El exgobernador de Sonora, Guillermo Padrés, acudió esta mañana al Reclusorio Oriente para presentarse en el Juzgado y enfrentar la orden de aprehensión que pesa en su contra.

Padres estaba desaparecido desde septiembre pasado, sin embargo, el exfuncionario estatal aseguró no haber cometido ningún delito y tener pruebas para demostrarlo. 

¿Cuáles son los cargos que enfrentará?

A petición de la Procuraduría General de la República, Interpol emitió la ficha roja internacional con fines de búsqueda y localización de Padrés con fecha de 3 de octubre de 2016.

Es investigado por defraudación fiscal, enriquecimiento ilícito, peculado e incumplimiento del deber legal.

Padrés se habría beneficiado con más de ocho millones de dólares por medio de una empresa fachada con sede en Holanda, según datos de la PGR.

El entonces director de la Auditoria Fiscal, Roberto Francisco Ávila perdonó pagos fiscales por medio de descuentos a más de 40 empresas.

Investigación sobre su administración en Sonora

Durante el sexenio de Guillermo Padrés existió un desfalco al erario público superior a 30 mil millones de pesos, de acuerdo con investigaciones de la Controloría General del Estado de Sonora.

Actualmente, el exgobernador Padrés también les investigado por la Fiscalía Anticorrupción de Sonora por el delito de enriquecimiento ilícito.

El delito de ejercicio indebido del servicio público se castiga con hasta siete años de prisión y siete años de inhabilitación.

La presa en su rancho

Padrés fue acusado en 2014 de haber construido una presa en un rancho de su propiedad sin los permisos legales, la cual fue demolida en 2015 por resolución de la Comisión Nacional del Agua.

Un juez federal le negó al ex gobernador una petición de amparo en contra de cualquier orden de detención que pudiera existir en su contra por presuntos actos de corrupción cometidos durante su administración.

Con información de Capital México