A un año de que concluya su mandato, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, se comprometió a trabajar para que el turismo renazca, que el campo sea más productivo, pero también más atendido, que el sistema de salud sea mucho mejor que el que había antes del coronavirus y que la buena minería mejore y se consolide en la entidad.

Al rendir por quinta ocasión cuentas a los guerrerenses, en esta ocasión de manera virtual, el gobernador dijo que pugnará para que su “querida” Universidad Autónoma de Guerrero siga mejorando.

Héctor Astudillo pidió a los empresarios apostar por Guerrero; además de fortalecer y mantener su actitud respetuosa y responsable de la relación con el presidente de la República.

“Yo, Héctor Astudillo, tengo muy claro que debo seguir sirviendo todos los días sin límites, alejado de los abusos, de los escándalos y alejado también de los excesos de poder”, resaltó el mandatario, quien estuvo acompañado de funcionarios estatales y su esposa, la presidenta del DIF Guerrero, Mercedes Calvo.

Ante los diputados locales, que se encontraban a distancia, el gobernador fue claro al señalar que mantendrá una actitud apegada a la legalidad y de respeto a todas las fuerzas políticas y sus candidatos que participarán en la próxima contienda electoral.

En su mensaje, indicó que la pandemia puso a prueba la capacidad de respuesta de todos los gobiernos del mundo.

“En Guerrero, juntos, sociedad y Gobierno, tomamos las previsiones necesarias e hicimos todos los esfuerzos requeridos para superar adecuadamente la emergencia sanitaria”.

Reconoció que las implicaciones económicas y sociales de la pandemia han afectado profundamente la entidad, por eso se implementaron acciones para mitigar sus efectos.

Luego de escuchar virtualmente el posicionamiento de los grupos parlamentarios del Congreso local, el gobernador agradeció al presidente Andrés Manuel López Obrador las cuatro jornadas de trabajo que realizó en la entidad durante este año.

Para atender la pandemia, destacó que se hicieron dos ajustes presupuestarios: en marzo, por 200 millones de pesos y, en agosto, por 241 millones, y reiteró que no se afectará la salud, la seguridad pública, desarrollo social, agricultura, pesca, educación y turismo.

En el rubro de seguridad, el gobernador resaltó que hoy Guerrero es un estado más seguro, al mencionar que el secuestro y los homicidios dolosos van a la baja.

El gobernador enfatizó que el turismo es una prioridad en la agenda del Gobierno estatal; por eso, su promoción será un pilar de la recuperación económica del estado.

“Redoblaremos nuestros esfuerzos para seguir impulsando al turismo como motor de crecimiento económico, desarrollo social y empleos dignos para las y los guerrerenses”, finalizó.

También puedes leer: Insiste gobernador de Guerrero uso de cubrebocas y cuidar a la familia