La alcaldía Gustavo A. Madero está en manos inexpertas: existen funcionarios que desempeñan cargos directivos solo con tener el nivel básico educativo acreditado.

Al menos 10 personas tienen cargos como jefes de unidad, directores, subdirectores o coordinadores de áreas como las encargadas del desarrollo social, obras o licitaciones, pero apenas terminaron la primaria.

La demarcación, que gobierna el morenista Francisco Chíguil, mantiene en este 2021 a dichos funcionarios aún cuando la mayoría tampoco acredita cumplir con los requisitos para desempeñar el puesto.

Estos servidores públicos gozan de remuneraciones que van desde los 14 mil hasta los 69 mil pesos mensuales, cifra mayor a la del promedio de los profesionistas del país con estudios superiores terminados.

Respecto a cuánto ganan los profesionistas con título de nivel superior en el país, el Observatorio Laboral de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), informó en 2020 que un profesionista mexicano gana en promedio 10 mil 814 pesos al mes.

Directivos de Gustavo A. Madero sin experiencia

Información sobre la trayectoria profesional de los servidores públicos de la alcaldía Gustavo A. Madero que se puede consultar en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT) y cuya última actualización es del 30 de junio de 2021, señala que hay 10 personas con puestos de mando directivo que apenas tienen la primaria terminada.

El primer caso de un directivo en la alcaldía sin la preparación necesaria es el de Roberto Espinosa Altamirano, quien ostenta el puesto de Coordinador A en la Coordinación de Vinculación de la Dirección General de Bienestar de la alcaldía.

Según su currículum vitae público, que se puede descargar en la página electrónica de la demarcación, su último grado de estudios es la primaria y en el Registro Nacional de Profesionistas (RNP) de la Secretaría de Educación Pública (SEP) aparece que no tiene un grado superior acreditado.

La información sobre la trayectoria profesional de los servidores públicos de la Gustavo A. Madero se puede consultar en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT)

El manual administrativo de la demarcación estipula que el puesto debe ser ocupado por alguien que cuente con licenciatura en Contaduría, Administración Pública, Administración de Empresas, Finanzas, Economía, Derecho, Ingeniería o ciencias en las áreas afines a la administración; y debe tener una experiencia mínima de 2 años en el ejercicio de un cargo dentro de la administración pública federal, estatal o municipal.

El sueldo que percibe Espinosa Altamirano, según las bases de datos de la alcaldía, es de 32 mil pesos mensuales netos.

Otro caso es el de José Luis Olvera Martínez, director de proyectos y supervisión de obras, quien tampoco tiene una cédula profesional en el RNP y su currículum indica que su último grado de estudios es la primaria.

Al igual que en el caso anterior, el perfil del puesto pide que quien lo ocupe tenga una licenciatura. Pese a no contar con título y su trayectoria pública, gana al mes 42 mil pesos netos.

En tercer lugar se encuentra Rubén Linares Flores, director general de Bienestar; no cuenta con cédula y su currículo muestra que también solo tiene primaria concluida, pero gana 69 mil pesos, 16 mil pesos más que un legislador local.

Los requisitos estipulados para el puesto muestran que también debería ser un licenciado quien ocupe el cargo.

Mientras que Edgar Rodríguez Carrillo está en la misma situación; no cuenta con credenciales ni la preparación requerida y se desempeña como Jefe de la Unidad Departamental (JUD) de Atención a la Juventud donde percibe un sueldo mensual neto de 24 mil pesos.

El perfil del cargo señala que es deseable que quien esté en él, tenga una licenciatura terminada.

También está el JUD de Monitoreo y Selección, Luis Enrique Crespo Gutiérrez, quien gana 16 mil pesos; tampoco tiene un grado académico superior concluido y su trayectoria pública dice que solo tiene la primaria. El perfil de su puesto detalla que es preferible que sea un licenciado quien lo ocupe.

En séptimo lugar está Silvia Alejandra Torres Balcázar, JUD de Parques y Jardines en la Dirección General de Servicios Urbanos, con un sueldo neto de 24 mil pesos netos al mes. Su currículum revela que solo terminó la primaria pero en este caso, los requisitos del puesto sí piden que sea licenciada con cédula profesional.

Ricardo Castañeda Magallanes es JUD de Programas Territoriales, sin licenciatura y con solo el nivel básico educativo acreditado según la información pública, pero recibe una remuneración neta mensual de 24 mil pesos.

En penúltimo lugar está Luis Armando Gil Cabañas, JUD de Señalización y Nomenclatura en la Dirección General de Servicios Urbanos, cuyo puesto debe ser ocupado por alguien con licenciatura terminada.

No obstante, Gil Cabañas tampoco tiene una carrera académica concluida y la información sobre su experiencia profesional revela que apenas tiene primaria. Pese a esto, gana 14 mil pesos netos al mes.

El último caso es el de Fernando Barrera García, subdirector de áreas verdes en Servicios Urbanos, con un sueldo de 32 mil pesos, pero tampoco cuenta con estudios acreditados más allá del básico.

El manual administrativo menciona que el funcionario que esté como subdirector de áreas verdes tiene que contar con licenciatura terminada y cédula profesional.

También puedes leer: Danzones contra la austeridad en Gustavo A. Madero