El rectorado de Ricardo Villanueva Lomelí en la Universidad de Guadalajara (UdeG) ha destinado 3.3 millones de pesos de su presupuesto público para la publicación de 147 desplegados con contenido crítico hacia las autoridades estatales de Jalisco y su desempeño en diversos ámbitos, de acuerdo con registros generados por la casa de estudios.

La información proporcionada por la Universidad muestra que esta estrategia mediática se intensificó en el 2021, año en el que el Gobierno de Enrique Alfaro Ramírez determinó reorientar una bolsa de 140 millones de pesos que originalmente serviría para construir el Museo de Ciencias Ambientales de la UdeG, y que ahora se está invirtiendo en el nuevo Hospital Civil de Tonalá.

De esta manera, mientras en el año 2020 el rectorado de Villanueva Lomelí emitió 19 desplegados con señalamientos críticos hacia las autoridades estatales en diversos rubros, con un costo para el erario universitario de 246 mil 752.53 pesos, para el año 2021, en cambio, la cantidad de publicaciones críticas se disparó a 119, con un costo para la hacienda universitaria de 2.9 millones de pesos.

El Museo de Ciencias Ambientales es un proyecto que impulsa Raúl Padilla López, el ex rector que encabeza al grupo político que ha estado al mando de la Universidad por más de tres décadas; sin embargo, la UdeG ha cuestionado públicamente el recorte de los 140 millones de pesos por considerarlo una vulneración de la autonomía universitaria.

Uno de estos desplegados, del 9 de agosto de 2021, señala sobre el caso del museo: 

“Vemos en ello una clara represalia del Ejecutivo, ante la decisión responsable de nuestra Casa de Estudios de posponer el regreso a clases presenciales, debido a la situación crítica del incremento de contagios, hospitalizaciones y fallecimientos por COVID-19”
Desplegado universitario (9 de agosto de 2021)

Los desplegados que se financian con el presupuesto de la Universidad con contenido crítico hacia las autoridades del Estado aparecen firmados por distintas instancias y con múltiples membretes. En el año 2021, por ejemplo, se utilizaron los siguientes: “La Universidad de Guadalajara”, “El Consejo de Rectoras y Rectores de la Universidad de Guadalajara”, “Consejo General Universitario”, “El H. Consejo de la División de Estudios Jurídicos”, “Estudiantes, Profesores y Trabajadores Universitarios”, “Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades”, y “Udeg y Hospital Civil de Guadalajara”.

Algunas publicaciones aparecieron firmadas por órganos “satélite” de la Universidad, como “La Federación de Estudiantes Universitarios”, “El Sindicato Único de Trabajadores de la UdeG (Sutudeg)” y “El Sindicato de Trabajadores Académicos de la Udeg (Staudeg)”, según el Expediente UTI 0140 2022.

Pugna política con la UdeG

La Universidad también financió la publicación de desplegados en los que se cuestiona el desempeño de las autoridades estatales en problemáticas graves para la entidad, como lo son la desaparición de personas y la gestión del agua, y los cuales fueron emitidos por instancias académicas de la institución.

El “Comité Universitario de Análisis sobre Asuntos de Interés Público en Materia de Agua y Energía”, el “Comité de Análisis de Seguridad, Justicia y Derechos Humanos de la Universidad de Guadalajara”, “Observatorio sobre Libertad de Expresión y Agresiones contra Periodistas de la Universidad de Guadalajara”, el “Centro de Estudios de Género” y, considerando otros años del rectorado, el “Comité Universitario de Análisis en Materia de Desaparición de Personas”.

El 7 de enero de 2022, por ejemplo, el Comité Universitario de Análisis en Materia de Desaparición de Personas emitió un desplegado en el que afirma que “el Gobierno de Jalisco es omiso frente a la creciente desaparición de personas (…). Es necesario que se declare un Estado de emergencia en toda la entidad”.

El 5 de febrero de 2022 emitió otro titulado: “¡Ya basta de la desaparición de personas en Jalisco!”, donde dice: “Es evidente que Jalisco vive una catástrofe humanitaria de grandes dimensiones, a pesar de la resistencia de las autoridades a reconocerlo”.

En la pugna política que sostiene la UdeG con el Gobierno estatal, destaca el caso de algunos desplegados que, aunque fueron financiados por la Universidad, aparecieron firmados por terceros, como la “Anuies (Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior)”; los “Miembros del Consejo Nacional de la Anuies”; o el “Consejo Directivo de la Amocvies, A.C. (Asociación Mexicana de Órganos de Control y Vigilancia en Instituciones de Educación Superior)”.

Tiempos pasados

Antes de que el Gobierno de Jalisco le retirara los 140 millones de pesos al museo que impulsa Padilla López, la Universidad utilizaba sus recursos públicos para emitir desplegados que destacaban como positivas las acciones del gobernador del estado.

Por ejemplo, el 19 de diciembre del 2019, el “Comité Universitario de Análisis Ambiental y Desarrollo Sustentable” de la UdeG emitió un desplegado titulado “Posicionamiento en apoyo al rechazo de la construcción de la termoeléctrica en Juanacatlán”.

“La Universidad de Guadalajara celebra la decisión del Gobierno del estado de Jalisco que, a través de su Gobernador constitucional, Enrique Alfaro, anunció el pasado martes 17 de diciembre del año en curso el rechazo a la construcción de la planta termoeléctrica de ciclo combinado conocida como ‘La Charrería’. (…) consideramos muy atinada la decisión del Gobernador de no aprobar la planta termoeléctrica”.

Otro caso se dio el 24 de marzo de 2020, ese día el “Comité Universitario de Análisis sobre Salud Pública” de la UdeG, generó un desplegado señalando que “el Gobierno de Jalisco hizo del conocimiento público dos medidas muy importantes: 1) Solicitar el cierre de los aeropuertos internacionales de Jalisco (…) por el COVID-19; y 2) Aplicar pruebas masivas”.

Y continúa: “Es correcta y urgente la medida anunciada por el gobernador de Jalisco, Ing. Enrique Alfaro Ramírez, de cancelar los vuelos procedentes de las ciudades donde existe emergencia sanitaria”.

También puedes leer: Fiscalía de Jalisco descarta ataque contra medios de UdeG