El ataque de un francotirador que provocó la muerte de cinco agentes de la policía de Dallas el pasado siete de julio, ha generado entre residentes locales una ola de interés por ingresar a las filas de esa corporación y emplearse como policías.

 

El Departamento de Policía de Dallas reportó que ha registrado “un aumento sin precedentes de solicitudes” de empleo en las semanas transcurridas desde el ataque.

 

La corporación precisó que en el período de 12 días entre el 8 y 20 de julio pasado, se recibieron 467 solicitudes, un aumento del 243 por ciento en comparación al mismo periodo del año anterior.

 

Voceros del departamento indicaron que no se han contabilizado las solicitudes por raza o sexo, por lo que se desconocen las características de los solicitantes o los motivos que los condujo a solicitar empleo como agente de policía.

 

Sin embargo, indicaron que están satisfechos con el interés y que se procesarán todas las aplicaciones por igual para contratar a “los candidatos mejor calificados.”