El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) descartó que exista algún diagnóstico sobre una persona con “hongo negro” en el Estado de México, luego de que medios de comunicación aseguraran que un hombre de 34 años fue detectado con ese padecimiento en el municipio de Chalco.

“No existe diagnóstico alguno que refiera que la infección que presenta el paciente tenga relación con padecimientos reportados en otros países o que sea altamente contagioso”, informó el Instituto en un comunicado.

Añadió que el paciente identificado como Gregorio recibe atención médica desde que ingresó a la zona de urgencias del  Hospital General de Zona 71 el pasado 29 de mayo.

De acuerdo con sus familiares, el paciente dio positivo a COVID-19 el 10 de mayo y se recuperó resguardado en su casa, pues no presentó síntomas graves por la infección. Sin embargo, tuvo una parálisis facial poco más de dos semanas después, por lo que fue trasladado a ese nosocomio.

Esto es lo que sabemos del hongo negro

La mucormicosis o infección fúngica, conocida como “hongo negro”, fue elevada a categoría de epidemia en 29 regiones de la India y, según la prensa de ese país, cobró cientos de vidas en pocos días.

Según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades en Estados Unidos, la tasa de mortalidad por mucormicosis es mayor al 54 por ciento.

Se trata de una infección rara y peligrosa que ataca la nariz, ojos y en ocasiones el cerebro. Médicos de la India han reportado la mayoría de los casos en pacientes que se recuperaron de COVID-19.

“Todos los centros de salud públicos y privados seguirán las directivas para examinar, diagnosticar y tratar la mucormicosis”, informó recientemente el gobierno de la región de Jammu y Cachemira, al norte de India.

El Consejo de Investigaciones Médicas de la India (ICMR) recomendó a los médicos prestar especial atención a los signos de mucormicosis, como dolor sinusal, obstrucción nasal en un lado de la cara, dolor de cabeza unilateral, hinchazón o entumecimiento, dolor de muelas y aflojamiento de los dientes.

Otro de los síntomas de la enfermedad es la decoloración o enrojecimiento de la nariz, visión borrosa o doble, dolor en el pecho, tos con sangre y dificultad para respirar.

En días pasados, un artículo publicado por el Centro Nacional de Información sobre Biotecnología en Estados Unidos reveló que las grandes tasas de diabetes registradas en la India, aunadas con la infección por mucormicosis y COVID-19 “podrían tener consecuencias fatales para la comunidad local”.

“Mucormicosis con COVID-19 puede traer serios problemas para ellos… un aspecto muy importante es la alta incidencia de mucormicosis en la India, que es de 0.14 casos por cada mil habitantes”, lo cual es 80 veces más frecuente que en países desarrollados.

Los estudios también han demostrado un incremento en la incidencia de casos muy severos de mucormicosis en pacientes que tuvieron un historial de COVID-19. Los padecimientos más comunes en ellos fueron en los senos nasales; seguidos de dilatación intraorbitaria y dilatación intracraneal.

“La diabetes mellitus se presentó en más del 91 por ciento de los casos y no se controló en más del 52 por ciento de ellos”, señala el estudio. “Todos los pacientes usaron esteroides mientras recibían su tratamiento contra COVID-19”.

Te puede interesar: Casos de “hongo negro” en pacientes con COVID-19 siguen incrementando en la India