Reporte Indigo

ECONOMÍA

Impacto COVID-19, la gran muerte de las empresas  

El año del “Gran Confinamiento” significó la muerte para más de un millón de empresas mexicanas y el proceso de recuperación durante 2021 ha sido lento toda vez que los negocios transitaron de un año al otro con recursos agotados, escaso apoyo gubernamental y débil conocimiento digital para adaptar sus negocios.

El número de empresas que perecieron en 2020 ascendió a un millón 10 mil 867 producto de las medidas de confinamiento que establecieron los gobiernos Federal y locales para tratar de contener los contagios, de acuerdo con la Encuesta Sobre el Impacto Generado por COVID-19 (ECOVID-IE segunda edición 2020), elaborada por el INEGI. 

El estudio también apunta que la pandemia afectó a 85.1 por ciento de las empresas mexicanas con la disminución de sus ingresos, la caída de la demanda y la escasez de insumos o productos, además, únicamente 5.9 por ciento reporta haber recibido algún apoyo por parte del gobierno o cámaras empresariales.

“Como las ventas con mis clientes de aquí de la Ciudad y del interior de la República están muy lentas, lo que estoy haciendo es venderles a crédito, pero pues se tardan en pagarme mínimo unos dos meses y eso me deja a mí muy corto de capital. Creo que septiembre fue el mes más difícil de lo que va del año, en ese momento tuve que recortar a dos trabajadoras de siete que tengo para poder seguir con la producción ”, explica Miguel Ernesto Manzo, pequeño empresario que distribuye diversos tipos de productos de plástico.

Además de enfrentar la lenta recuperación económica del país y soportar largos períodos sin que sus clientes paguen sus adeudos, empresarios como Miguel señalan dificultades para acceder a créditos de la banca.

La banca tradicional solicita a las pequeñas y medianas empresas estados financieros, garantías o un periodo previo como clientes de la institución para poder acceder a estos servicios financieros, requisitos que generalmente actúan como barreras para este tipo de negocios.

En el último reporte de indicadores básicos de Créditos a las Pequeñas y Medianas empresas, el Banxico apunta que en marzo de 2021 el crédito a pymes registró el menor crecimiento acumulado de todos los tipos de cartera pese a que este tipo de crédito comenzó a decrecer desde mayo de 2014, cuando alcanzó su nivel máximo.

Leer más:

MIPyMES, a merced de los pagos 

Ley de Pago a 30 días, en la congeladora

Exit mobile version