El escándalo financiero conocido como “Paradise Papers” raspó a Zeferino Salgado Almaguer, cabeza visible del Grupo San Nicolás del PAN, su hermano Pedro Salgado Almaguer y el diputado federal panista, Carlos de la Fuente.

Todos fueron alcaldes del Municipio de San Nicolás. Zeferino Salgado durante el periodo 2006-2009; Pedro Salgado, 2009-20012, y Carlos de la Fuente, 2012-2015.

Los hermanos Salgado Almaguer y Carlos de la Fuente fueron relacionados con un grupo de accionistas de empresas “fantasma”, que no solo resultó beneficiado con la compraventa de un terreno propiedad del Municipio, sino ahora con contratos de Pemex.

Se trata de José Ángel Camarillo Cerda, su esposa Rocío Guillén García y su hermano Fernando Camarillo Cerda, quienes en 2013 realizaron este negocio millonario con el predio ubicado en la Colonia Anáhuac, en San Nicolás.

En ese año todos figuraban como dueños de Desarrolladora Especializada en Inmuebles MJL, una empresa “fantasma” que se utilizó como pantalla fiscal.

Ahora estos nombres aparecen como propietarios en la empresa “hechiza” Servicios de Alquiler en Hidrocarburos (SAH), con sede en Monterrey, asegura la publicación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

Detalla que estas personas no muestran una condición empresarial, incluso, divulgó fotos de los “empresarios” habitando viviendas humildes en una zona popular del municipio de Monterrey.

Sin embargo, los tres exalcaldes sí cuentan con propiedades de lujo en sectores exclusivos privados de la Colonia Anáhuac, en Potrero de Anáhuac y Ancestra.

Además, Zeferino Salgado posee un terreno en Portal del Norte, en el municipio de Zuazua, acondicionado para la práctica de gotcha, que ha mencionado entre sus amigos de la Anáhuac.

MCCI tuvo acceso a los 13.4 millones de archivos filtrados al diario alemán “Süddeutsche Zeitung”, con base a los cuales se realizó la investigación “Paradise Papers”, coordinada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ).

Los documentos revelan que estas compañías se asociaron con banqueros árabes para crear en Bermudas la empresa Menadrill Investment Company.

Esta organización revela que se localizaron negociaciones realizadas en paraísos fiscales de Bermudas e Islas Vírgenes, mediante las cuales se acordaba la triangulación de los contratos asignados por Pemex, que terminaban en manos de inversionistas extranjeros.

Dinero oculto

En el caso de  ‘Paradise Papers’ se exibe a personajes de diversos ámbitos con inversiones en paraísos fiscales:

> En 2013, la empresa Desarrolladora Especializada en Inmuebles MJL se utilizó como pantalla fiscal en la compraventa de un predio.

> Aparecían como socios, José Ángel Camarillo Cerda, su esposa Rocío Guillén García y su hermano Fernando Camarillo Cerda.

> Se ligó a los ahora exalcaldes, los hermanos Zeferino y Pedro Salgado Almaguer, y Carlos de la Fuente con los socios de la empresa que realizó la opera-ción con un predio propiedad del Municipìo de San Nicolás.

> Los socios de esa inmobiliaria aparecen mencionados en la investigación “Paradise Papers” como accionistas de Servicios de Alquiler en Hidrocarburos, con contratos con Pemex por casi mil millones de pesos en 2011.

Y una empresa en San Pedro

Otra empresa beneficiada con la renta de plataformas para Pemex es Industrial de Servicios & Outsourcing (ISO) con operación en el municipio de San Pedro, asegura Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

En esta compañía aparece Rodrigo Evaristo Ramírez Rosas, residente en San Pedro, y Diana Zendejas Sandler, señala MCCI.

Las empresas recibieron contratos por la renta de plataformas marinas por 16 mil millones de peos, revelan archivos del “Paradise Papers”.

Servicios de Alquiler en Hidrocarburos (SAH) recibió en 2011 un contrato por casi mil millones de pesos, mientras que Industrial de Servicios & Outsourcing (ISO), Pemex le asignó un contrato por 10 mil 300 millones de pesos.

Los contratos a ambas empresas continuaron durante un tramo del sexenio de Enrique Peña Nieto.

Piden a diputado aclarar el nexo

El coordinador de la bancada de Movimiento Ciudadano del Congreso local, Samuel García, aseguró que el diputado panista Carlos de la Fuente tendrá que aclarar su relación con socios exhibidos en el escándalo financiero conocido como “Paradise Papers”.

Además espera que el Sistema de Administración Tributaria (SAT) investigue a De la Fuente de por qué escondió dinero en el extranjero.

“Mientras el SAT no actúe y se quede en un simple quemón no sirve de absolutamente de nada… leyendo la investigación, quien estaba en funciones de alcalde era Carlos de la Fuente, ahora diputado federal.

“Y si hay otros funcionarios del PAN, tiene que rendir una explicación de dónde salió ese dinero y acabó en cuentas fiscales en el extranjero, como fiscalista les pueden decir que son tontos, porque desde el 2011 con el acuerdo FATCA, donde el intercambio de información es automático”, dijo el legislador de Movimiento Ciudadano.

Aseguró que lo más sano para la vida política de Nuevo León sería que renuncie De la Fuente a su cargo, así como Pedro Salgado Almaguer, quien está empleado en el PAN de Nuevo León.

“El SAT no batalla, llega, te embarca y confisca, ese dinero si se ponen las pilas las autoridades fiscales se lo van a quitar, y en ese dinero queremos que se esclarezca cómo salió ese dinero y acabó en esas cuentas.

“Que pidan los funcionarios la renuncia y den cara a un proceso que se les puede ir en contra por la Procuraduría o autoridad hacendaria”, considero García.

Cuestionó la situación financiera del diputado federal panista ahora que salió raspado en los documentos del “Paradise Papers”.


“Mientras el SAT no actúe y se quede en un simple quemón no sirve de absolutamente de nada… leyendo la investigación, quien estaba en funciones de alcalde era Carlos de la Fuente, ahora diputado federal”

Samuel García

Coordinador de MC en el Congreso local