Reporte Indigo

Justicia

Hija y esposa de Andrés Roemer acusan a actriz de recibir pago para acusarlo de violación

Hija y esposa de Andrés Roemer acusan a actriz de recibir pago para acusarlo de violación

La esposa de Andrés Roemer, Pamela Cortés, y su hija, Valeria Roemer, se lanzaron en contra de la más reciente denunciante del exconductor de televisión, Mariana Peñalva, a quien acusaron de recibir un pago para acusarlo de violación.

El pasado 15 de mayo, la actriz Mariana Peñalva realizó una videodenuncia a través de redes sociales en la que narró un presunto episodio de violencia sexual en su contra perpetrado por Roemer, cuando acudió al domicilio del sujeto en compañía de su hijo, de entonces cuatro años de edad.

TE SUGERIMOS: Nueva víctima de Roemer: Mariana Peñalva fue violada por el escritor en presencia de su hijo

Después del revuelo causado por la denuncia de Peñalva, Valeria, hija de Roemer, publicó un tuit, que más tarde fue retomado por la esposa de su padre, en el que acusa a la actriz de hipocresía y de haber recibido un pago para acusar a su padre de violación.

“Conociste a la familia y nunca, nunca dijiste nada. ¿Cuánto te pagaron? No podemos creer, mis hermanos y yo, tu bajeza”, escribió Valeria en redes sociales.

En otros tuits, Valeria cuestionó a Mariana por acusar a su padre en este momento, tras siete años de la presunta agresión, cuando además mantuvo una amistad con él e incluso acudió a su casa para reunirse con su familia y lo invitó a viajar a Francia.

También exhibió las felicitaciones de cumpleaños hechas a Roemer, por parte de Peñalva, entre 2015 y 2017.

Por su parte, además de compartir todos estos tuits, Pamela Cortés, esposa de Roemer, escribió un mensaje acerca del periodismo objetivo y las falsas víctimas.

“La imparcialidad del periodismo requiere también hablar de las #falsasvictimas #falsavictima que tanto daño hacen a toda causa justa y que solo nublan la resolución objetiva de un caso tan delicado”.

Según Mariana Peñalva, Roemer la violó en 2009 cuando acudió a su domicilio, para platicar sobre un proyecto cinematográfico, mientras su hijo de cuatro años de edad se encontraba en el cuarto contiguo.

Exit mobile version