10 y 24

de septiembre fechas de las marchas contra el matrimonio igualitario


Cobijadas en el anonimato, personas han amenazado a la comunidad lésbico gay y al Gobierno federal


El Frente Nacional por la Familia convocó a las marchas contra el matrimonio igualitario, dicen que su intención no es incitar al odio o la violencia


Lo que sí es seguro es que se trata de mensajes que incitan al odio y éste podría venir (...) del propio círculo social de las personas”

Alejandro Flores Medel

especialista en temas de diversidad sexual


“Este tipo de mensajes sí pueden incitar a la violencia y sí fomentan el odio, este llamado a la violencia debe frenarse porque no es bueno para la convivencia de todos en una sociedad de derechos” 

Alejandro Flores Medel

académico de la Facultad
de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM y especialista en temas de diversidad sexual

La escena de la fotografía posteada en Twitter es algo más que inusual: un hombre, posando con una pistola, pide bendiciones a Dios para que le ayude a matar personas homosexuales.

 

Sería un mensaje sin sentido si no fuera por el discurso de odio contra la comunidad de la diversidad sexual, que últimamente abunda en redes sociales.

 

Basta una mirada a las redes para darse una idea del impacto violento que pueden tener los mensajes de odio lanzados desde la trinchera conservadora.

 

No se trata sólo de mensajes homofóbicos; algunos, incluso, muestran armas y piden a Dios que los guíe para poder asesinar a personas con tendencia homosexual.

 

En Twitter, por ejemplo, se pueden encontrar mensajes como el posteado por el usuario @Mafflo_: “Que nuestro Sr Jesucristo bendiga mis balas contra los homosexuales #DefendemosLaFamilia Viva Cristo Rey!”, escribió esta semana.

 

Lo mismo se puede encontrar un cartel donde se diga: “Todos tenemos Mamá y Papá. Si no te gusta nos la vas a pagar”, con la caricatura de un padre de familia con pistola en mano; o la fotografía de un hombre que, con un arma, pide: “Basta de anormales”.

 

El rechazo a la posibilidad de que las parejas del mismo sexo contraigan matrimonio despertó a los grupos más conservadores, que dicen defender el modelo de familia tradicional.

 

El activismo comenzó a raíz de que, en mayo pasado, el presidente Enrique Peña Nieto presentara una iniciativa para consagrar en la Constitución Política la posibilidad de que dos personas del mismo sexo contraigan matrimonio.

 

Este sábado se llevarán a cabo marchas para oponerse a la posibilidad del matrimonio igualitario y a que las parejas del mismo sexo puedan adoptar niños.

 

Convocadas por el Frente Nacional por la Familia y promovidas desde diversas agrupaciones religiosas, las marchas se realizarán en más de 100 ciudades del país, según sus organizadores.

 

Y aunque han dicho que su intención no es incitar al odio o la violencia, lo cierto es que su mensaje ya ha tenido consecuencias… en las redes sociales.

 

A lo largo de la historia, los dichos discriminatorios y homófobos han provocado que se perpetren crímenes contra miembros de la comunidad de la diversidad sexual.

 

Iglesias se unifican

 

Ni los problemas de violencia, de pobreza o los desastres naturales han logrado lo que sucedió hace unos días: unir a diferentes Iglesias y organizaciones religiosas en torno a un tema común.

 

El objetivo: pronunciarse contra el matrimonio gay y la posibilidad de que estas parejas adopten niños.

 

En días pasados, representantes de distintas organizaciones religiosas y civiles decidieron conformar la Unión Histórica en Torno a la Familia, que agrupa a los organizadores de las movilizaciones que se realizarán mañana y el próximo 24 de septiembre.

 

Su motivación es defender a la familia y pronunciarse a favor del matrimonio sólo entre un hombre y una mujer.

 

El Frente Nacional por la Familia lanzó en redes sociales una campaña con los hashtags #DefendamoslaFamilia y #Notemetasconmishijos.

 

Con ese llamado, miles de mensajes han sido posteados en redes sociales; incluso, surgieron algunas imágenes involucrando a partidos políticos, como al Partido Encuentro Social, para convocar a las movilizaciones. Éste se deslindó del llamado.

 

Otros mensajes más perturbadores han surgido. Cobijados en el anonimato, decenas de personas han lanzado amenazas contra la comunidad lésbico gay del país, y contra el Gobierno federal que impulsa el cambio constitucional.

 

“No marchamos contra nadie, no marchamos por odio”, dijo hace unos días Consuelo Mendoza, integrante del Frente Nacional por la Familia.

 

Sin embargo, basta con ingresar el hashtag #DefendamoslaFamilia para encontrar fotografías y mensajes con amenazas que podrían subir de tono.

 

Crímenes de odio

 

Entre 1995 y el 2015, en México se han cometido mil 310 asesinatos por odio contra homosexuales.

 

Esto representa que cada mes, durante los últimos 20 años, cinco personas homosexuales han sido asesinadas.

 

Aunque no existe un registro oficial sobre los crímenes de odio, la organización Letra S ha hecho una recopilación sobre estos asesinatos, basados en notas periodísticas y registros forenses.

 

Sin embargo, hay otras muertes de personas de la diversidad sexual que quedan en el limbo, debido a que por homofobia o ignorancia, las autoridades no los clasifican como tales o nunca se concluye la investigación.

 

Para Alejandro Flores Medel, académico de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM y especialista en temas de diversidad sexual, el discurso de los grupos conservadores es más radical que otros años, lo que puede derivar en agresiones a la comunidad lésbico gay.

 

“Pero lo que sí es seguro es que se trata de mensajes que incitan al odio y éste podría venir no sólo del exterior, sino del propio círculo social de las personas, pues su familia o amigos pueden sentirse presionados por todos los mensajes que hay en el ambiente”, expuso en entrevista.

 

La Secretaría de Gobernación o la Comisión Nacional de Derechos Humanos no se han pronunciado respecto a la aparición de estos mensajes en redes sociales.