Huracanes, influenciados por el cambio climático

El aumento de la temperatura del planeta así como del nivel del mar está modificando los fenómenos naturales y la manera en la que se comportan

Agatha inauguró la temporada de huracanes en México y tocó la costa de Oaxaca este lunes 30 de mayo a las 15:30 horas

Agatha inauguró la temporada de huracanes en México y tocó la costa de Oaxaca este lunes 30 de mayo a las 15:30 horas

Comparte esta nota

Agatha inauguró la temporada de huracanes en México y tocó la costa de Oaxaca este lunes 30 de mayo a las 15:30 horas, de acuerdo con información del Servicio Meteorológico Nacional.

David Adams, investigador titular del Instituto de Ciencias de la Atmósfera y Cambio Climático de la UNAM, explica que este año está presente el fenómeno climático de La Niña, que forma parte del ciclo natural-global conocido como El Niño-Oscilación del Sur.

“En el lado pacífico, donde está Agatha, debe ser un poco menos porque es año de La Niña (…) En general, hablando de clima, los años de La Niña tienden a ser menos fuertes y con menos huracanes del lado pacífico”, explica.

Adams asegura que el cambio climático tiene un efecto en los huracanes y aunque no necesariamente implica que haya más, sí provoca que sean más fuertes o intensos.

“Otro problema con la cuestión del calentamiento global es que se están derritiendo los polos y eso hace que el nivel del mar suba; entonces es como crear “la tormenta perfecta” porque son dos cosas que vienen juntas”, explica.

También comenta que como regla general, en septiembre los huracanes tienden a ser más frecuentes y de mayor intensidad, mientras que en octubre disminuyen.

Mayor investigación sobre huracanes

“México es de los pocos países en todo el mundo donde llegan huracanes por los dos lados, por el lado Pacífico y por el Golfo de México”, dice David Adams.

Por lo anterior, en el país se podrían realizar más estudios al respecto, ya que podría servir como laboratorio.

“A mí me gustaría ver que hubiera más estudios de huracanes de México, eso creo que sería interesante, es un buen laboratorio teniendo huracanes de los dos lados.

“De hecho yo diría (que se hicieran) más estudios climáticos y meteorológicos en general, pues también pensando un poco en la diversidad del clima de México, en Chiapas y las zonas montañosas hay harta selva tropical; si vas al norte en Chihuahua, es desierto; y si vas a Baja California, es clima mediterráneo. Hay un poco de todo, todas las playas, tropicales y subtropicales, y pues no solamente eso, sino el Valle de México tiene sus particularidades, lo que hace del país un buen lugar para estudiar fenómenos meteorológicos”, señala.

También puedes leer:

América Latina, la región más amenazada por el cambio climático

Alerta temprana, tecnología que salva vidas en desastres naturales

Salir de la versión móvil