¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

CASOMATATENA

Guarda silencio profesor de Colegio Matatena

Indigo Staff

Rafael Leopoldo Duarte Pereda, empleado del colegio Montessori Matatena, compareció ante el agente del Ministerio Público de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Delitos Sexuales, por la denuncia de abuso sexual en agravio de menores que asisten a ese plantel.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México informó que esta persona, quien se desempeña como empleado administrativo en el referido kínder ubicado en la colonia Extremadura Insurgentes, delegación Benito Juárez, se reservó su derecho a declarar.


Abr 21, 2016
Lectura 2 min

Rafael Leopoldo Duarte Pereda, empleado del colegio Montessori Matatena, compareció ante el agente del Ministerio Público de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Delitos Sexuales, por la denuncia de abuso sexual en agravio de menores que asisten a ese plantel.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México informó que esta persona, quien se desempeña como empleado administrativo en el referido kínder ubicado en la colonia Extremadura Insurgentes, delegación Benito Juárez, se reservó su derecho a declarar.

Duarte Pereda acudió la víspera a dicha Fiscalía en compañía de su abogado y se apegó al Artículo 20 Constitucional para no responder a los cuestionamientos del Ministerio Público, a quien solicitó conocer las imputaciones en su contra, luego del inicio de la averiguación previa el 9 de abril pasado.

Esta persona se comprometió a entregar en los próximos días su declaración por escrito y a presentarse todas las veces que se le requiera a la Fiscalía para la Atención de Delitos Sexuales.

En tanto, el procurador capitalino, Rodolfo Ríos Garza, afirmó en entrevista que a este asunto se le ha puesto la debida atención y prueba de ello es que los padres de los infantes han sido atendidos personalmente por la Fiscal en Delitos Sexuales.

Precisó que en este caso no existe flagrancia, por lo que se debe armar una buena investigación, a efecto de esclarecer los hechos que involucran a menores de entre dos y siete años de edad.

Dijo que se tienen que agotar los dichos de los niños para, en su caso, llevar el asunto ante un juez penal, por lo pronto las indagatorias continuán de acuerdo al debido proceso. (Notimex) 

Comentarios