Luego que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) pidió al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) “reparación integral del daño” a Vanessa Dib, quien perdió sus dos piernas por un “diagnóstico erróneo”, la dependencia médica se pronunció e informó que ya gestiona el cumplimiento de dichas recomendaciones.

A través de un comunicado, el IMSS indicó que compensará a la afectada como lo recomendó la CNDH.

La recomendación emitida por la CNDH (118/2022) el 17 de junio –la cual fue aceptada el 7 de julio por este Instituto– reconoce la reparación integral del daño”.

El instituto precisó que realizará el pago de indemnización por daño material, además Vanessa recibirá atención médica y psicológica y/o psiquiátrica que sea necesaria, dotación de prótesis y de dispositivos que permitan su desplazamiento, acceso a programas sociales que le otorguen oportunidades de desarrollo y becas para sus hijos.

Fue la Comisión Bipartita de Atención al Derechohabiente del H. Consejo Técnico del IMSS quien realizó investigaciones correspondientes.

Finalmente señaló que se mantienen en constante comunicación con la víctima para informarle sobre el seguimiento de su caso.

“El IMSS refrenda su compromiso de cooperar con los fines de la CNDH y procurar que la afectada y su núcleo familiar retomen, en la mayor medida posible, su proyecto de vida”, finalizó.

¿Qué se sabe del caso?

Hace cuatro años, la vida de Vanessa Dib dio un giro de 180 grados tras recibir un “diagnóstico erróneo” de médicos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), padeció una infección generalizada (sepsis) que la llevó a sufrir un paro cardíaco y a perder su útero, un ovario y ambas piernas.

Lee: IMSS lanza convocatoria para contratar a miles de médicos; así puedes aplicar a una plaza

Según la solicitud de la CNDH, Vanessa Dib, de 27 años, requería el retiro de un dispositivo intrauterino (DIU) que se encontraba en posición inadecuada, pero el dispositivo “fue extraído con pinzas sin realizar previamente un ultrasonido o estudios de rayos X”.

Esto “pudo desencadenar una infección generalizada y, en consecuencia, la amputación de ambas piernas, la extirpación del útero y un ovario”.

En la búsqueda de justicia, la joven y sus abogados presentaron una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en septiembre de 2018, el 5 de julio el organismo emitió una recomendación dirigida al director general del IMSS, Zoé Robledo, pidiendo la reparación del daño.

Previamente, Vanessa reveló que hasta ahora el IMSS solo le ha ofrecido un pago de 88,000 pesos como reparación del daño, dinero que le es insuficiente no solo pagar una de las prótesis que necesitará después de que sea sometida a una amputación más.