En el año 2015, se registraron 655 mil 688 defunciones en México, que en proporción con el total de la población, resulta en 541 muertes por cada 100 mil habitantes; de acuerdo con datos del Inegi a propósito del próximo Día de Muertos.

Esa tasa de mortalidad, es la más alta que hubo en los 5 años anteriores al 2015. En ese lustro, las muertes fueron en aumento a partir del 2011.

En el país, una de cada cuatro personas que murieron en el 2015, fue a causa de enfermedades del sistema circulatorio: enfermedades isquémicas del corazón, cardiovasculares y por hipertensión. Dichos padecimientos, provocaron la muerte de 166 mil 934 personas.

En segundo lugar, fueron los padecimientos endócrinos los que derivaron en 114 mil 951 defunciones. Entre estos se encuentran la diabetes mellitus y la desnutrición.

Dentro de los males que conforman las dos principales causas de muerte en la sociedad mexicana, se encuentran relacionados con otros padecimientos que son la obesidad y el sobrepeso. Actualmente, en México 7 de cada 10 tienen sobrepeso; y uno de cada tres adolescentes de entre 12 y 19 años, presenta sobrepeso u obesidad.

Por esa razón, el país es el primer lugar a nivel mundial en obesidad infantil y el segundo en obesidad adulta, resultado de malos hábitos en la cultura alimenticia.

La tercera causa de muertes son los tumores malignos, entre los que se encuentra el de tráquea, bronquios o pulmón; seguido del tumor de la próstata, hígado y el de mama.

Las agresiones, los accidentes de tránsito, enfermedades en el hígado y enfermedades respiratorias como la neumonía, componen otras de los principales motivos de defunciones.

ESPERANZA DE VIDA

La proporción de muertes con respecto a la número de población se incrementó en la primera mitad de la década que inició en 2010. No obstante, la esperanza de vida ha tenido un aumento considerable desde la segunda mitad del siglo XX.

El Inegi informa que en 1950, la población vivía en promedio 49.7 años, y que más de la tercera parte de la población moría a causa de enfermedades infecciosas y parasitarias. Para el 2015, de las más de 655 mil defunciones, solo el 2.5 por ciento se vinculó es esa causa. A diferencia de la década de los 50, en el 2017, la esperanza de vida se instaló en los 75.3 años.