El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) pidió retirar todos los anuncios publicitarios de la Línea 7 del Metrobús que se encuentran sobre la avenida Paseo de la Reforma.

Esto es, de la estación Peralvillo, ubicada en la colonia Morelos, hasta la estación Campo Marte, cerca de Auditorio Nacional.

Mediante un oficio dirigido a Guillermo Calderón, director del Metrobús de la Ciudad de México, el INAH aseguró que la publicidad colocada en esta zona impacta de manera negativa el carácter histórico de los sitios patrimoniales protegidos.

Asimismo, indicaron que se parte de los anuncios publicitarios fueron instalados sin contar con la asesoría técnica que se requiere por parte del instituto.

“Los elementos fueron colocados en contravención de la autorización otorgada por este instituto y carecen de la debida asesoría técnica y autorización que debe corresponder, por lo que sí causan un impacto negativo sobre el carácter histórico de los sitios patrimoniales protegidos”, dijo Arturo Balandrano, coordinador nacional de Monumentos Históricos.

El escrito también señala que anteriormente ya e había solicitado reducir el número de carteles publicitarios ya que jugaban “un papel protagónico indeseado en la perspectiva visual de los sitios patrimoniales”.

Además, se solicitó el retiro de los dispositivos que cuenten con iluminación interna, ya que estos incrementan su protagonismo.

Contrapropuesta: Retirar lo obsoleto

Ante la petición del INAH, Guillermo Calderón dijo que se retirará la publicidad existente que ya no tiene utilidad.

Es decir, los 120 parabuses que anteriormente eran utilizados por los autobuses y micros que circulaban por Paseo de la Reforma, y que con el inició de operaciones de la Línea 7 quedaron fuera de uso.

Asimismo, dijo que se esta trabajando en el retiro de las luces en la publicidad.