El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) indicó en un informe que 4 de cada 10 mexicanos viven en una situación laboral en la que sus ingresos mensuales no les alcanza para adquirir la canasta básica.

De acuerdo con el último informe publicado por el IMCO y elaborado a partir de datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en el último cuatrimestre de 2021 hubo un aumento de 5.5 por ciento en el ingreso laboral per cápita (que equivale de $1,758 a 1,740 pesos mexicanos) en el país, mientras que la canasta básica incrementó 10.1% (equivalente a $1,326 pesos aproximadamente).

Aunque lo anterior solo aplica en zonas rurales ya que pese a que se registró un aumento en los ingresos laborales, este no compenso el encarecimiento de la canasta básica alimentaria.

Asimismo, se indica que 5.5 de cada 10 personas que viven en zonas rurales se encuentran en pobreza laboral, mientras que en las zonas urbanas la proporción es de 3.6 de cada 10.

Lee: IMCO explica por qué es mala idea que AMLO fije un precio máximo con “Gas Bienestar”

Durante el cuarto trimestre de 2021, entidades como Guanajuato, Puebla y Morelos registraron un aumento en el porcentaje de personas en situación de pobreza laboral.

Guanajuato tuvo un aumento de 3.5 pp (puntos porcentuales), siendo el estado de la República donde la pobreza laboral incrementó, le sigue Puebla y Morelos, con 2.1 pp respectivamente.

¿Cuáles son las mejores ciudades para trabajar, según IMCO?

Monterrey, Nuevo León; Juárez, Chihuahua; y Mexicali, en Baja California resultaron ser las tres mejores ciudades para trabajar en México.

Mientras que las ciudades peor calificadas por el IMCO son: Ciudad del Carmen, en Campeche; Los Cabos, Baja California; y Xalapa, Veracruz, ya que hay mayor desigualdad salarial.

Cabe señalar que el lunes la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) bajó nuevamente su pronóstico de crecimiento para México en 2022.

Según el organismo, prevé que el Producto Interno Bruto (PIB) solo crezca 2.3 por ciento este año, y no 3.3 por ciento como se había previsto el pasado mes de diciembre