"La denuncia que presentó el PAN es un acto cobarde, indignante, infamante, calumnioso y mentiroso. Lleno de mala fe y dolo”

Lizbeth Elisa Azamar Viveros

presidenta de la Fundación Fidelidad Down Veracruz AC

Lizbeth Elisa Azamar Viveros está dispuesta a ir a fondo para limpiar su nombre y el de su fundación para niños con síndrome de Down.

Ella asegura que la denuncia que hizo el PAN en la que la involucraron a ella y a Fundación Fidelidad Down Veracruz AC es un acto deshonesto. Ahora no se detendrá hasta obtener una disculpa pública.

Por eso, a pesar de dar a conocer públicamente documentos que echan por tierra el que esta asociación haya sido utilizada como vehículo para hacer llegar recursos del gobierno estatal al exgobernador Fidel Herrera y otros funcionarios, envió una carta a distintas dependencias para que este caso se investigue a fondo.

A través de una misiva que llevó a la PGR, a las oficinas nacionales del DIF y a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), la veracruzana quiere que se hagan peritajes especializados para poder demostrar su inocencia.

“La denuncia que presentó el PAN es un acto cobarde, indignante , infamante, calumnioso y mentiroso. Lleno de mala fe y dolo. No es posible señor procurador que la clase política de este país tenga el alcance de fabricar una acusación contra una asociación que se dedica a ayudar a niños con síndrome de Down, mediante el hurto de documentos, la falsificación de firmas y la simulación de una serie de hechos con fines exclusivamente electorales”.

En entrevista, la mujer asegura que esto afectará la imagen de su institución, la cual actualmente atiende a 50 niños, pero desde 2008 a la fecha ha podido dar diferentes servicios a más de mil personas.

El objetivo de la carta enviada a la PGR es para que la llamen a declarar y pueda presentar todas las pruebas que tiene para poder desmentir la denuncia hecha por los panistas, encabezados por su líder nacional, Gustavo Madero.

“Quiero ir voluntariamente para presentar mis pruebas. La denuncia es totalmente falsa con fines electorales y nada tiene que ver en lo más mínimo una asociación dedicada a atender a niños con síndrome de Down”.

Ella explica que en todo el tiempo que tiene de existir jamás han logrado tener 80 millones de pesos, y el PAN entregó a las autoridades copias de cheques a su nombre por esa cantidad. 

“Eso y otros documentos fueron robados a finales del 2012 y yo presenté una denuncia en ese tiempo”.

Está molesta por que la involucraron en un tema que, asegura, es ajeno a su trabajo.

“Esto afecta la imagen de la fundación, mi imagen, la de mis hijos y la de mi familia, porque al rato ¿quién va a creer en mi fundación?”.

Y es por eso que quiere que se resuelva y que las autoridades digan oficialmente que toda la documentación presentada es falsa. 

“Ya he recibido muchísimas llamadas de gente a la que hemos apoyado diciendo que está indignada, y también muchísimas llamadas pidiendo que se haga justicia. Porque esto va afectar notablemente la fundación, la gente que me conoce sabe de mi trabajo, pero los millones de mexicanos que me vieron en los medios no me va a creer si no se esclarece este caso y se lleva hasta las últimas consecuencias. Porque además exijo que se me ofrezca una disculpa pública”.

En cuanto la llamen a declarar llevará los estados de cuenta, copia de la denuncia por robo en noviembre del 2012, y quiere que se aplique una prueba grafológica para que comparen su letra y firma con los cheques presentados el pasado domingo por Acción Nacional.

Además de que está solicitando a la PGR que sea la Comisión Nacional Bancaria y de Valores la que entregue un informe de sus cuentas bancarias en la institución Scotiabank Inverlat S.A. de C.V. a fin de que sean ellos mismos quienes digan los saldos, cheques, montos y movimientos bancarios realmente hechos por ella y la fundación.

Azamar Viveros acepta que ha recibido apoyo de diferentes administraciones estatales de Veracruz, pero ni en grandes cantidades, y mucho menos a cambio de ayuda o colaboración en las elecciones.