La escritora e investigadora Beatriz Gutiérrez Müller condenó la venta de bienes culturales prehispánicos con valor histórico y calificó estas prácticas como “subastas inmorales”.

La escritora manifestó su inconformidad frente a la subasta “Arte precolombino y obras maestras taínas de la Colección Fiore Arts”, programada para este miércoles 10 de noviembre en la casa Christie’s de París.

En un tuit en el que etiquetó a la casa de subastas Christie’s, la esposa del presidente Andrés Manuel López Obrador llamó a detener este tipo de prácticas que “socavan la riqueza cultural”.

En el comunicado publicado por la escritora Beatriz Gutiérrez Müller, se indica que la subasta de estas piezas prehispánicas fomenta el saqueo, el tráfico ilícito y blanqueo de bienes perpetrados por la delincuencia organizada transnacional.

De acuerdo con un dictamen arqueológico del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), se identificaron que de las 87 piezas arqueológicas ofertadas, 72 constituyen bienes prehispánicos que forman parte del patrimonio cultural de México, de acuerdo con la Ley Federal sobre Monumentos Artísticos e Históricos.

Lee: Cancelan subasta de bienes arqueológicos mexicanos en Roma; presuntamente fueron robados

Por su parte, la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, apeló a la ética de los “posibles compradores” que participen en la subasta y desistan de comprar el patrimonio nacional.

“Comprar patrimonio ajeno vulnera la cultura e identidad de un país. #MiPatrimonioNoSeVende”, expresó en su cuenta de Twitter.

Asimismo, periodistas, escritores y personalidades vinculadas a la cultura y el arte en el país se sumaron a la campaña #MiPatrimonioNoSeVende, promovida por la Secretaría de Cultura federal.

Cabe señalar que las embajadas de Colombia, Guatemala, Perú, Honduras y México en Francia, también expresaron su rechazo contra el tráfico y venta de objetos prehispánicos mediante subastas.

El pasado 2 de julio, el canciller Marcelo Ebrard firmó con Francia una declaración de intención para combatir el tráfico de bienes culturales.