¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

DESARROLLOURBANO

Guillermo Montemayor Cantú: De síndico a cabildero inmobiliario

César Cepeda

El caos urbano y los permisos irregulares de construcción en San Pedro tienen un aliado en el Cabildo: el síndico Guillermo Montemayor Cantú.

El presidente de la Comisión de Desarrollo Sustentable está convertido en el principal cabildero de los desarrollos inmobiliarios que pretenden redimir sus pecados y poder construir más metros de los autorizados.

Montemayor Cantú gestiona entre los regidores de San Pedro la regularización y ampliación del permiso del proyecto inmobiliario Arboleda, un complejo de usos mixtos que se construye en la zona del Campestre.


Mar 23, 2014
Lectura 6 min

El caos urbano y los permisos irregulares de construcción en San Pedro tienen un aliado en el Cabildo: el síndico Guillermo Montemayor Cantú.

El presidente de la Comisión de Desarrollo Sustentable está convertido en el principal cabildero de los desarrollos inmobiliarios que pretenden redimir sus pecados y poder construir más metros de los autorizados.

Montemayor Cantú gestiona entre los regidores de San Pedro la regularización y ampliación del permiso del proyecto inmobiliario Arboleda, un complejo de usos mixtos que se construye en la zona del Campestre.

La intención de Montemayor Cantú es la misma que los dueños de La Arboleda: que el Cabildo sampetrino apruebe mañana martes la construcción de 670 departamentos, en lugar de los 270 permitidos en el terreno de 10 hectáreas que antes era propiedad de Vitro.

Así va el sentido del dictamen que la Comisión de Desarrollo Sustentable, que preside Montemayor Cantú, planea presentar mañana al Ayuntamiento sampetrino para su votación.

“Yo estoy viendo el cómo sí y no el cómo no”, les dijo Montemayor Cantú en una junta a los regidores, la semana pasada, cuando discutían el caso entre integrantes de la Comisión de Desarrollo Sustentable de San Pedro.

El asunto fue presentado con urgencia, la semana pasada, por Montemayor Cantú a los integrantes de la Comisión de Desarrollo Sustentable del Cabildo y a los miembros del Consejo Consultivo Ciudadano de Desarrollo Urbano.

Esa Comisión del Cabildo es encabezada por Montemayor Cantú y está integrada además por los regidores Adrián Marcelo Villarreal Rodríguez, Jorge Salvador González, María Cristina Moreno y Priscila Chapa Valdés.

La regidora Priscila Chapa habría manifestado su rechazo en contra del dictamen promovido por Montemayor Cantú.

La autorización del proyecto Arboleda, en los términos que pretende Montemayor Cantú, se contrapone con el dictamen técnico que presentó la Secretaría de Desarrollo Sustentable de San Pedro, dependencia que se opone a la modificación del permiso de este desarrollo.

La sospechosa agilidad con la que busca Montemayor Cantú autorizar este trámite, coincide con el cambio de los abogados contratados por la empresa desarrolladora de Arboleda.

Hasta hace unas semanas el abogado Bernardo Canales y la arquitecta Lucy Guerra se presentaban en San Pedro como los representantes legales de este desarrollo inmobiliario.

Sin embargo, últimamente son abogados identificados con el despacho jurídico Santos-Elizondo, quienes están a cargo del proceso de regularización de La Arboleda.

Montemayor Cantú es casualmente uno de los socios de Santos-Elizondo, despacho que tuvo como fundadores al panista Luis Santos de la Garza y al exgobernador priista Eduardo Elizondo Lozano.

Esta firma legal goza de alta influencia en el estado de Nuevo León y es conocida como el “Despacho Divino”.

Así, Montemayor Cantú alterna su trabajo como síndico de San Pedro y como abogado del despacho Santos-Elizondo.

Arboleda es un desarrollo exclusivo de usos mixtos que contempla oficinas, comercios, departamentos y residencias de lujo.

El proyecto, que se localiza en el cruce de las avenidas Ricardo Margáin y Roble, en San Pedro, está a cargo de la desarrolladora inmobiliaria One Development Group.

Entre los accionistas principales de esta empresa están Patricio Garza, Alejandro Schwarz, Bernardo Flores y Alfredo Marín. 

Los trabajos de la primera fase que contempla las cuatro torres de departamentos comenzaron en junio del 2012, con una inversión de 155 millones de dólares.

En total, la inversión que se contempla realizar en este centro urbano asciende a 500 millones de dólares.

En San Pedro el desarrollo urbano y los permisos irregulares de construcción han sido el tema principal en la administración municipal que encabeza el alcalde Ugo Ruiz.

El panista creó la Mesa de la Justicia, un instrumento legal con la que pretende regularizar desarrollos inmobiliarios que se excedieron en sus construcciones autorizadas durante la gestión del exalcalde Mauricio Fernández.

Un gran desarrollo… en medio del caos vial
Por Javier Estrada

La Arboleda se presenta como la oferta inmobiliaria de vanguardia en San Pedro, donde se ofertan oficinas, residencias y locales comerciales de lujo.

Ubicado estratégicamente en una de las zonas con mayor plusvalía en el municipio sampetrino, el complejo urbanístico de usos mixtos cuenta con al menos 11 desarrollos integrados.

El plan maestro de La Arboleda contempla la construcción de las torres de oficinas Cytrus y Mentha, con kioskos, cafeterías, restaurantes, helipuertos y centros de negocios.

Los edificios suman más de 30 mil metros cuadrados de jardines y el parque central de ambos edificios corre a cargo de la firma Diseño y Planeación OJB.

En cambio, las exclusivas residencias Dahlia y los departamentos Cássea, son creados por Rodrigo de la Peña Arquitectos y la firma internacional KMD, respectivamente.

Ambos despachos además se encargan de las villas familiares y para hombres de negocios Uvah y Magnolia, ubicadas al lado de las torres de residentes.

El complejo cuenta con un parque central público, Nemus Publica, y otro privado, Nemus Privata, también de Diseño y Planeación OJB, una de las principales firmas en diseño y arquitectura de paisaje a nivel mundial.

El primero de los espacios alberga una variedad de árboles endémicos, con ríos artificiales y puentes, mientras que el segundo tiene albercas, zonas para mascotas, juegos infantiles y hasta un jardín botánico.

A estos desarrollos se suman la Casa Club de La Arboleda, el cual tiene una amplia gama de funciones, donde se realizan eventos formales, casuales, familiares o de negocios.

Este inmueble contará con albercas techadas, cine, billar, boliche, área de juegos infantiles, spa y gimnasio, entre otros.

Dentro del complejo destaca el edificio Sofía, uno de los que ya están en el proceso de edificación y que se presenta como un “innovador concepto residencial en San Pedro, que ofrece una inmejorable ubicación, un diseño inigualable y experiencias que enamoran”.

Esta torre, tanto de oficinas como de departamentos, se ubica frente al Valle del Campestre y está encabezado por One Development Group, con el diseño y la arquitectura del despacho Pelli Clarke, Pelli Architects.


Notas relacionadas

Oct 30, 2019
Lectura 4 min

Ago 26, 2019
Lectura 6 min

DESARROLLOURBANO

El precio del abandono en Tlajomulco

Jonathan Ávila


Ago 26, 2019 Lectura 6 min

Ago 22, 2019
Lectura 2 min

Ago 7, 2019
Lectura 6 min

Comentarios