Gracias al trabajo de investigación, evaluación y análisis de sus redes familiares viables, 17 menores de edad fueron reintegrados a su núcleo familiar en San Luis Potosí.

La labor de reintegración fue con el propósito de que los menores de edad vivan en armonía, en un ambiente de amor y felicidad. Es así como lo dicta la Convención sobre los Derechos de las y los niños, y como lo ha impulsado el gobernador de San Luis Potosí, Ricardo Gallardo Cardona.

Las 17 niñas, niños y adolescentes se encontraban en acogimiento residencial sin el cuidado familiar en Centros de Asistencia Social (CAS) adscritos al Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

En las instalaciones de la Procuraduría de la Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (PPNNA), la presidenta honoraria del DIF Estatal, Ruth González Silva, destacó la tarea de la restitución de derechos como una de las encomiendas prioritarias para garantizar la protección y el desarrollo integral de la infancia. Por ello pidió a las redes familiares de las y los menores de edad hacer un gran esfuerzo para preparar a las generaciones de una manera responsable y armoniosa.

“Les invito a que se esfuercen por dar las herramientas necesarias para crear personas de bien, fortalecer sus valores como la solidaridad, la generosidad y el respeto; porque tengan por seguro que la forma en que ustedes se conduzcan será de gran impacto y ejemplo para su desarrollo y la forma en que vean la vida”. Así lo dijo González Silva a las familias presentes.

Por su parte, la procuradora de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, Yessica Guadalupe Méndez González, detalló que la reintegración de las y los 17 menores de edad a su familia de origen fue posible luego del trabajo de investigación, evaluación y análisis de sus redes familiares viables, y tras haber pasado por un proceso de convivencia con las niñas y niño. Ahí se observó y determinó que estar con su núcleo familiar es lo más benéfico para su bienestar.

Mientras estuvieron en periodo de acogimiento residencial, les fueron procurados sus derechos como la salud, alimentación, esparcimiento, educación y una vida libre de violencia. Y así se les restituya el derecho a tener un hogar y una familia que garantice su bienestar.