desinfección completa podría darse en lapsos de dos o tres horas.

Durante el simulacro, el personal de la junta informó que en caso de que alguien no quiera portar cubrebocas, aún cuando el escrutador le ofrezca uno de los que dispondrá el INE, el presidente de la casilla podrá pedirle que se retire por no acatar la medida sanitaria.

Por otra parte, Iván Flores Ramírez, subdirector del área de Comunicación Social del INE, mencionó que los presidentes de casilla, como máxima autoridad del lugar, serán los encargados principales del cumplimiento de las medidas e indicó que también aplicarán para los representantes de los medios de comunicación.

“El presidente de casilla debe dar consentimiento a los representantes de los medios de comunicación para que puedan estar ahí, porque son la máxima autoridad“, afirmó.

También puedes leer: Morena presenta iniciativa para silenciar a consejeros del INE en temas políticos