Ediles municipales del PRI y el PAN se reunieron a puerta cerrada la mañana de hoy en un restaurante de Monterrey para dialogar acerca de las reformas presupuestales que propusieron al Congreso local durante la semana, una ‘encerrona’ en la que no aparecieron alcaldes de Movimiento Ciudadano.

La junta se llevó a cabo en el restaurante ‘El Gran Invernadero‘, ubicado en la avenida Ignacio Morones Prieto; ahí se dieron cita, entre otros, los priistas César Garza, alcalde de Apodaca; David de la Peña, de Santiago y Cristina Díaz, de Guadalupe.

También acudieron los panistas Daniel Carrillo, de San Nicolás, Cosme Leal, de Santa Catarina, y Maribel Hinojosa, de General Treviño.

Alcaldes ‘naranjas’ brillan por su ausencia

Durante la semana, César Garza, vocero del ‘Pacto por Nuevo León’, hizo extensiva la invitación los alcaldes emanados de Movimiento Ciudadano, partido del gobernador Samuel García, para unirse al grupo y exigir mayores recursos para sus respectivos municipios.

A pesar de ello, ninguno de los 22 alcaldes ‘naranjas’ de Nuevo León, algunos de ellos protagonistas del ‘robo’ de ediles por parte de Movimiento Ciudadano, atendieron al llamado de hoy ni realizaron exigencias a la administración que encabeza Samuel García.

Uno de ellos fue el alcalde de Monterrey, Luis Donaldo Colosio, quien declaró el viernes pasado que no está de acuerdo con la forma en la que los alcaldes opositores han decidido realizar sus exigencias, tildando de ‘inmadurez política’ su posicionamiento conjunto.

Han sido días álgidos para la pugna que enfrenta a los 24 alcaldes opositores con la administración de Samuel García, a la que se le exigió mejorar la repartición de recursos entre municipios y dejar de lado la ‘extorsión política‘ en contra algunos miembros del ‘Pacto por Nuevo León’.

Los opositores denunciaron retención de nóminas por parte del gobierno Estatal, así como la utilización del SAT-NL para ‘amedrentar’ a personajes de la oposición, situación que desembocó en la renuncia de Félix Arratia, titular de la dependencia, quien enfrenta acusaciones de abuso de autoridad, chantaje y amenazas.

Por su parte, Samuel García hizo un llamado a la reconciliación entre todas las fuerzas políticas de Nuevo León, recordando que la crisis hídrica por la que atravesó la entidad durante 2022 fue superada gracias a la unidad entre partidos.