Reporte Indigo

RELACIONESEXTERIORES

Historial de conflictos diplomáticos del Presidente

El comunicado que el Presidente mandó al Parlamento Europeo en el que califica a los parlamentarios de “borregos”, fue polvorín

El comunicado que el Presidente mandó al Parlamento Europeo en el que califica a los parlamentarios de “borregos”, fue polvorín

El comunicado que el Presidente de la República mandó al Parlamento Europeo en el que califica a los parlamentarios de “borregos”, fue el polvorín de un caldo de cultivo que se venía gestando desde hace varias semanas en contra del viejo continente.

La falta de asesoría y aval por parte de la Secretaría de Relaciones podría estar también detrás de esta crisis.

El pasado miércoles 9 de marzo, el presidente López Obrador dio la bienvenida de una manera diplomática al ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel Albares. Minutos después, perdió los modos y le recordó que la “pausa” de la relación de México con la nación ibérica continuaba, en particular con los empresarios españoles por los abusos que cometieron en el pasado.

“Cuando hablo de pausa es para que políticamente se internalice una realidad, la relación anterior con España estuvo caracterizada por el abuso de empresas españolas en nuestro país”
Andrés Manuel López ObradorPresidente de México

Pese al mensaje del presidente, el canciller “rebelde”, Marcelo Ebrard, recibió a su homólogo y aplaudió la relación histórica que se tiene con el país ibérico.

“Tenemos entrañables relaciones, afecto, aprecio al pueblo español, a la gran contribución que ha significado para México la presencia de España en nuestro país”, dijo Ebrard.

Ese mismo día, López Obrador anunció que las relaciones con Austria se estaban enfriando ya que no habían querido devolver el Penacho de Moctezuma.

Polémicos nombramientos del presidente en embajadas

En el marco de la “pausa” de las relaciones con España, el exgobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, fue ratificado como embajador de aquel país, lo que le valdrá la expulsión del PRI.

En una condición similar se encuentra la exgobernadora de Sonora Claudia Pavlovich, quien es la actual cónsul de México en Barcelona y quien fue duramente criticada durante su administración por la crisis de violencia que se desató en la entidad, principalmente contra las mujeres; ella también perderá su afiliación en el tricolor.

El tercero de los nombramientos polémicos del presidente, pero que no se materializó, fue el de Pedro Salmerón, al que su historial de denuncias por acoso sexual cuando era profesor del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) frenó su objetivo de llegar a la Embajada de México en Panamá, en su lugar se propuso a la exsenadora Jesusa Rodríguez, quien no ha recibido el beneplácito del gobierno panameño.

También puedes leer:

Claroscuros diplomáticos, la política exterior de México

Política exterior se maneja a dos vías desde Palacio

Salir de la versión móvil