El fiscal general de Nuevo León, Gustavo Adolfo Guerrero, informó este miércoles que el sospechoso del crimen de la pequeña Ana Lizbeth Polina Ramírez, tendría antecedentes penales por delitos sexuales, pues estuvo preso 7 años y fue liberado en 2011.

“Ya tenía antecedentes penales por situaciones de delitos sexuales, 7 años estuvo detenido y salió en… 2011”, detalló el fiscal.

La investigación ha arrojado que la niña presentaba rasgos de descomposición avanzado, por lo que levanta la sospecha de que la menor fue asesinada en otro lugar de donde fue encontrada.

“Se encontró en estado de descomposición, tenemos muchos indicios pero no se pueden revelar para no entorpecer la investigación y tenemos datos muy importantes, pero no se puede revelar por respeto a la familia.

“Estamos buscando si actuó solo o tuvo alguna persona que también le ayudaron”, Adolfo Guerrero

No se informó la identidad del sospechoso, a pesar de que se tiene una ficha por su internamiento en un centro penitenciario.